Perro concursa en el Westminster Kennel Club Dog Show de Nueva York/Facebook
Perro concursa en el Westminster Kennel Club Dog Show de Nueva York/Facebook

Los españoles cada vez tenemos menos hijos y más perros. En 2015 nacieron 8.486 ninos menos que en 2014, con lo que el número de nacimientos ha bajado un 1,98%. En tanto que el número de canes se ha incrementado en un 10% y según un informe del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente actualmente ya hay en España 5.147.980 perros.

De esos cinco millones de perros, en hogares registrados y con chip hay 3.929.755. La Comunidad de Madrid ya cuenta con 270.000 de canes documentados, más que el resto de comunidades.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Es obvio que tener perro no es malo. Incluso puede ser útil por razones asistenciales o de compañía, pero sociológicamente es llamativo cómo el can parece haber sustituido a los ninos en una sociedad envejecida y abocada, en muchos casos, al drama de la soledad.

Aunque el perro, es bien llamado el “mejor amigo del hombre” y puede ser la mejor ayuda para personas discapacitadas, ciegas, ninos con necesidades especiales o incluso una mera compañía para una persona que vive sola… hay otra parte de poblacion que ha elevado a su mascota a niveles insospechados y con hijos o sin hijos en el hogar, puede llegar a invertir cifras escandalosas para «contentar» a su animal.

Manicuras, servicios de peluquería, hoteles de cinco estrellas o incluso testamentos donde el animal es el principal beneficiado son algunas de las extravagancias que se pueden encontrar.

Ganador del concurso del Westminster Kennel Club Dog Show de Nueva York 2014 /Facebook
Ganador del concurso del Westminster Kennel Club Dog Show de Nueva York 2014 /Facebook

Actuall ha hecho una valoración midiendo tanto los aspectos básicos como los caprichos más caros y en ocasiones innecesarios que una persona se gasta en su animal para comprobar si toda la economía que rodea al perro ha superado los estándares de la comunidad más exquisita.

El número de canes se ha incrementado en un 10% en los últimos años y solo en la Comunidad de Madrid hay documentados 270.000

Analizando el gasto anual y sumando todos los aspectos entre alimentación, vacunación, seguro, juguetes, peluquerías y hoteles, un perro puede llegar a costar al año 3.500 euros aproximadamente. Sin tener en cuenta ni la compra del animal ni los gastos de veterinario.

Compra del cachorro

Una de las mayores campañas que ha hecho el Partido Animalista (PACMA) se ha basado en la adopción de perros abandonados. Según el partido hay más de un millón de canes sin hogar, sin embargo hay personas que deciden acudir a un criador o a una tienda de animales para comprar un cachorro.

Un cachorro puede costar hasta 1.200 euros

Un cachorro de raza (Husky de alaska, Pastor alemán, Labrador o Chihuahua) y con pedigrí puede costar entre 800 a 1.200 euros.  

Vacunación

Por legislación es obligatorio vacunar al cachorro cada mes hasta que cumpla los cuatro meses y a partir de esa edad es obligatorio todos los años.

Desde los dos a los cuatro meses habrá que vacunarle de la “Polivalente” que cubre enfermedades como el parvo, el moquillo, la parainfluenza, la hepatitis y la leptospirosis. Tiene un precio de entre 20 a 50 euros según el veterinario.

A los tres meses, se le debe vacunar con el refuerzo de esta misma y a los cuatro meses de la rabia. Otros 20 a 50 euros.

En vacunas solo el primer año se gastan más de 150 euros

A los cuatro meses, hay que colocar al animal el microchip con un coste de 60 euros.

La vacuna de la rabia se tiene que renovar cada año un gasto de 30 euros anuales y la polivalente cada 3 años con un gasto de entre 20 a 50 euros.

En vacunas en el primer año se puede gastar de media 150 euros aproximadamente y en total de la vida del perro en vacunas se gasta unos 500 euros aprox.

Seguro para perros

Las clínicas veterinarias son un negocio muy rentable y aunque algunas clínicas sí que tienen precios razonables, lo cierto es que para entrar en un veterinario se tiene que hacer con la cartera llena.

