En torno al 70% de los alumnos de Primaria de los colegios públicos de Córdoba elige la asignatura de Religión, según CCOO y CSIF, una asignatura que la Consejería de Educación tiene previsto reforzar este curso aumentando el horario lectivo. De esta forma, todos los centros deberán impartir al menos una hora a la semana entre primer a tercer curso y dos horas de cuarto a sexto curso.

Hasta ahora, “había una mayoría de centros públicos que impartía hora y media de Religión en todos los cursos, frente a una minoría que se quedaba en el mínimo, una unidad horaria de 45 minutos (el resto de horario lectivo se cubría con tutorías, claustros, reuniones de departamento…), y otros, también casos excepcionales, que ofrecían el máximo de dos horas”, según Patricio Pérez, responsable de Educación de CCOO, que señala la disminución al menos en un 20% del alumnado de Religión a partir de Secundaria. Para el sindicato, “los padres eligen Religión para no señalar a sus hijos”, según recoge el Diario Córdoba.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

La nueva normativa, que se publicó a finales de junio y que no estaba prevista por los equipos directivos al cierre del curso pasado, obligará a reestructurar los horarios para recolocar los efectivos disponibles y, en ciertos centros, exigirá contar con más profesores a partir de septiembre. La cifra exacta aún no ha sido facilitada por la Consejería de Educación. El sistema de acceso de estos docentes en los centros públicos es muy distinto al del resto, ya que depende del Ministerio de Educación y no de la Junta y es la Iglesia y no una institución académica quien certifica su idoneidad. 

Según CCOO, «el Obispado establece el orden en la bolsa según su criterio», lo que supone «una anomalía» que debe corregirse «sacando la asignatura de Religión de las aulas y de los claustros y convertirla, como mucho, en una actividad extraescolar». Cabe recordar que la asignatura de Religión volvió a ser evaluable cuando la Lomce entró en vigor y desde entonces, su nota cuenta en el expediente del alumno.

Por su parte, CSIF ha criticado que la Consejería de Educación haya modificado la carga horaria «de forma unilateral y a través de unas instrucciones en lugar de con un decreto». Defiende además los derechos laborales de estos docentes y afirma que en Córdoba han detectado «una situación anómala al rescindir los contratos de decenas de maestros de Religión por otros nuevos contratos y minoración sustancial del número de horas de clase a impartir», lo que podría ser motivo de denuncia ante los juzgados.

Comentarios

Comentarios