Un padre junto a su hijo
Un padre junto a su hijo / Flickr

Organizaciones de padres de familia se manifestarán el 13 de julio desde las 16:00horas en las principales calles de Panamá, para evitar el adoctrinamiento sexual propuesto por el proyecto de ley 61 y las guías de educación sexual preparadas por el Ministerio de Educación.

Entre las organizaciones que participan se encuentran la Federación Nacional de Padres de Familia de Colegios Oficiales de la República de Panamá, la Alianza Panameña por la vida y la Familia, la Alianza Evangélica de Panamá. El punto de concentración será la iglesia del Carmen, desde donde partirán hacia la Plaza 5 de Mayo.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

El proyecto de ley 61 es promovido por Crispiano Adames, diputado del Partido Revolucionario Democrático (PRD) de Panamá, y entre sus artículos comprende el “derecho a la salud sexual y reproductiva”, término con la que los promotores del aborto suelen enmascarar esta práctica.

La propuesta legislativa de Adames incluye además el “derecho a la educación integral en sexualidad”, que toma terminología usada por la International Planned Parenthood Federation, matriz de la multinacional abortista Planned Parenthood Federation of America, acusada de traficar con órganos y tejidos de los bebés abortados en sus instalaciones.

De otro lado, el ministerio de Educación de Panamá estaría trabajando en cinco guías de educación sexual, elaboradas de la mano del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), con contenido similar al propuesto en el proyecto de ley 61.

Álvarez: “Esta ley obligaría a los colegios privados de idearios religiosos a que se diera este modelo de educación integral en sexualidad”

Tatiana Álvarez, integrante de la Alianza Panameña por la Vida y la Familia, advirtió que el proyecto de ley 61 “obligaría a los colegios privados de idearios religiosos”, como es el caso de las escuelas católicas, “a que se diera este modelo de educación integral en sexualidad”.

De acuerdo a la IPPF, de la que se inspira el proyecto del diputado Adames, su enfoque de “educación integral en sexualidad” tiene “un énfasis en la expresión sexual, la realización sexual y el placer”.

Para Álvarez, lo que promueve el parlamentario panameño atenta “contra la patria potestad y contra el derecho de los padres de elegir el tipo de educación”.

Con la marcha del 13 de julio, explicó, los padres de familia reclaman “el derecho de que no se nos imponga nada” y a “elegir el tipo de educación que queremos para nuestros hijos”.

“No queremos ese proyecto de ley, tampoco queremos esas guías”, señaló Álvarez, y precisó que los padres exigen que “todo lo que vaya a manos de nuestros hijos en temas de sexualidad, queremos verlo primero y poder tener la libertad de objetar en conciencia”.

Esta marcha, señaló, pretende advertir a los políticos de “no les vamos a permitir que se extralimiten”. “Lo que nos une en este momento es la inocencia de nuestros ninos”, aseguró.

La Iglesia se pronuncia

En un comunicado publicado a fines de junio, el Arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa Mendieta, aseguró que “la Iglesia dice sí a una educación en la sexualidad, afectividad y en valores”, al tiempo que “se opone firmemente a un sistema de información sexual, separada de los principios morales”.

El Prelado indicó además que “los padres tienen el derecho y el deber inalienable de educar a sus hijos y quienes colaboren en esta tarea, deben hacerlo siempre bajo su dirección solícita, tanto en casa como en los centros educativos”.

El Papa ya dijo que la educación sexual solo puede entenderse “en el marco de una educación para el amor, para la donación mutua”

En un mensaje difundido el 5 de julio, la Conferencia Episcopal Panameña recordó que el Papa Francisco, en su encíclica Amoris Laetitia, dijo que la educación sexual solo puede entenderse “en el marco de una educación para el amor, para la donación mutua”.

Los obispos panameños alentaron además a autoridades y padres de familia “a buscar caminos de diálogo y respeto para lograr entre todos un mejor futuro para la niñez y juventud panameña”.

La plataforma defensora de la familia CitizenGO lanzó una campaña de recolección de firmas, dirigida, entre otros, al presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, y al diputado Crispiano Adames, para que frenen el proyecto de ley 61 y las guías de educación sexual. Para firmar, puede ingresar a este enlace.

Esta noticia fue publicada originalmente en AciPrensa.

Comentarios

Comentarios