Según la Organización de las Naciones Unidas, llevar a los ninos a la iglesia vulnera sus derechos humanos. Desde la ONU alegan que la asistencia a centros religiosos debe ser una decisión de los menores de edad y no de los padres.

Un polémico informe del Comité de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño, señala su «preocupación» por los ninos que están legalmente obligados a asistir a un acto de adoración colectiva, tal y como publica The Christian Institute.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

El Comité recomendó al Reino Unido «derogar las disposiciones legales para la asistencia obligatoria a la adoración colectiva». Dicho órgano quiere que los ninos sean capaces de actuar con independencia de sus padres.

«El gobierno debería tirar este informe a la basura, que es donde pertenece», afirma el politico tory David Burrowes

Para David Burrowes, miembro del partido conservador británico, el informe es «ridículo» y dijo que el gobierno puede «tirar respetuosamente el informe a la basura, que es el lugar al que pertenece».

Según Burrowes, «el acto colectivo de culto no es un ejercicio de adoctrinamiento. Es reconocer y respetar la herencia cristiana del país y darle a la gente una oportunidad para poder reflexionar».

La ONU tiene asuntos más urgentes que atender

«La ONU debería invertir más tiempo haciendo su trabajo principal y prevenir las guerras y el genocidio, en vez de estar metiendo las narices en los salones de las casas», aseveró Burrowes.

A juicio de muchos de los miembros del parlamento británico, la ONU tiene asuntos de mayor preocupación como los refugiados y desplazados de sus casas debido a las guerras y la persecución.

Comentarios

Comentarios