Protesta en Ontario (Canadá) contra la imposición de una educación sexual a los ninos en contra del criterio de sus padres. / LSN
Protesta contra la imposición de una educación sexual a los niños en contra del criterio de sus padres. / LSN

El estado de Califonir aprobó en 2016 la Healthy Youth Act por la que en los colegios, los alumnos de Primaria iban a recibir educación sexual en la que se iban a impartir temas como orientación sexual, identidad de género o violación.

Sin embargo, el estado no contaba con el rechazo de los padres de algunos colegios que rechazan ese tipo de educación sexual a sus hijos a tan temprana edad. Por eso en el Fremont Unified School District de California ha conseguido, tras una acalorado debate que se prolongó hasta altas horas de la madrugada, que el distrito escolar haya rechazado ese currículum de educación sexual.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

“Presentan como normal que tener relaciones sexuales a esa edad (10 años) esté bien, y no lo está. Te lo presentan como lo más normal. Y no es normal a esa edad”

El nuevo programa, que se ha conocido como el de las “Tres R: derechos [‘rights’ en inglés], respeto y responsabilidad”, levantó mucha polémica entre los padres. “Presentan como normal que tener relaciones sexuales a esa edad esté bien, y no lo está. Te lo presentan como lo más normal. Y no es normal a esa edad”, ha explicado uno de los padres -esos cursos se dirigen a niños a partir de 10 años-.

Algunos de los padres también se han quejado porque el curso es en general “demasiado explícito“, y aunque no han ido más allá, se puede entender entre líneas lo que puede contener ese curso en imágenes y explicaciones.

El plan de estudios incluía información sobre “acoso sexual, abuso sexual, abusos en las relaciones entre adolescentes, la violencia en la pareja y el tráfico sexual”. Y los centros escolares debían ofrecer “comprensiva, exacta e imparcial” información sobre salud sexual y prevención de VIH y proporcionar a los estudiantes “el conocimiento y las habilidades que necesitan para desarrollar actitudes sanas para el crecimiento y desarrollo adolescente, la imagen del cuerpo, el género, la orientación sexual, las relaciones, el matrimonio y la familia”, según el texto de la ley.

También te puede interesar:

Alicia Rubio: “Los cursillos de educación sexual en las aulas bordean la corrupción de menores”

Comentarios

Comentarios