En 2017 el grupo de Ciudadanos de la Asamblea de Madrid lograba que el Pleno aprobase la Ley de Gratuidad de libros de texto y material escolar. Contra lo que parece el título de la ley, ésta no se basa en el «todo gratis», sino en el préstamo, en heredar, en el trueque.

La idea de que cada colegio pudiera ir teniendo un banco de Biblias, diccionarios, atlas, libros de lectura, parece una idea sensata y por ello, eficaz.Y promover el trueque de libros es de lo más progresista y ecológico. No como la tontería de no comer carne o de no dejar que nadie viole a la gallina por coger sus huevos para alimentar a la humanidad.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Esto es lo que se hace desde siempre en el seno de las familias y con más profesionalidad en las familias numerosas. Esperando a que el hermano mayor creciera para heredar sus camisetas o conseguir sus botas de fútbol o el libro de historia con todo lo importante subrayado,…Y lo de forrar los libros a la vuelta de vacaciones, y poner la etiqueta con tu nombre,  o apellido mejor. Para que sirviera para el siguiente hermano o el primo pequeño.

Algunas cosas son imposibles de heredar porque se rompían antes de que acabara el curso. Como los zapatos o los pantalones o los estuches con todo lleno de tinta de los bolígrafos… Parece que este sistema de reciclaje mola y han querido que todo el mundo participe, para que a final de curso no se tiren a la basura montañas y montañas de libros, cuadernos, uniformes… Además, así el gasto excesivo se recorta y las familias que pedían un crédito bancario para la cuesta de septiembre, ya no lo tendrían que hacer.

Pues bien, llega 2017 y se aprueba la ley. Sin restricción ni discriminación, por renta o por elección de colegio. Sin embargo, el problema no acaba cuando se aprueba una ley. Más bien es cuando empieza el problema. Hay que desarrollar una norma para regular la aplicación de la ley.

Esto es el Programa ACCEDE. ¿Y por qué es un problema? Pues porque no responde a la intención de la ley.Primero porque diferencia entre familias de la escuela pública y familias de la escuela concertada. La escuela privada queda fuera desde el principio.Así que este programa ya no es una ley para todos, sino solo para algunos. Después porque el dinero que se destina a cada colegio para abastecer de libros de texto y material escolar es diferente y sin saber a qué responde esa diferencia. Sin transparencia.

No sabemos si la cantidad adjudicada es por el numero de alumnos que han solicitado entrar en el programa Accede, o por la renta media de las familias de cada colegio, o por la zona donde está cada colegio o si hay otras razones arbitrarias.

Muchos colegios ni siquiera han informado a las familias sobre este programa por la imposibilidad de gestionarlo

Tercera critica al programa es que se ha negociado con las editoriales, para bien de éstas.  Pero no se ha tratado con las familias. Si tengo 5 hijos que se llevan un curso escolar, ¿por qué no pueden heredar el mismo libro de matemáticas? En cambio negocian con las editoriales que ese libro cambie cada 4 años  para que haya que comprarlo nuevo y no pierdan dinero porque hay una familia con 5 hijos que se va pasando año tras año el mismo libro de matemáticas. 

Tampoco es lógico que si se ha aprobado una ley, se desarrolle un programa para gestionar su aplicación al que te tienes que apuntar. ¿Y si no te enteras? ¿Y si no te lo dicen? En octubre de 2017 la asociación de familias numerosas de Madrid tuvo acceso a un documento que servía para apuntarse al programa Accede.

Casi nadie lo sabía.  Pues bien, lo publicamos en Facebook y tuvimos más de 74.000 visitas de familias que no tenían ni idea de la necesidad de apuntarse para acceder a los beneficios de una ley que se había aprobado para todos.

IMG_20190904_112139_653.jpg

Y lo peor, muchos colegios ni siquiera han informado a las familias sobre este programa por la imposibilidad de gestionarlo o por evitarse una complicación.Porque esa es otra crítica al programa Accede. Los colegios son los encargados de gestionar y tramitar que las familias se apunten, remitirlo a las áreas territoriales, recibir el dinero adjudicado, comprar los libros de texto y material donde puedan, hacer lotes y entregarlo a las familias.

Y las pijadas para las familias son que si te apuntas, tienes que dar los libros primero, aunque tengas hijos para heredarlos, sin forrar ni con el nombre, ni subrayados ni corregidos ni alguna página doblada,… Y si el libro prestado se pierde, estropea o se subraya o se forra, pues o lo pagas o te quitan del programa.

Así, muchos colegios exigen a las familias una fianza que puede ser de 10€ o de 200€.Y todo este embrollo de programa no tiene en cuenta las contraseñas del libro digital. Estas contraseñas tienen una validez de 1 año y te las facilitan con cada libro nuevo, comprado. Si te prestan el libro o lo heredaste o lo cambias con la vecina o «accedes» al programa Accede con el libro del año anterior, te quedas sin contraseña. O la puedes pagar, el 89-90% del coste del libro. Otra forma de diferenciar a los alumnos y sus familias. Tendrás acceso al libro digital si lo puedes pagar. Sino siempre te quedará el programa Accede en el cole público. En el concertado lo están buscando.

Comentarios

Comentarios