¿Debería haber en los colegios una asignatura sobre aprender a amar antes que sobre sexualidad?
¿Debería haber en los colegios una asignatura sobre aprender a amar antes que sobre sexualidad?

Según Save the Children, la solución a las denuncias por violencia de género entre menores es la implantación de una asignatura de educación sexual obligatoria en las clases de «todos los niveles educativos». Para ello proponen tres claves: prevenir, detectar y actuar.

La ONG explica que las denuncias por violencia de género entre las menores de 18 años aumentaron en 2017 un 14,8 por ciento con respecto al año anterior, según la Estadística de Violencia Doméstica y de Género del INE.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

«Estos datos pueden ser un indicador de que las campañas de sensibilización están favoreciendo que las víctimas denuncien más, pero siguen lanzando un mensaje muy preocupante sobre la dimensión de la violencia machista que sufren las adolescentes”, aseguran en su página web. Esta violencia, dicen, es doblemente grave porque tiene dos vertientes, la de género y la que se ejerce contra la infancia, «por lo que la respuesta debe estar en la prevención».

«Necesitamos escuelas que promuevan las relaciones afectivas y sexuales igualitarias y seguras», dicen desde la ong

La directora de Sensibilización y Políticas de Infancia de Save the Children, Ana Sastre explica que  «Save the Children insiste en la necesidad de que se apruebe con urgencia una ley que proteja a todos los niños y niñas frente a la violencia» y que, con el fin de prevenir la violencia de género, «contemple la inclusión de una asignatura obligatoria de educación sexual».

«Necesitamos escuelas que eduquen en la igualdad y en la no violencia, que no perpetúen los roles de género y que promuevan relaciones afectivas y sexuales igualitarias y seguras mediante una asignatura reglada de educación sexual en todos los niveles educativos», añade Sastre.

La ONG pide además que todos los centros educativos cuenten con protocolos que permitan detectar cualquier forma de violencia, incluyendo la violencia de género, y con planes de formación para docentes que les permitan prevenir, detectar y actuar ante cualquier caso de acoso, abuso, malos tratos o violencia que se produzca entre su alumnado.

También te puede interesar:

La ONU quiere imponer educación sexual a ninas a partir de los diez años

Comentarios

Comentarios