La Comisión abrió expediente en el 2012 pero hasta la fecha no ha movido ficha
La Comisión abrió expediente en el 2012 pero hasta la fecha no ha movido ficha

La Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo ha admitido a trámite este martes 22 la queja presentada por el socio-director de Navas & Cusí, Juan Ignacio Navas en nombre de la Asociación Unión Médica Profesional (UNIPROMEL) contra el actual modelo de actuación de las las aseguradoras sanitarias. La petición admitida a trámite está abierta a adhesiones y en 48 horas ya ha recogido 479 adhesiones. “Creemos que se sumarán muchos miles de profesionales sanitarios españoles en práctica privada porque no afecta sólo a médicos, sino también a fisioterapeutas, enfermeras y dentistas y también a los pacientes; en España hay 12,9 millones de asegurados”, apunta Navas.

Denuncian que las compañías aseguradoras imponen sus honorarios -entre otras condiciones y restricciones- a los profesionales médicos privados mediante la determinación unilateral de una escala de tarifas, sin consultar ni negociar con los profesionales. 

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

“En caso de que un médico discuta dichas tarifas corre el riesgo de ser expulsado del cuadro médico de la aseguradora”, explica Dr. Juan Ignacio Guerrero, presidente de UNIPROMEL. Por su parte, Juan Ignacio Navas, apunta que esta práctica vulnera el art. 17.3 de la directiva 2016/97 de 20 de enero de 2016 sobre distribución de seguros que establece que los distribuidores de seguros no pueden establecer criterios de remuneración que afecten al mejor interés de sus clientes. “La directiva 2016/97 fue traspuesta con mucho retraso en el RDL 3/2020, pero en realidad no se está aplicando”, lamenta Navas. “Hasta el colegio de Médicos de Barcelona fue sancionado por publicar unos honorarios orientativos”, añade Dr. Juan Ignacio Guerrero, presidente de UNIPROMEL, quien denuncia que los baremos de las aseguradoras llevan congelados más de 30 años.

La directiva 2016/97 establece que las aseguradoras tampoco pueden evaluar el rendimiento de sus empleados si ese criterio entra en conflicto con el mejor interés de los clientes. “En el caso español, las aseguradoras no sólo evalúan el desempeño de los profesionales sanitarios sino que deciden en aspectos tan sensibles como los criterios de hospitalización para cada patología o los precios de las intervenciones ignorando el criterio del profesional que ha tratado al paciente, que desconoce esa injerencia en su enfermedad”, denuncia el Dr. Guerrero.

La práctica de las grandes aseguradoras sanitarias españolas supone -denuncia Navas- una restricción a la libertad profesional y al derecho a trabajar en el sector sanitario español. “Pero correlativamente, supone privar a los pacientes del derecho a la libre elección de profesional, desconociendo los precios de las prestaciones y provocando una merma de la calidad asistencial sanitaria”, señala el socio-director de navascusi.com. “Estas malas prácticas han quebrado la relación médico-paciente y el orden público sanitario”, lamenta el presidente de UNIPROMEL.

En la queja presentada ante el Parlamento Europeo -y ahora admitida a trámite- se recuerda la sentencia C-531/06 del Tribunal de Justicia de la UE con sede en Luxemburgo que exige que los farmacéuticos tengan “independencia profesional real” frente a los mayoristas sobre los que se sospecha interés económico. “Queremos que los médicos también puedan gozar de independencia real y esa lamentablemente no existe por culpa de la mala práctica de las aseguradoras, por ser contraria a sus intereses económicos”, concluye el Dr. Guerrero.

Competencia europea

La petición admitida a trámite en el Parlamento Europeo coincide además con una consulta pública de la comisión de Competencia de la Comisión Europea para el desarrollo de un reglamento de aplicación directa en los estados de la UE sobre el hecho de que convenios colectivos de profesionales pueda ser la base de la negociación con grandes empresas. 

Esta iniciativa tiene por objeto definir el ámbito de aplicación de la legislación de la UE en materia de competencia, a fin de permitir la mejora de las condiciones de trabajo a través de convenios colectivos, no solo para los trabajadores por cuenta ajena, sino también, en determinadas circunstancias, para los trabajadores por cuenta propia. 

“Esto abre la puerta a que una organización como UNIPROMEL pueda negociar con las grandes aseguradoras lo que sería un gran paso adelante; de aprobarse, podrían negociar conjuntamente dentro de cada centro o cuadro médico”, concluye el socio-director de navascusi.com.

Comentarios

Comentarios