Al hilo de la campaña del PIN Parental promovida por HazteOir.org de la que Actuall es, sin duda alguna, el diario más especializado de España, he advertido que políticas como la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, aseguran que en sus regiones no hay adoctrinamiento en ideología de género.

Lo mismo nos dijo al director de Campañas de HazteOir.org, Antonio Velázquez y a servidora la consejera de Educación de Castilla y León, María Rocío Lucas, quien -por cierto- se negó a contestar a mis preguntas sobre casos concretos de cursos, charlas y talleres de contenido afectivo-sexual fundamentados en la ideología de género impartidos en los colegios e institutos de la comunidad castellano-leonesa.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

¿Hay o no adoctrinamiento de género en las aulas españolas? Haberlo, haylo. Y si no, juzguen ustedes mismos entrando en esta web , MisHIjosMiDecision.iorg, elaborada con paciencia y rigor por mis compañeros de HazteOir.org desde hace dos años.

Les resumo los datos cuantitativos de algunos (no todos, una minoría al lado de la realidad porque tenemos multitud de casos confidenciales) documentados hasta 2018.

-En Asturias tenemos nada menos que 23 casos. 

-En Andalucía tenemos 39 casos.

-En Aragón 12 casos.

-En Cantabria tenemos 2 casos. 

-En Castilla-La Mancha tenemos 4 casos. 

-En Castilla y León tenemos 8 casos.

-En Cataluña tenemos   19 casos.

-En Comunidad Valenciana tenemos 16 casos. 

-En Extremadura, 17 casos.

-En Galicia tenemos 3 casos.

-En Islas Baleares, 17 casos.

-En Islas Canarias, 17 casos.

-En La Rioja, 4 casos. 

-En la Comunidad de Madrid, 65 casos.

-En La Rioja, 4 casos.

-En Melilla, 2 casos.

-En Murcia, 12 casos.

-En Navarra, 3 casos.

-En País Vasco, 19 casos.

En definitiva, al menos 286 casos documentados. Ahora juzguen ustedes si tiene sentido o no el PIN Parental, un documento que no obliga a nadie y que simplemente permite a los padres conocer con antelación qué contenidos de adoctrinamiento de género van a impartir a sus hijos, quiénes lo van a hacer y cuándo. Y que permite a los progenitores de los menores si autorizan o no la asistencia a las mencionadas actividades. Y que protege a los niños de los experimentos ideológicos que dañan su desarrollo físico y emocional.

La conclusión es muy sencilla: la izquierda extrema y la derecha acomplejada se apoderan de las mentes de los niños y los padres sencillamente reaccionan contra esta intromisión intolerable. Se llama PIN Parental.

Comentarios

Comentarios