(De izq. a dch.) Fernando Alberca, Fernando López Rupérez, Amando de Miguel y Gregorio Luri

Los alumnos podrán obtener el título de la ESO con menos de un 5 de nota media y con dos asignaturas suspensas que no sean simultáneamente Lengua Castellana y Literatura y Matemáticas.

Primero fue la eliminación de las revalidas y ahora promocionar a Bachillerato con dos suspensos… ¿Es educativo o contraproducente?, ¿es un truco de las autoridades para maquillar las elevadas cifras de fracaso escolar?, ¿es la gota que colma el vaso de un sistema que prima el juego y desincentiva el esfuerzo y la ética del deber?

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Estas son las reflexiones de nueve expertos consultados por Actuall.

Gregorio Luri: “Personalmente agradezco a mis maestros que no tuvieran lástima de mí”

Gregorio Luri Ariel
Gregorio Luri / Editorial Ariel

“Se pueden hacer excepciones con determinados alumnos que tengan alguna dificultad pero que, en cambio, muestren interés por alguna materia, imaginémonos alguien que le encanta la geografía o la meteorología” afirma el filósofo y pedagogo navarro, autor entre otros libros de El valor del esfuerzo y Mejor educados.

Pero una cosa son las excepciones y otra muy distinta convertirlo en regla. “Que puedan pasar a Bachillerato alumnos con dos asignaturas suspensas es poco sensato”.

La rebaja del nivel de esfuerzo es un grave error, porque nada deseduca más. “El esfuerzo está relacionado con el coraje que, según Aristóteles, es el depósito de energía necesario para alcanzar la virtud”.

El objetivo de la educación, subraya Luri, no es facilitarle las cosas al nino, sino conseguir que se haga a sí mismo. Y eso supone exigencia y esfuerzo. “Personalmente agradezco mucho a mis maestros que no tuvieran lástima de mí, cuando yo era un nino de 10 años, de origen humilde, y me exigieran, sin darme excusas”.

Considera culpables a quienes gobernaron antes e impulsaron unas leyes educativas que se han saldado con fracaso escolar (el PSOE), pero también a quienes gobiernan ahora (PP) que han incurrido en los mismos errores. “España no tiene una política educativa propia”.

José Ramón Ayllón: “PP y PSOE quieren monos con pantalones”

José Ramón Ayllón
José Ramón Ayllón

“La facilonería ha sido siempre populista” afirma el escritor, filósofo y profesor José Ramón Ayllón.

Sostiene que los planes educativos de las últimas décadas no tienen otro objetivo que el adoctrinamiento y la ingeniería social.

“Está claro que PP y PSOE quieren sociedades integradas por monos con pantalones, y que lo están consiguiendo”.

Araceli Oñate: “Implica empujar a muchos jovenes al paro”

“Maquillar datos nunca es la solución, como se ha hecho en este caso”, afirma Araceli Oñate, directora del Informe Cisneros X sobre acoso y violencia escolar en España.

Con la rebaja del nivel de esfuerzo “la institución educativa ha dejado de ser fuente de promoción social y profesional de nuestros jovenes” añade.

Máxime, habida cuenta “los niveles de fracaso escolar” (entre un 20 y un 30%, en el furgón de cola de los 12 países con más fracaso de la OCDE).

“España tiene la peor tasa empleo poblacion graduada  – un 55% solo por encima de Grecia e Italia”

Y también que “España tiene la peor tasa empleo poblacion graduada  – un 55% solo por encima de Grecia e Italia”-. Argumenta Oñate que dejar pasar a Bachiller con asignaturas suspensa implica automáticamente más fracaso en Bachiller y, por tanto, un peor futuro profesional.

Otra cosa –explica- es que “los profesores tomaran medidas oportunas para conseguir que los alumnos de ESO promocionen sin tener asignaturas pendientes”. Pero para eso sería preciso un compromiso de la comunidad educativa y del profesorado.

Amando de Miguel: “Estudiar no es un juego, requiere sacrificio”

Amando de Miguel / Actuall
Amando de Miguel / Actuall

Catedrático de Sociología, con una larga experiencia docente, De Miguel cree que pasar con dos asignaturas suspensas es un detalle más “del clima de juego que se ha impuesto en el sistema educativo. Y estudiar no es un juego, requiere esfuerzo, sacrificio, constancia”.

“Supone engañar al alumno, ya que la vida laboral implica sacrificio, competencia”

Pero “la ética del esfuerzo tiene mala prensa” actualmente. “Lo cual es contraproducente porque supone engañar al alumno, ya que la vida laboral implica sacrificio, competencia…y un sistema de premios y castigos, en el que el trabajo es evaluado. Pasar de curso con suspensos es hacerle un flaco favor.

Pero si no se deja pasar de curso no se corre el peligro del abandono escolar. De Miguel cree que abandonar no es tan malo, “porque no todo el mundo vale para estudiar”.

Fernando Jiménez Guijarro: “La Formación Profesional es una asignatura pendiente”

«Me parece tremendamente mal que se pueda pasar de la ESO a Bachillerato con dos asignaturas suspensas porque es una tendencia a relajar más las exigencias a los alumnos” afirma Fernando Jiménez Guijarro, ex presidente del sindicato Asociación Nacional de Profesores Estatales (ANPE).

Lo que los alumnos tienen que hacer es “estudiar y adquirir conocimientos que es lo más importante y todo aquello que les vaya relajando y facilitando las cosas es un error en el sistema educativo» añade.

