Vicente Morro (Fcapa) y Ximo Puig (PSPV-PSOE)/Actuall.

¿Por qué los padres no pueden elegir la educación de sus hijos? Al gobierno valenciano formado por el PSPV y Compromís, con el socialista Ximo Puig a la cabeza, parece no haberle quedado claro que el derecho a elegir colegio está recogido en el artículo 27 de la Carta Magna y que atentar contra éste supone un ataque a la libertad educativa.

El presidente de la Federación Católica de Asociaciones de Padres de Alumnos de Valencia (Fcapa), Vicente Morro, asegura a Actuall que la decisión de eliminar los conciertos en la escuela valenciana es “una decisión política e ideológica del gobierno regional”.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

En este sentido, Morro constata que el modelo que quieren imponer es el de “una escuela única, pública, laica y en valenciano”.

Para conseguir este modelo señala que el gobierno valenciano ha empezado por “modificar las normas de admisión, eliminar el distrito único, reducir el ratio y lo que se llama ‘arreglo escolar’, que consiste en ir cerrando unidades concertadas”. Concretamente esta última medida afectaría a 46 aulas.

“El objetivo final es ir reduciendo todo lo posible el peso de la educación concertada porque les molesta que haya un pensamiento diferente”

A juicio del presidente de Fcapa, estos cambios suponen el primer paso de una “política planificada y deliberada” y añade que “el objetivo final es ir reduciendo todo lo posible el peso de la educación concertada porque les molesta que haya un pensamiento diferente”.

Además, indica que el motivo nunca podría ser económico “porque parte del gasto de esta educación lo cubren las familias o la entidad titular”. Sin embargo, asevera “que aunque esta educación es más barata, al Gobierno le interesa la educación pública porque es el sistema que ellos controlan”.

“Si solo existe un tipo de escuela, la elección no es posible”

Las continuas protestas por parte de padres, alumnos, profesores, sindicatos y patronales ya han dado su fruto. “Ya se han recuperado unas 28 unidades”, señala Vicenta Rodríguez presidenta de Escuelas Católicas de Valencia, la federación mayoritaria de la enseñanza concertada, a Actuall.

Sin embargo la batalla continúa. “Nuestra labor es concienciar a la sociedad sobre la importancia de la escuela concertada y decir que se trata de un derecho constitucional”.

En este sentido, el domingo saldrán a la calle en Valencia a las 12.00 de la mañana para reclamar que “haya pluralidad, ya que si solo existe un tipo de escuela, la elección no es posible”.

Sin embargo, Rodríguez cree que “no se trata de un ataque ideológico, sino de desconocimiento y precipitación”. En definitiva, indica que se debe “a una falta de diálogo”.

“Nos duele que califiquen esta enseñanza de negocio”

No obstante, la presidenta de Escuelas Católicas de Valencia muestra su disconformidad al argumento de que este tipo de educación es un negocio. “Nos duele que califiquen esta enseñanza de negocio”, afirma. Y añade que uno de los argumentos es “porque resulta este tipo de centros resulta más barato al Estado”.

A reglón seguido, Rodríguez resalta que la escuela concertada tiene “una calidad, un prestigio y una labor educativa innovadora que no se puede destruir así como así”.

Lo que dice la Constitución

Basta con echar un vistazo a la Carta Magna para darse cuenta de lo que supone este recorte, más ideológico que práctico:

  1. «Se reconoce la libertad de la enseñanza».
  2. «La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana en el respeto a los principios democráticos de convivencia y libertades fundamentales».
  3. «Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la educación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones».

Además, en el punto 6 “se reconoce a las personas físicas y jurídicas la libertad de creación de centros docentes».

En este contexto, la plataforma ChequeEscolar.org ha lanzado una alerta para pedir que no se vulneren los derechos anticonstitucionales y se defienda la libertad de los padres para educar a sus hijos.

Comentarios

Comentarios