¿juguetes sexistas? Los niños y las niñas prefieren determinados juguetes por un amplio margen, según numerosos estudios.
¿juguetes sexistas? Los niños y las niñas prefieren determinados juguetes por un amplio margen, según numerosos estudios.

La revista especializada Archives of Sexual Behaviour (Archivos de Comportamiento Sexual) ha publicado recientemente un estudio titulado ¿Cómo son de grandes las diferencias sexuales en la preferencia de juguetes? Una revisión sistemática y un metanálisis de las investigaciones sobre preferiencias en juguetes.

Dicho estudio concluye que el meta análisis de diferencias por sexo en la preferencia infantil por los juguetes son «grandes y confiables». Esto es, que, como ha sido generalmente aceptado por la experiencia hasta la llegada al discurso público de la ideología de género, hay juguetes «de chicos» y juguetes «de chicas». Al mismo tiempo, los estudios analizados sostienen que los juguetes considerados neutros son más preferidos por las niñas que por los niños.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

El estudio subraya que «el resultado del meta análisis sugiere que niñas y niños muestran diferencias relacionadas con el sexo [en la elección de los juguetes] de magnitud similar». Dicho de otra manera, que niños y niñas se siente identificados con sus juguetes favoritos en parecida proporción, lo que revela una consistencia natural.

Para realizar el estudio se revisaron más de 3.500 fuentes científicas, de las que se estudiaron en profundidad 75, después de descartar las que no abordaban la cuestión objeto de estudio, no tenían base científica, no intervenían niños o no contaban con estadísticas comparadas.

Los investigadores Jac T. Davis y Melissa Hines encontraron que con independencia del método utilizado (incitando a una elección, o dejando libertad para el juego) los resultados se mantienen muy parecidos a lo largo del tiempo. Cabe destacar que los trabajos científicos estudiados fueron realizados desde finales de los años 70 hasta nuestros días en niños de entre 3 meses y 11 años de edad. Una buena parte de ellos utilizaron en exclusiva coches y muñecas.

En contra de los que dicen estos estudios, no son pocas las instancias políticas de todas las tendencias que han elaborado guías basada en la ideología de género y el feminismo radical. Incluso, cada año en las fechas navideñas, cuando mayor número de regalos reciben los niños, se denuncia que lso catálogos de las tienda separen juguetes de niños y de niñas o que se identifiquen unos colores con unos más que con los otros.

Algunos incluso se atreve a insinuar que esta tendencia, comprobada cientificamente como natural en la infancia, no es sino un factor que sitúa «a las mujeres en los empleos con menor valor».

Comentarios

Comentarios