Carmena ha quitado el descuento del 50% en la campaña de vacunación para perros, gatos y hurones

Y más desde que la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena haya decidido eliminar la subvención para la campaña oficial de vacunación antirrábica destinada a perros, gatos y hurones.

Hasta 2016 los dueños de canes han podido disfrutar de un 50% de descuento en vacunación. Pero ahora tienen que abonar el coste completo. La vacuna que antes podía costar 14 o 15 euros, puede costar hasta 50 euros.

Un seguro para perro puede costar 150 euros anuales

Además, al ser una vacunación obligatoria, los dueños no pueden negarse a ponerla porque no llevar al perro vacunado acarrea una considerable multa que alcanza los 200 euros.

Por todo esto, muchas personas se han decantado por la contratación de seguros para perros que cubren la asistencia veterinaria y daños al animal.

El seguro puede costar anualmente 150 euros.

Estos son los gastos obligatorios para tener un perro en casa. A partir de aquí se empiezan a contabilizar los gastos mensuales que incluye la alimentación, peluquería, higiene y objetos personales del animal.

Aunque muchos dueños de mascotas se limitan a cubrir sus necesidades básicas, muchos otros han decidido proporcionar a su mascota caprichos no aptos para todos los bolsillos.

Alimentación

Existen muchas marcas con precios muy dispares y muchos tipos de pienso, que si seco, húmedo, horneado… aunque previamente hay que abonar el gasto del bebedero y comedero… unos 4 o 5 euros, pero si se quiere con soportes ajustables el precio se eleva a los 30 o 40 euros.

En alimentación se puede gastar una media de 1.200 euros al año

En cuanto a su comida, hay dueños que no solo se limitan a alimentar a su perro sino que se involucran de tal manera que quieren que la dieta de su animal esté basada por ejemplo en omega 3 (40 euros de media por saco) o en proteínas (50 euros), o baja en grasas (40 a 60 euros), o incluso pienso de dieta entre (60 a 80 euros).

También hay quien decide cocinar una dieta casera a su animal con un coste de alrededor de 50 euros mensuales. Pero hay que tener en cuenta que esta dieta tiene que incluir un 60% de hueso con carne y músculo, un 25% de únicamente carne y finalmente un 15% de fruta, verdura, vegetales, huevos o vísceras, dos veces al día. Algo que incrementa los gastos mensuales y el tiempo exponencialmente.

En alimentación se puede gastar una media de 100 euros al mes y al año 1.200 euros.

Juguetes

Todo cachorro necesita tener tanto actividad fuera como dentro de la casa. El dueño del perro se puede gastar una media de 20 euros al mes.

Sin embargo, hay quien prefiere gastar más dinero y darle más caprichos a su mascota.

En total entre juguetes ropa y chuches, al año se puede gastar 100 euros al año

Se pueden encontrar en el mercado juguetes estilo de cuerdas, discos voladores, mordedores en forma de hueso, en forma de pesas, todo tipo de pelotas, juguetes “inteligentes” con dispensación de alimentos, tableros de fichas para que mejoren sus reflejos, o incluso juguetes antiestrés.

La cifra puede alcanzar los 80 euros al año en juguetes para sus mascotas.

Entre juguetes varios hay quién decide comprar ropa para su animal. Desde camisetas de la selección española para chihuahuas, chubasqueros para la lluvia, sudaderas y abrigos de invierno, zapatos para la nieve y hasta disfraces de superhéroes. El precio de la ropa para perros suele rondar los 15 euros.

prendas para perros

Las chucherías para perro también es otro gasto mensual, que puede llegar a costar alrededor de 10 euros por caja de galletas y que habrá que reponer cada mes.

Entre juguetes, ropa y chucherías, el animal acarrea un gasto de 100 euros al año aproximadamente.

Paseo, ocio y diversión

La mayoría de los propietarios de mascotas son los que les sacan de paseo, aunque últimamente se ha incrementado la cantidad de dueños que contratan este servicio a un tercero: los paseadores de perros, que tienden a cobrar ocho euros la hora.

A este coste fijo habrá que sumarle la correa o cadena para controlarle, artículos que se obtienen por unos 20 euros. Además de la caseta donde va a vivir el animal, que puede costar entre 60 y 150 euros.

