Un anciano sestea en un parque/ Pedro Ribeiro

Tras el anuncio de que el Gobierno ha sacado 8.000 millones de euros de la hucha de las pensiones para poder sufragar estos gastos partidos como el PSOE y Podemos pusieron el grito en el cielo. Y lo hacen pese a ser partidos que defienden que se dispare el gasto público. En un artículo de Carlos Salas en lainformación.com que por su interés reproducimos a continuación explica cómo solucionaría este problema la izquierda:

Vamos a ver: las fotocopiadoras están para hacer fotocopias; el cine para ver películas y los bancos para guardar dinero.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

¿Y la hucha de las pensiones? Pues para pagar pensiones. No se creó para especular en los mercados de deuda. Por eso el gobierno se acaba de gastar 8.000 millones de euros para pagar la paga extra de julio de los abuelos.

El Fondo de Reserva de la Seguridad Social se estableció para “atender las necesidades futuras en materia de prestaciones contributivas originadas por desviaciones entre ingresos y gastos de la Seguridad Social”. En dos palabras, si la Seguridad Social no era capaz de recaudar suficiente dinero para pagar a nuestros jubilados, se sacaría dinero de este fondo,  también llamado ‘hucha de las pensiones’.

El Fondo fue creado por Rodrigo Rato en 2003 para aprovechar las vacas gordas y ahorrar. Lo que haría cualquier familia sensata. La economía estaba creciendo como nunca. España tenía mucho dinero. La idea era prepararse para el periodo de vacas flacas, que es lo que está sucediendo desde que apareció algo llamado ‘crisis’.

La crisis supuso lanzar al paro a millones de personas. Sus salarios dejaron de financiar las pensiones, de modo que el Estado ha ido echando mano de la famosa hucha para que los pensionistas sigan recibiendo sus pagas. Hasta 2011 teníamos 66.815 millones de euros, el monto más alto. A partir de ahí empezó a vaciarse. Solo hay que pensar que el gasto en pensiones es el más alto del Estado: supone el 38% de los Presupuestos, es decir, más de 135.000 millones de euros. Y crece, y crece, y crece…

El gobierno se lo habrá gastado todo. ¿Por qué? Porque la Seguridad Social gasta más en pensiones que lo que ingresa. Está exhausta.

Los que se escandalizan de que el gobierno esté gastando ‘nuestros ahorros’ en pensiones, deberían prepararse para lo que viene. En un par de años no habrá más dinero en la hucha, según informó la Autoridad Fiscal (Airef). El gobierno se lo habrá gastado todo. ¿Por qué? Porque la Seguridad Social gasta más en pensiones que lo que ingresa. Está exhausta. Por más que crezca la economía, el paro seguirá siendo alto y no hay suficientes cotizaciones. Pero a medida que pasan los años habrá más y más pensionistas.

Además hay otro problema biológico: el problema no es que nos hagamos viejos. El problema es que no nacen casi ninos. Llegará un momento en que el número de personas de más de 65 años sea tan enorme, que no habrá dinero para pagarles. Este año ya ha sucedido algo terrible: el número de muertes superó al de nacimientos. Biológicamente vamos en retroceso lo que significa que los jovenes de hoy, que se quejaban de no tener futuro, deberían quejarse porque no van a tener ni pensiones.

La gente no recuerda que el PSOE ha dicho que va a crear un impuesto solidario para pagar pensiones. Podemos está de acuerdo.

Ahora, los partidos de la oposición están escandalizados y culpan al gobierno del hachazo a las pensiones. ¿Ah, sí?

La gente no recuerda que el PSOE ha dicho que va a crear un impuesto solidario para pagar pensiones. Podemos está de acuerdo. De modo que los que ahora protestan, estarían encantados de dar otro hachazo: pero no a la hucha, sino al bolsillo de los españoles.

No son más impuestos lo que necesitamos, sino más ninos. ¿Niños? ¿Qué es eso?

Sea quien sea el que vaya a gobernar este verano, tendrá que enfrentarse a este problema. Pero es más que un problema: es una amenaza a la estabilidad del país. Va a tener que tomar medidas muy feas.

Comentarios

Comentarios