Con el inicio del nuevo curso los colegios se enfrentan a uno de los problemas más comunes y también uno de los más difíciles de detectar para los padres y profesores: el acoso escolar. CEU Ediciones ha publicado el primer manual español dirigido a los centros escolares para que puedan desarrollar protocolos y evitar que los alumnos sufran bullying.

El libro titulado «Cómo prevenir el acoso escolar. La implantación de protocolos antibullying en los centros escolares: una visión práctica y aplicada» es una guía que pretende combatir el acoso a los menores y plantea cómo identificarlo a tiempo o cómo implantar iniciativas para prevenirlo.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

La directora de CEU Ediciones, Ana Rodríguez de Agüero, ha presentado el libro junto a los autores, Iñaki Puñuel y Óscar Cortijo, expertos en problemas de violencia y acoso en la educación. Su principal objetivo es ofrecer «una respuesta contundente de tolerancia cero a la violencia y de protección temprana de esos alumnos victimizados».

Puñuel es doctorado en psicología y es uno de los primeros especialistas europeos en la investigación y divulgación del acoso interpersonal: mobbing (acoso psicológico en el trabajo) y bullying (acoso escolar).

Durante los últimos 25 años se ha especializado en la recuperación psicológica de miles de víctimas de acoso, y ha desarrollado una intensa labor para erradicar la violencia psicológica en centros escolares y organizaciones.

Por su parte, Cortijo es licenciado en psicología y tiene un máster en Dirección y Gestión de Recursos Humanos. Durante más de 15 años ha dirigido la implantación de protocolos de prevención del acoso laboral y escolar.

El menor debe sentir que no está solo y hacerle entender que no es culpable de lo que le sucede

Los autores explican en el libro que uno de cada cuatro ninos ha experimentado algún tipo de acoso en su centro educativo y por ello, la respuesta de los centros debe ser contundente. Detallan de una manera práctica cuál debe ser el procedimiento de actuación por parte de los padres y del colegio.

El menor debe sentir que no está solo y hacerle entender que no es culpable de lo que le sucede. Los padres deben informar al tutor y exigir que todas las actuaciones que realice el centro queden reflejadas por escrito, ya que en la mayoría de los casos, hasta que no se interviene por escrito, no suelen actuar de manera efectiva.

En ningún caso se debe esperar a que el menor presente daños físicos o psicológicos, todo lo contrario, se debe exigir la protección inmediata de la víctima y sancionar de manera inmediata cualquier conducta de maltrato, ya sea hacia un alumno o profesor.

Comentarios

Comentarios