Pero sin duda el mayor gasto es durante las vacaciones. Cada vez hay más espacios creados para animales y la oferta de hoteles y apartamentos donde se les permite entrar ha aumentado.

En 2016 los perros ya tienen piscina, más playas a las que ir y pueden viajar en metro

Parece que el 2016 ha sido el año de los canes en cuestión de privilegios. A principios de verano se publicaba el listado de las playas donde se permite el acceso de animales. En España ya hay más de 50 donde se están permitido los canes.

También se anunciaba la primera piscina para perros en la Comunidad de Madrid. La que fuera presentadora de Impacto TV, Elsa Martín ha creado en una finca de la localidad de Brunete, Campus Perrunouna piscina de libre acceso para canes y sus familias.

Y el broche ha que se permita el acceso de los perros al metro, decisión tomada por el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid, presidida por Cristina Cifuentes.

Cristina Cifuentes anuncia que los perros podrán viajar, junto a sus dueños y sin coste adicional, por la red de Metro de Madrid/EFE
Cristina Cifuentes anuncia que los perros podrán viajar, junto a sus dueños y sin coste adicional, por la red de Metro de Madrid/EFE

Viajar sin la mascota cuesta de media 300 euros si se deja en un hotel para canes

Si se quiere viajar con el perro los gastos se pueden incrementar. Por eso, hay quien decide no viajar con su mascota.

El precio normal de un hotel para perros ronda los 17 euros por noche, dejarle una semana de vacaciones sale aproximadamente a 120 euros por viaje.

Pero hay servicios que forman parte de los deseos de los dueños más extravagantes y exquisitos. La oferta de hoteles de lujo caninos se ha incrementado y una noche en estos hoteles de cinco estrellas puede alcanzar los 100 euros.

Uno de los hoteles de lujo canino más famosos es el Tiny Dog Hotel situado en Marbella. El animal puede disfrutar de piscina, spa, parque de juegos, guardería, comida orgánica, servicio de asistencia a domicilio, transporte y taxi, cuidado de convalecencia, reiki, socialización, condición física y adelgazamiento, un exclusivo aqua-gym o largos paseos en la playa.

Hotel de lujo para perros Tiny Dog Hotel/tinydog.com
Hotel de lujo para perros Tiny Dog Hotel/tinydog.com

Además, cuenta con servicio de belleza que por 45 euros el perro recibirá: lavado completo, baño de aromaterapia, acondicionador, corte a maquina o tijera, afeitado sanitario, cepillado y secado e incluso una sesión en la cinta de correr.

Aproximadamente, dejar a un animal en un hotel de lujo puede costar 350 euros.

Servicios de belleza

Otro de los servicios más demandados de los últimos años han sido la peluquería y el cuidado estético del animal. Aunque depende del establecimiento y la raza del can, un servicio de peluquería puede costar entre 30-60 euros.

Otro de los servicios de moda es el Spa para perros. En Madrid es famoso el centro PET SPA, donde por 45 euros el animal recibe un tour que cuenta con hidromasaje, lavado manual en bañera con jabones de aceite de ozono, cabina de secado con efecto relajante, secado manual, cepillado y masaje con crema de proteínas.

Servicio de hidromasaje para perros /PetSpa Madrid
Servicio de hidromasaje para perros /PetSpa Madrid

Los famosos y sus «afortunadas» mascotas

De belleza canina es algo que entienden bien celebridades de todo el mundo que son capaces de gastarse una fortuna en sus mascotas. La famosa heredera y DJ Paris Hilton, los actores Demi Moore o George Clooney o la cantante Mariah Carey han reinventado la expresión ‘vida de perros’.

Paris Hilton se gastó más de 300.000 dólares en una mansión en miniatura para sus Chihuahuas

Paris Hilton es famosa por gastar su fortuna en cuidados para sus trece mascotas, la mayoría de raza chihuahuas. Hilton llegó a construir una mansión en miniatura que le costó 325.000 dólares, y está equipada con aparatos de aire acondicionado, barandillas de hierro forjado, sillones de piel, y paredes de color rosa.

Mansión de los chihuahuas de Paris Hilton/Facebook
Mansión de los chihuahuas de Paris Hilton/Facebook

Otra de las famosas es la actriz Demi Moore que se gasta 700 dólares por sesión de acupuntura para su perrita ‘Vida Blue’.