“Equivale a engañarles porque el día de mañana se van a encontrar con muchas dificultades a la hora de colocarse»

Considera que darles esa facilidad equivale a “engañarles porque el día de mañana se van a encontrar con muchas dificultades a la hora de colocarse».

«Lo que hay que hacer es imponer una disciplina y sobre todo una exigencia en los alumnos que es la única manera para paliar y evitar el fracaso escolar».

Por otro lado, Jiménez Guijarro cree que tampoco tiene sentido empecinarse en hacer estudios superiores. Y recuerda que “deben existir más alternativas no solo el bachillerato” y reivindica el papel de la Formación Profesional (FP).

“Hay muchas posibilidades fuera del bachillerato y de las carreras universitarias –subraya-. Lo que ocurre es que generalmente aquí en España se tiene como única salida de triunfo académico” Pero “la Formación Profesional es una asignatura pendiente en nuestro país».

José Bernardo: “No deben promocionar porque el 5 es el mínimo exigible”

“Si un alumno no llega  al aprobado en las distintas áreas de conocimiento de cada curso, no debe pasar al siguiente, porque un 5 se refiere a los aspectos mínimos  exigibles, que pueden ser alcanzados, según la investigación, por el 90% de los alumnos” sostiene José Bernardo, doctor en Pedagogía, profesor y director de centros educativos y cuya última obra es El libro del educador. 

Pero qué pasan con los alumnos que no llegan. “Si se encuentra en el 10% que no puede llegar al mínimo en alguna asignatura,  deben establecerse vías de recuperación o apoyo que le ayuden a conseguirlo” afirma

Y si a pesar de todo no puede, “el sistema educativo debe prever cómo encauzar a este número exiguo de personas para que lleguen hasta donde les sea posible, de cara a su inserción laboral en la sociedad”.

El experto apostilla que, en el trasfondo, parte de lo que ocurre es atribuible  “a la falta de esfuerzo y sacrificio que inculca el hedonismo predominante”.

Francisco López Rupérez: “Hay que conjugar la flexibilidad con la exigencia”

Francisco López Rupérez
Francisco López Rupérez

López Rupérez, expresidente del Consejo Escolar del Estado, cree que la LOMCE implicaba un aumento de la exigencia respecto a la ley anterior, la LOE, en la que se podía pasar a Bachiller con 3 asignaturas suspensas. Ahora se ha llegado al punto intermedio de las 2 asignaturas. “Y al menos éste es un avance que no debería perderse”.

“En los criterios de promoción se trata de conjugar la flexibilidad, puesto que no somos máquinas, con la exigencia y la importancia que tiene el esfuerzo individual del alumnos” matiza.

Fernando Alberca: “No me parece mal porque el sistema lleva roto décadas”

Fernando Alberca
Fernando Alberca

No todos creen que sea malo promocionar sin aprobarlo todo. Profesor y pedagogo, autor de libros como ‘Todos los ninos pueden ser Einstein’ especializado en afectividad y aprendizaje en ninos y adolescentes, Fernando Alberca es una autoridad internacional en la materia. Considera que “dado que el sistema educativo lleva roto varias décadas, no le parece mal que los alumnos de ESO pasen con dos asignaturas suspensas”.

«En el sistema educativo no se les ha enseñado a los alumnos a estudiar, a redactar, a sacar partido a la voluntad y a tener una relación más positiva con el profesor”

Sostiene que las notas suelen ser “injustas” porque no siempre reflejan la capacitacion de los escolares. Y que el sistema educativo “ha desmotivado a los alumnos” porque se ha limitado a transmitir conocimientos, pero “no les ha enseñado a estudiar, a redactar, a sacar partido a la voluntad y el esfuerzo”.

Entre las muchas reformas que no se han acometido destaca Alberca “la mejora de la relación profesor-alumno para que sea más positiva y fructífera”.

En ese contexto, a Alberca no le parece tan mal que los escolares de ESO puedan pasar a Bachiller con dos asignaturas

Jose Manuel Lacasa: “La clave está en aumentar los contenidos en Primaria”

Jose Manuel Lacasa
Jose Manuel Lacasa

Según José Manuel Lacasa, director del Instituto F de Investigación Educativa, rebajar el esfuerzo es contraproducente. “Se consigue el efecto contrario, porque a la larga aumenta el fracaso escolar. Se ha buscado maquillar los malos resultados por el procedimiento de bajar el listón de exigencia, pero a largo plazo se paga caro”.

Además, pasar a Bachiller sin aprobarlo todo termina “fomentando la desigualdad”, ya que la medida perjudica a alumnos de familias de menor nivel social o cultural, porque aumenta su fracaso.

¿Si es todo tan contraproducente por qué PP y PSOE rebajan el nivel? Lacasa cree que es por cuadrar las estadísticas “Pero eso es un maquillaje que no soluciona el problema de fondo”.

“Si subiera el nivel en Primaria, el fracaso escolar podría reducirse más de un 80%”

Sostiene que, además de otras reformas pendientes del sistema, una medida asequible que paliaría el problema del fracaso escolar sería “aumentar el nivel de contenidos en Primaria –singularmente en cálculo y comprensión lectora-. Si se hiciera, el fracaso escolar podría reducirse más de un 80%”.

Lacasa sabe de lo que habla: es uno de los mayores expertos en el análisis de los informes PISA y ha sido subdirector de Magisterio, decano de la prensa española especializada en enseñanza.

Comentarios

Comentarios