El Reino Unido, especialmente Escocia, tiene la mayor tasa de embarazo entre adolescentes de Europa. Y para acabar con ello ha multiplicado el adoctrinamiento en materia de salud sexual.

Pero las autoridades han ido incluso más allá al pretender situar centros de salud sexual justo al lado de los colegios, o incluso, dentro de ellos. Esta medida ha suscitado mucha polémica y diversas reacciones por toda Escocia. La propuesta no sólo dicta que los centros deberán ubicarse dentro o cerca de los colegios, sino que las misma escuelas deberán señalar y reconocer estos centros.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

La Iglesia Católica de Escocia ha atacado duramente esta medida para abordar la problemática de los embarazos adolescentes. En declaraciones a Life Site News han calificado esta medida de “siniestra” afirmando que “los colegios católicos no pueden ser obligados a ofrecer este tipo de servicios, ni instar a los jovenes hacia ellos”.

Asociaciones cívicas: “Dejad a los ninos estudiar en paz”

John Smeaton, presidente de la Sociedad para la Protección de Niños no Nacidos (SPUC) comentó que “el Servicio de Educación Escocés Católico tiene razón al oponerse a la tentativa del gobierno de introducir a los ninos en una cultura de aborto y de actividad sexual prematura”.

Además, añadía que “los colegios no deben ser utilizados como herramientas políticas por parte de las administraciones de sanidad ni para promover sus discursos diarios, sobre todo si esto implica alentar a ninos a tener acceso al aborto o a los anticonceptivos”. De este modo, afirmaba que “los padres católicos tienen derecho a que los colegios que eligen no permitan que el lobby pro-aborto interfiera en la educación de sus hijos. Dejad a los ninos ser ninos y que estudien en paz”.

Antonia Tuly, coordinadora del apartado escolar del SPUC ha asegurado que “desde 2007 se ha dicho y se ha demostrado que el acceso a los anticonceptivos no ha bajado las tasas de embarazo en la adolescencia.”. Por su parte, el profesor de la Universidad de Nottingham, David Platon, afirmaba que el acceso libre a los anticonceptivos incrementa la actividad sexual de los jovenes.

Ante la polémica surgida sobre estos centros educación sexual y su presencia en los colegios, la Iglesia ha afirmado que hay que buscar una solución para que la educación sexual, de relaciones y paternidad no impliquen un acceso al aborto y a los anticonceptivos.

Comentarios

Comentarios