Mariah Carey pagó 25.250 dólares en un hotel de lujo para sus ocho terriers, la estancia incluía paseos diarios, camas de hotel y comidas personalizadas cocinadas por chefs acordes al menú que envió previamente la artista. El recinto también proporcionó servicios adicionales de spa y peluquería.

Pero para excesos, el caso de George Clooney quién popularizó los cerdos vietnamitas como mascota. Para sus cuidados el actor mantenía a Max, su cerdo, en una rigurosa dieta, ejercicios programados por un veterinario y un personal trainer.

Hay países donde se las mascotas pueden ser las primeras beneficiadas en un testamento

Tampoco es raro encontrar testamentos donde el mayor beneficiado es el animal. Aunque en España no puede redactarse un testamento en el que algún heredero sea un animal en otros países como Gran Bretaña o Estados Unidos está a la orden del día.

Entre los afortunados se encuentra el gato de la millonaria británica Margaret Layne quién heredó una mansión valorada en 700.000 euros y un fondo de unos 145.000 euros.

La condesa alemana Karlotta Liebenstein también hizo millonario a su pastor alemán Gunter III y ahora su hijo, el también pastor alemán Gunter IV, posee un patrimonio estimado en más de 373 millones de dólares.

¿Es más un animal que una persona?

De ser un instrumento al servicio del hombre en la vida rural -la caza o el pastoreo-, el can se ha convertido en rey -o aspirante a rey- del hogar en la sociedad postindustrial. Y sorprende comprobar como se le puede llegar a dar más importancia a los perros que a las personas.

Cristina Cifuentes presentó el proyecto de ley de sacricifio cero en la Comunidad de Madrid/Twitter
Cristina Cifuentes presentó el proyecto de ley de sacricifio cero en la Comunidad de Madrid/Twitter

Así, en 2015, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes fue la cara de la campaña para la defensa de los animales, «Sacrificio Cero». El proyecto de ley introducía la prohibición del sacrificio de animales de compañía y solo se permitiría por motivos humanitarios, de salud pública, de sanidad animal o de seguridad. Cifuentes también aprobó que las multas por abandono o maltrato hacía los animales llegaran a los 30.000 euros.

La sociedad lucha por los derechos de los animales pero no por los derechos de los no nacidos

Una ley que a la portavoz de Derecho a Vivir, Gádor Joya le pareció indignante. En declaraciones para Actuall Joya aseguró que en pleno siglo XXI “es inconcebible que pueda haber alguien en su sano juicio que defienda el sacrificio en serie y por derecho de los seres humanos en el seno materno, e incluso destine fondos para ello mientras se aprueban leyes que protejan a los perros”.

De Miguel: «Es una buena actitud que en España se esté mostrando mayor sensibilidad por los animales pero no el extremo de tratarles como personas sustitutivas»

Sin embargo el animalismo (no sólo de perros sino también de gatos, caballos y otras mascotas) es una tendencia al alza en Occidente. Es significativo el auge del Partido Animalista (PACMA) que las elecciones del 26 de junio lograron 284.848 votos algo más que en las elecciones del 20D (218.944). En cambio, los partidos políticos provida siguen sin tener representación en el Congreso.

La presidenta de PACMA, Silvia Barquero, ha afirmado que el auge del partido, se debe a la enorme conciencia social que se está creando hacía la defensa de los animales. Pero sus mayores detractores contradicen esta teoría y exponen que se debe al desconcierto en la coyuntura política que ha vivido el país el último año.

Actuall también ha podido hablar con el sociólogo Amando de Miguel sobre el fenómeno de lo que humorísticamente podríamos llamar ‘perromanía’ en la sociedad española. A De Miguel no le parece mal, a priori, la mayor sensibilidad hacia los animales y el fenómeno de las mascotas: «Es una buena actitud que en España se esté mostrando mayor sensibilidad por los animales, algo que educa para la ternura».

Sin embargo, el sociólogo opina que hay otro extremo de personas que tratan a los animales como «personas sustitutivas» una tendencia que cree que se debe «a la soledad que aqueja a tantas personas».

«Pero aún así como todo en la vida, en el justo medio está la virtud», sentencia.

Comentarios

Comentarios