La organización Padres por la Educación de Panamá denuncia que el “modelo Pentacidad” busca adoctrinar con ideología de género a los ninos que estudian en escuelas privadas. Anteriormente, este formato educativo fue suspendido en las escuelas públicas por quejas de padres de familia.

En una campaña de recolección de firmas lanzada en la plataforma internacional CitizenGO, Padres por la Educación señala que el formato educativo difundido por Pentacidad –organización española con sedes en Colombia, Panamá, Ecuador y República Dominicana– “está plagado de ideología de género, feminismo radical y enfoque del placer (masajes)”.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

A través de Pentacidad le enseñan a los menores a «dar y recibir masajes en todo el cuerpo»

El “paradigma de la pentacidad” fue ideado por la pedagoga española Bergoña Salas, actualmente una de las directoras ejecutivas de Pentacidad.

Padres por la Educación indicó que a través de Pentacidad le enseñan a los menores “a ‘dar y recibir masajes en todo el cuerpo’, para enseñarles el valor de la ‘armonía’. Niño con nino, niña con niña, nino con niña y en grupo”, cuando “la mejor forma para prevenir el abuso infantil es decir a los ninos que nadie puede tocarlos o acariciarlos”.

“Estos masajes –advirtieron los padres de familia– pueden considerarse un ‘grooming’ que es toda acción para erotizar a los ninos”.

“Consideramos que esto es un abuso infantil, porque manejar estos conceptos abstractos de sexo-género en primaria puede confundir a los ninos en su identidad sexual”

También se promueve la ideología de género, denunciaron, y señalaron que “a los ninos se les trabaja el valor de la ‘delicadeza’ con actividades en las que un nino le regala flores a otro nino y le da masajes a otro nino, porque -según la autora de Pentacidad- los hombres están condicionados a conductas basadas en la ‘dominación’ y por tanto hay que reordenar las relaciones humanas para evitar la discriminación”.

“Consideramos que esto es un abuso infantil, porque manejar estos conceptos abstractos de sexo-género en primaria puede confundir a los ninos en su identidad sexual”, indicaron los padres.

Los padres de familia criticaron además que, para promover la integridad, el modelo Pentacidad asegura que “el concepto de heterosexualidad es una ‘aberración conceptual’, porque la sociedad impone según ellos, las relaciones entre hombre y mujer como ‘única forma natural para vivir las relaciones sexuales’”.

Fundamento teórico de "Pentacidad": cada persona nace con una identidad sexual /Actuall
Imagen de la web de Pentacidad /Actuall

En declaraciones a ACI Prensa, Anabelle Pérez, madre de un nino de 9 años, explicó que en la escuela de su hijo les promocionaron el modelo Pentacidad “como un programa de valores”, por lo que ellos asumieron que “estaba correcto, pero con el pasar de los meses vimos que fue lo peor que nos habían vendido”.

“El programa básicamente induce al nino a ser desobediente, a crear una identidad sin orientación adulta, sin hablar de que el programa tiene un trasfondo de ideología de género marcadísimo”, dijo.

“Lo que más me ha llamado la atención de este programa es que hacen un ejercicio que se llama ‘sintonía’, en el cual los ninos se masajean unos con otros: ninos con ninos, ninos con ninas. Esto hace que a la corta edad de 7 años, que fue cuando comenzaron este programa, se les despierten sensaciones que no son para ninos de su edad”, señaló.

En un comunicado remitido a la prensa panameña, Pentacidad calificó las denuncias como “informaciones tergiversadas” y aseguró que su modelo educativo “se implementa con éxito en instituciones educativas del sector público y privado en España, Centroamérica, Sudamérica y Caribe”.

La organización española amenazó además con emprender acciones legales “contra quienes de forma calumniosa sigan interviniendo en los medios de comunicación o en redes sociales, atentando contra el derecho al honor y a nuestra imagen”.

Tatiana Álvarez, integrante de la Alianza Panameña por la Vida y la Familia, dijo a ACI Prensa que el modelo Pentacidad fue implementado en cinco escuelas por el Ministerio de Educación de Panamá, a manera de programa piloto, “pero no se dejaron esperar las denuncias de docentes en medios de comunicación locales que señalaban lo aberrantes del programa”.

“Ante esta situación, el Ministerio de Educación retiró el programa, pero un colegio privado ha estado impartiendo este programa, cuya base conceptual es totalmente opuesta a los principios cristianos”, dijo, y subrayó que “los padres tienen siempre el derecho de educar a sus hijos en sus principios y valores”.

Álvarez calificó al modelo Pentacidad como “un proyecto de reingeniería social”, y lamentó que a los padres de familia “se les oculta a los padres parte de la información, justamente la más polémica”.

La campaña de recolección de firmas en CitizenGO, dirigida a la ministra de Educación de Panamá, Marcela de Paredes, concluye señalando que los padres “no queremos que a nuestros hijos se les enseñen valores con un enfoque que la mayoría de los padres de familia no compartimos”.

Para firmar, puede ingresar a este enlace.

* Esta información fue publicada originalmente por David Ramos en ACI Prensa.

Comentarios

Comentarios