La Plataforma en Defensa de la Educación Pública, integrada por sindicatos docentes, organizaciones de padres y madres y también de estudiantes, presenta este jueves una campaña contra la «amenaza» del PIN parental, una medida que defiende el partido Vox y ha promovido HazteOir.org, pero que la Plataforma considera que trata de «intimidar a centros y profesores».

La campaña pretende contrarrestar el envío masivo que en septiembre realizó HazteOir.org a 23.000 colegios públicos y concertados de toda España ejemplares de un formulario para que los padres soliciten información previa y consentimiento expreso para la asistencia de sus hijos a clases en las que se imparta contenido afectivo-sexual dentro del horario escolar.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Además, el partido Vox se presenta a las elecciones generales del 10 de noviembre señalando como una medida «urgente» la instauración del PIN Parental y la «autorización expresa» para «que se necesite consentimiento expreso de los padres para cualquier actividad con contenidos de valores éticos, sociales, cívicos morales o sexuales».

Según han explicado representantes de la Plataforma a Europa Press, la campaña contempla una serie de iniciativas que incluyen una ronda de encuentros con distintas formaciones políticas y con la ministra de Educación y Formación Profesional en funciones, Isabel Celaá, para evitar que los centros educativos y equipos directivos «estén amenazados» a la hora de hacer «actividades curriculares» en las aulas.

Para la Plataforma en Defensa de la Educación Pública, el PIN parental «atenta contra el derecho a la educación integral del alumnado y responden a intereses particulares», y la campaña de HazteOir.org ha comenzado a surtir efecto en algunos centros educativos donde padres y madres lo están intentando registrar.

Denuncia ante la Fiscalía

La Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras denunció a HazteOir.org ante la Fiscalía General del Estado el pasado 30 de septiembre al considerar que su última campaña en centros educativos «fomentan el odio» y pueden constituir un delito.

El secretario general de la Federación de Enseñanza de CCOO, Francisco García, señaló entonces que la campaña de HazteOir.org está fuera de «la legalidad, de la sensibilidad social mayoritaria y del tiempo», por lo que solicitaba a la Fiscalía a que impidiera su reparto en centros escolares.

«Es como si unos padres que creyeran en el creacionismo pidieran el ‘PIN parental’ cuando se va a explicar a Darwin en Ciencias Naturales, o que los que creen que la tierra es plana pidieran al profesor de Geografía» que no fueran a clase, expuso García asegurando que la ley educativa vigente «permite e incentiva» que se impartan contenidos de diversidad afectivo sexual tanto en los currículos escolares, es decir, en horario lectivo, como en actividades extraescolares.

Comentarios

Comentarios