Material adoctrinador de FELGTB para uso con menores en las aulas.
Material adoctrinador de FELGTB para uso con menores en las aulas.

El Orgullo Gay 2019 ha dejado en evidencia que no todo es ‘gay’ ni ‘guay’ en esa semana festiva, como miles de madrileños sabemos y numerosos vecinos sufren. Con motivo de tan entrañable festividad he recuperado este artículo que Actuall tuvo a bien publicar hace un año y que explica la estrategia LGTBI respecto a las empresas.

Y es que por si no lo saben la ideología LGTBI tiene poco que ver con la reivindicación de derechos que no parece que les falten a este poderoso y bien financiado grupo social. Como bien explican mis buenos amigos Agustín Laje y Nicolás Márquez, los dogmas que profesan estos grupos no son para el ámbito de sus relaciones privadas sino para imponerlos en todos los espacios públicos sin excepción, con carácter expansivo y afán totalitario. 

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

En definitiva, como sucedió con el marxismo -del cual la ideología de género que incluye la LGTBI es heredera- se trata de transformar la sociedad en su conjunto abarcando todo. Por eso hay un capítulo dedicado a la educación en las leyes LGTBI existentes en la mayoría de las comunidades autónomas. Y por eso la todopoderosa y multimillonaria Federación Española de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB) ha publicado recientemente su Guía de Familias en las aulas’.  El objetivo de la publicación es loable: ‘Guía práctica de herramientas y recursos educativos de Diversidad Familiar’. 

“Junto a la familia clásica o nuclear, en las últimas décadas se han ido incorporando otras como las de progenitores separados o divorciados, reconstituidas, monoparentales, adoptivas o acogedoras, multiétnicas u homoparentales, entre otras”, se explica en la introducción. Sigamos leyendo sin prejuicios y luego comentamos.

“Esta revolución social” -sigue diciendo la Guía-”tiene que pasar necesariamente a las aulas para que todos los menores vean reconocida la realidad de su hogar en el sistema educativo y para que el conjunto del alumnado sepa y conozca que son múltiples las formas de poder constituir una familia”.  Ese es el tema, el núcleo de la publicación.

¿Y cuáles son las herramientas y recursos para lograrlo? Pues la FELGTB proporciona unas cuantas. Yo he seleccionado estas:  

– «Apostar por la celebración del Día Internacional de la Familia, establecido por Naciones Unidas el 15 de mayo. Habría que reflexionar sobre el dolor que pueden causar celebraciones como el Día del Padre o el Día de Madre, teniendo en cuenta que hay muchas estructuras familiares en las que estas figuras no existen».

– «Hay que intentar elegir aquellos textos escolares que no solo reflejen la estructura familiar nuclear clásica (madre-padre e hijos viviendo en el mismo hogar)».

– «Envío de literatura infantil LGTBI a los centros. Junto con el envío de los libros se informa a la Administración y a los responsables del centro de la presencia de familias homoparentales y de la importancia de tener en cuenta y trabajar los aspectos de diversidad familiar y afectivo sexual. Entre ellos, el cuento ‘Nicolás tiene dos papás’. Narra la historia de Nicolás y sus dos papás: Sebastián y Pablo. Nicolás y sus compañeros de clase comparten las experiencias que viven en su entorno familiar, concluyendo que las familias están compuestas, sobre todo, de amor y respeto».

– «Confeccionar su propio árbol genealógico de forma sencilla y divertida. Se presenta como una oportunidad para indagar en los diferentes modelos familiares a través de su representación gráfica».

El respeto a la diversidad personal y familiar, señores de la FELGTB, no puede ser un pretexto para adoctrinar a los menores en las aulas. No nos timen, por favor

Pero mis actividades ‘preferidas’ son de otra guía enlazada en la publicación. Lleva el bonito título de ‘Guía didáctica somos Amor: Historias de familias diversas’ y ha sido editada por el Ayuntamiento de Zaragoza. Este documento merece una tesis doctoral pero les regalo un par de actividades dirigidas a alumnos de Educación Secundaria Obligatoria (ESO):

1. Leer en clase estas frases en voz alta: Un verdadero hombre no llora jamás. / Una mujer puede amar a otra mujer. / Ser mujer es tener vulva. / Un hombre puede maquillarse y seguir siendo un hombre. / Para ser mujer tienes que tener vulva y vagina. / Una mujer puede no ser femenina. / Si un hombre ama a otro hombre, deja de ser un verdadero hombre. / Existen hombres adultos que no tienen barba. / Los genitales no definen tu identidad. / Hay personas que se consideran hombres y mujeres a la vez y otras ninguna de las dos.

Después de oír cada frase, quienes estén de acuerdo con las afirmaciones se levantarán de la silla, o levantarán la mano, o se pondrán en un extremo del aula, y quienes no estén de acuerdo no lo harán. Se pregunta el por qué están o no de acuerdo con cada frase. Posteriormente reflexionar sobre las consecuencias de cada uno de los estereotipos vistos y las posibles formas de cambiarlos. Se puede aprovechar para explicar algunos conceptos o aclarar ideas respecto a los estereotipos de género y la diversidad sexual.

2.  En primer lugar se hacen tarjetas (pueden ser post-its) con distintos personajes: gay, mujer trans, niño trans, lesbiana, hombre heterosexual, mujer bisexual, etc. Se pueden añadir otras variables como la edad o el origen: gay africano, mujer mayor lesbiana, hombre trans sirio refugiado, etc.

Se le coloca un cartelito a cada persona en la frente de manera visible y que no se caiga, sin que nadie vea lo que le ha tocado. Cuando todo el mundo tenga su cartelito puesto el grupo entero comienza a interactuar, tratando a cada quien tal y como creen que la sociedad trata a la persona que representan. Después de un rato interactuando, cada quien deberá decir qué personaje cree que es, en función del trato que ha recibido.

Bueno, pues ya lo saben. Resulta que para que el niño que tiene una familia “diferente” a la clásica o nuclear, según la FELGTB, hay que hacer esos jueguecitos y convencer a los niños de familias formadas por un padre y una madre de que a lo mejor son un poco raritos. 

La diversidad familiar no es una realidad nueva. La adopción de niños, la carencia de padre o madre por fallecimiento y la separación matrimonial o el abandono de familia por parte de un cónyuge han existido hace muchísimo. Y los niños que viven en casas de acogida, tutelados por la Administración. Y los que viven en una especie de clan familiar en el que no hay padre pero hay un abuelo…

Es cierto que existe diversidad familiar y personal. Y debe respetarse escrupulosamente. Para ello basta con ser cuidadosos en lo que se le pregunta a los niños y jóvenes. Y precisamente hay que evitar que un niño o un adolescente se sienta incomodado con preguntas sobre su intimidad, su familia, su origen o su entorno. He editado durante quince años materiales didácticos para adolescentes y les aseguro que se puede -y se debe- evitar interrogatorios directos o ejercicios prácticos de redacción o dibujo del estilo “en qué trabaja tu padre, a qué se dedica tu madre o si tienes un familiar en paro”. Porque a lo mejor no tiene padre o madre o tiene a toda la familia en paro. En el caso del padre a veces no sabe ni quién es.

El respeto a la diversidad personal y familiar, señores de la FELGTB, no puede ser un pretexto para adoctrinar a los menores en las aulas. No nos timen, por favor.

Comentarios

Comentarios