Salvador Martí y Juan José Cortes, con la marioneta Alexia.
Salvador Martí y Juan José Cortes, con la marioneta Alexia.

Más de 12.000 personas han firmado ya en apoyo de Salvador Martí, un policía local de Logroño, que ha denunciado que los grupos LGTBI de La Rioja y el concejal socialista Kilian Cruz están intentando acabar con el programa ‘Proyecto Alexia’ que el propio funcionario promueve. Esta iniciativa se presenta en colegios y con la ayuda de una marioneta, Alexia, enseña a los niños a defenderse de los abusos sexuales, cómo reaccionar si se han perdido y qué hacer para evitar secuestros y otros peligros que acechan a los menores.

La petición ciudadana que respalda a Salvador Martí está dirigida a la alcaldesa de Logroño, Concepción Gamarra, lleva por título ‘Grupos LGTBI lo acosan por proteger a tus hijos’ y se está difundiendo a través de la plataforma HazteOir.org. En la carta que miles de personas están enviando a la edil le exigen que “frene el boicot que sufre el proyecto educativo ‘Alexia Enséñanos’” y “reactive este programa formativo en las ludotecas municipales e invite a los colegios a solicitar este ciclo”.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

“Los talleres de educación “afectivo-sexual” que reciben los niños pequeños en los colegios de manos de activistas LGTBI son perjudiciales para el desarrollo de los menores”, asegura Martí

La campaña de respaldo a ‘Alexia Enséñanos’ ha surgido porque, pese a que el proyecto había tenido una gran acogida (con más de 54 colegios riojanos demandando  su presencia), la iniciativa se ha visto atacada en las redes sociales por parte del lobby LGTBI que ha acusado a Salvador Martí de “homófobo” y “odiador profesional”. Incluso el Ayuntamiento de Logroño tenía intención de promocionar el proyecto formativo en las ludotecas públicas.

“El proyecto es cien por cien apolítico y altruista, aunque denuncia el adoctrinamiento LGTBI que se lleva a cabo en los colegios sin el consentimiento de los padres. Este adoctrinamiento supone un peligro para los niños y un abuso de menores. Ahora mismo, ‘Alexia enséñanos’ se encuentra casi paralizado por culpa de este boicot en La Rioja, lo que priva a los niños de un curso que es vital para su seguridad. Por eso sería muy bueno que la alcaldesa de Logroño, Concepción Gamarra, hiciera caso a la petición que le están haciendo miles de ciudadanos”, explica Martí.

“Afirmo que los talleres de educación “afectivo-sexual” que reciben los niños pequeños en los colegios de manos de activistas LGTBI son perjudiciales para el desarrollo de los menores, les llenan la cabeza de ideas inadecuadas para su edad y además, lo hacen sin consultar con los padres”, concluye el promotor de ‘Alexia enséñanos’.

También te puede interesar:

Boicot LGTBI a un policía que ayuda a niños a escapar de depredadores sexuales

Comentarios

Comentarios

Compartir