Clase de religión.
Clase de religión.

El secretario general de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Luis Argüello, ha asegurado que asistir a la clase de Religión es «cosa de héroes» si se imparte a primera hora o última de la tarde del viernes y si además deja de computar para la nota media, tal y como plantea el anteproyecto de reforma de la Ley Educativa, que ya se conoce como ‘Ley Celaá’. Por ello, los obispos no ven «adecuado» que deje de ser «computable» y proponen una redistribución de horarios.

«Si la clase de Religión no tiene otra clase de respaldo, si además se pone a las 8:00 horas o a las 14:00 horas de un viernes, cuando los chavales están deseando marcharse, y si además no tiene repercusión en el expediente académico, aunque sea evaluable, pues ciertamente apuntarse a clase de Religión es una cosa de héroes», ha indicado Argüello este jueves 13 de diciembre en una entrevista concedida a Europa Press.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

En este sentido, y en relación a la reunión que mantuvo el pasado 3 de diciembre con la ministra de Educación, Isabel Celaá, el portavoz de los obispos ha defendido que la clase de Religión siga siendo «computable» para la nota media. «Nosotros defendemos, porque lo dicen Acuerdos Iglesia-Estado, que Religión sea equiparable a las asignaturas troncales. En ese sentido, si la asignatura deja de ser computable a estos efectos, no nos parecería adecuado», ha explicado.

Celaá aseguró tras la reunión que la Iglesia «entiende» que la materia deje de ser computable. Si bien, Argüello ha puntualizado que donde hubo acuerdo con la ministra fue en que la asignatura continúe siendo «evaluable», pero no en el asunto de la computabilidad. «Es ahí donde no estábamos de acuerdo», ha apostillado.

Asimismo, ha señalado que durante la reunión hablaron de la posibilidad de «una distribución de horarios diferente», de forma que todo el contenido de la asignatura de Religión pueda impartirse en uno solo de los dos cursos de Bachillerato.

«Nosotros decíamos, por ejemplo, que si tenemos clase de Religión en 1º y 2º de Bachillerato, pudiéramos aceptar tenerla en un solo curso, pero en vez de tener en un curso solo el horario de primero, sumar el de primero y segundo. Pudiera ser que no hubiera Religión en todos los cursos pero cuando la haya, que se mantenga la carga lectiva», ha sugerido.

 

Comentarios

Comentarios