Anne junto a sus amigas.

Anne es una joven con síndrome de Down que asistía al colegio secundario de Indiana. Fue porrista, jugó al tenis e incluso fue seleccionada como princesa del baile de egresados. Su condición nunca le impidió realizar sus sueños. Uno de ellos, quizás el más importante, fue el de poder asistir a una universidad.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora
Se graduó de la secundaria Zionsville en Indiana en el año 2017. A pesar de siempre tener asumido que asistiría a la universidad, sus padres temían que ninguna de las instituciones estuviese preparada para recibir a Anne, según ha relatado Infobae.

Su madre en declaraciones al Daily Mail asegura que la animan “a que haga todo lo que ella quiere hacer, probar cosas, divertirse, pero también está en la tarea de los padres el saber omitir ciertas cosas por desconocimiento o incluso por miedo a desilusionar”.

Anne llegó una mañana del colegio muy triste ya que sus padres nunca le habían mencionado el tema de las universidades, y fue entonces cuando su padre John, se puso buscar las universidades que tenían programas para estudiantes con problemas o anomalías, elaborando de esta manera un listado de 200.

Anne como toda chica, quería la experiencia completa, si iba finalmente a la universidad, quería vivir en el campus durante los cuatro años de la carrera que eligiera. Se inscribió en cinco universidades y fue aceptada en la universidad de Virginia que tiene un programa de cuatro años para estudiantes que tengan discapacidad.

Sus padres no sabían si Anne entraría en la universidad, ya que son muchas las personas que quieren acceder a ese programa, alrededor de 100, y solo aceptan a 16 de ellas.

“Es duro para unos padres mandar a un hijo lejos de casa, pero tenemos que apoyarla como hicimos con nuestros otros hijos”

Sin embargo fue una de las admitidas. “Es duro para los padres mandar a los hijos lejos de la casa, pero esta es una experiencia totalmente distinta, no era nuestro plan, es su plan y sentimos que tenemos el trabajo como padres de apoyar este proyecto, tal como lo hicimos con nuestros otros hijos”, han explicado los padres.

Anne espera estudiar gastronomía o algo que le permita trabajar con más gente, así como aprender a desarrollar sus habilidades y vivir independientemente.

Comentarios

Comentarios

Compartir