Bandera LGTBI /Pixabay.
Bandera LGTBI /Pixabay.

Una demanda federal presentada por un grupo pro vida de la Universidad Estatal de California ha forzado un acuerdo para llevar a la neutralidad la asignación de fondos a las organizaciones estudiantiles.

Students for Life, con la ayuda de Alliance Defending Freedom, había planteado una demanda contra la universidad dado que se estaba produciendo una discriminación patente en la entrega de ayudas a las asociaciones estudiantiles.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

En concreto, la universidad había financiado con casi 300.000 dólares a una organización LGTBI, mientras negaba una exigua ayuda de 300 dólares a Students for Life para la organización de una conferencia titulada «aborto e igualdad humana» para la que se había contactado con un ponente especializado.

La cifra de 300.000 dólares recibidos por el grupo LGTBI es 57 veces superior a todos los fondos recibidos de manera conjunta por otros 100 grupos estudiantiles, según detalla ADF. La discriminación era aun más grave si se tiene en cuenta que los fondos para estas actividades se financian con las aportaciones de los estudiantes.

«Las universidades públicas deberían alentar a todos los estudiantes a participar en el libre intercambio de ideas, no crear esquemas de financiación elaborados y secretos para financiar a grupos favoritos al tiempo que excluyen puntos de vista opuestos», ha denunciado el abogado de ADF Caleb Dalton.

Los cambios provocados por esta sentencia «benefician a cualquier estudiante con un punto de vista minoritario y a todos los ciudadanos que se preocupan por el diálogo y la libertad intelectual dentro de nuestros colegios públicos y comunidades universitarias», añade Dalton.

Comentarios

Comentarios