Miembros del sindicato USO durante una protesta contra la reducción de las horas de religión en las escuelas.
Miembros del sindicato USO durante una protesta contra la reducción de las horas de religión en las escuelas.

El Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJB) ha vuelto a sentenciar contra el Govern de la comunidad autónoma por discriminar la asignatura de religión con respecto a otras materias, y ha decretado la nulidad del decreto gubernamental.

Con esta sentencia el TSJB ha dado la razón al sindicato Unión Sindical Obrera (USO), que había presentado la demanda contra la decisión del actual Ejecutivo, de mayo de 2016, por la que reducía las horas de la asignatura de Religión, de una hora y media semanal, a una sola hora. Para el sindicato, esta medida que causó «el despido de 80 docentes«, según han manifestado fuentes del sindicato a Actuall, incumplía además el acuerdo entre la Santa Sede y el Estado español, además de atentar «contra el derecho de elección de los padres para educar a sus hijos según sus creencias«.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Pese a que el Govern ha alegado que el número de horas impartidas era superior a las mínimas establecidas, los jueces han determinado que con esa medida no se trataba de la misma manera a la asignatura de religión que al resto de asignaturas.

Religión se redujo de manera significativa y según el tribunal hubo «una voluntad de dispensar a la asignatura de religión un tratamiento discriminatorio frente al resto de asignaturas»

Por ese motivo la Sala ha establecido, tras hacer una comparación con el resto de asignaturas troncales y específicas que sufrieron algún recorte a raíz de este decreto, considerando a la asignatura de Religión entre las específicas, que religión se redujo de manera significativa en relación a otras materias de ese mismo bloque.

Trato «diferenciado» a la asignatura de Religión

La misma sentencia, de manera rotunda ha mostrado cómo en el actuar del Govern hay «una voluntad administrativa de dispensar a la asignatura de Religión un trato diferenciado, que redunda en un tratamiento discriminatorio frente al resto de asignaturas».

El Ejecutivo balear ya ha anunciado que recurrirán la sentencia, y desde el sindicato USO esperan que el Tribunal Supremo les «vuelva a dar la razón», ya que es una «clara vulneración de los derechos de los padres a educar a sus hijos según sus propias convicciones».

«Nosotros no sólo defendemos unos derechos que creemos importantes, sino que también confiamos en que la sentencia definitiva, permita el regreso de los 80 compañeros despedidos por esta reducción», han manifestado desde el sindicato.

Comentarios

Comentarios