Luis Suárez: “La España de Franco no fue un satélite del III Reich”

    Luis Suárez, uno de los grandes especialistas de Historia de España, analiza para Actuall el papel del general frente a la Alemania nazi, cuando se cumplen 40 años de su muerte.

    0
    El historiador Luis Suárez / Wikipedia

    Se acerca un aniversario redondo y simétrico de la muerte de Franco. Simétrico, porque han pasado ya cuarenta años que son los que tradicionalmente se han atribuido (aunque fuera alguno menos) a su régimen.

    Y Luis Suárez Fernández es uno de los mayores expertos en el personaje. Catedrático emérito de Historia, especialista en Edad Media y Moderna, biógrafo de Isabel la Católica, tuvo un temprano y privilegiado acceso a documentación del Caudillo, guardada en la Fundacion Francisco Franco, fruto del cual se publicaron varios volúmenes.

    Algunas personas creen que La Sexta da información.

    Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

    Suscríbete ahora

    A sus 91 años el historiador publica ahora el libro Franco y el III Reich (La Esfera), un minucioso trabajo sobre las relaciones de Franco con Hitler, en las que deja clara las diferencias de sus personas y sus intenciones.

    Un prólogo sin firma califica su libro de polémico y combativo.

    Eso lo escribió Luis Togores. No creo que lo sea. Lo que he intentado es hacer algo muy neutral, aprovechando la documentación que ha llegado a mi poder para explicar lo que pasó, sin hacer valoraciones.

    «Yo he puesto el mayor interés en no formular ningún juicio de valor».

    ¿Por qué no las ha querido hacer?

    El deber de un historiador, y sobre todo, en estos temas tan delicados es explicar las cosas como fueron, ya que sobre esa época se ha hecho mucha propaganda de un bando y de otro. Yo he puesto el mayor interés en no formular ningún juicio de valor y espero que no se me haya escapado ninguno.

    Sostiene vd. que España no fue un satélite del III Reich…

    No, no lo fue, porque España no tenía un régimen totalitario, sino que era un régimen personalista, autoritario, en el que los actores políticos estaban sometidos al poder del Estado. Cuando Falange trata de conducir las cosas al modelo alemán, Franco hace una limpieza completa en el partido y se hace dueño de la situación política.

    ¿O sea, Franco no era un dictador?

    Franco era más que un dictador; cuando le proponen como jefe del bando sublevado, él rechaza la idea y dice que tiene que ser las tres cosas: jefe del Estado, del gobierno y del ejército.

    hendaya
    Los trenes que Franco y Hitler llevaron a Hendaya/ Wikipedia

    ¿Qué importancia tuvo para él la ayuda alemana?

    Es importante porque le proporciona el único mercado de armas del que podía disponer, ya que Italia fabricaba menos y de peor calidad. Eso impone una deuda muy grande. Alemania quería disponer de fondos suficientes y de los recursos minerales españoles. La deuda no se pudo pagar del todo y parte de ella la cobraron los norteamericanos al terminar la Guerra Mundial.

    ¿Y para pasar las tropas de África al comienzo de la guerra?

    Eso fue importante para Franco, pero Alemania no tuvo nada que ver. La II República cometió el error de desmontar la jerarquía de la flota y los barcos eran poco utilizables. Los primeros aviones fueron los italianos. Los alemanes vinieron después, y entonces Alemania aprovechó para enviar una unidad propia, la Legión Cóndor.

    «Franco temía que los alemanes pudieran sustituirle por otro general más afín.»

    Hitler no tenía buena opinión de Franco.

    Hitler tenía mala opinión de Franco. Ahí es donde éste empieza a descubrir adonde iban las relaciones. Franco temía que los alemanes pudieran sustituirle por otro general más afín.

    Entre las críticas que Hitler hacía a Franco estaba la lentitud con que llevaba la guerra.

    Sí, eso es lo que le achaca Hitler. Pero Franco tenía la idea de que una guerra lenta implicaba menos bajas, que era lo que le interesaba. Aun así, hubo muchas bajas.

    Pese a todo, las armas alemanas le llegaron a él, no a otros generales.

    También la II República había pedido armas a Alemania. Al principio, Berlín se niega a enviar armas a ninguno de los dos bandos. Pero Hitler decide que se le envíen a Franco. Serrano Suñer es muy partidario de Alemania. Luego, va a Berlín y se da cuenta de que no se puede confiar tanto en ellos.

    Temían que Alemania invadiera España…

    A Franco le preocupaba entrar en guerra. Hubo el peligro de que Hitler invadiera España. Esa posibilidad estuvo en el aire entre 1940 y 1942. Luego la idea se disipa y Franco tiene una mayor independencia.

    «El duque de Alba, embajador de España en Inglaterra, hizo una labor importante para evitar la entrada en la Guerra Mundial».

    Pero no fue el único que luchó por que España no entrara en la Guerra.

    Un personaje muy importante en esos años fue el duque de Alba, embajador de España en Inglaterra, que hizo una labor muy positiva para no entrar en la guerra. Si llegamos a entrar, probablemente yo no hubiera vivido, porque me habría tocado ser soldado y murieron muchísimos.

    Usted subraya los motivos mercantiles de Alemania a la hora de ayudar a Franco.

    Indudablemente. Alemania tenía mucho interés en las materias primas españolas porque eran esenciales para su industria. Se habla de ayuda alemana, pero, en realidad, se trató de una venta. Hasta 1943, en que intervienen los aliados y Franco tiene que plegarse.

    De hecho, el trato con Alemania fue más difícil que con Italia.

    Hitler fue mucho más duro que Mussolini. Mussolini dio un amplio plazo para cobrar y no incrementó la lista de gastos como sí hacía Alemania, que cobraba hasta las copas de vino que se tomaban los miembros de la Legión Cóndor. El primer balance que envió Alemania sorprendió al gobierno español, que vio que era el doble de lo que debía ser. Y Franco no podía resistirse.

    El Duque de Alba
    El Duque de Alba/ Wikipedia

    Esa situación entiendo que cambió cuando a Hitler se le fue complicando la guerra mundial.

    Sí, Franco va respirando poco a poco. El desembarco de los aliados en Marruecos supone un alivio para él, como lo es la carta en la que Roosevelt le garantiza que no se van a tomar medidas contra su régimen.

    Entonces cambia la actitud del Régimen con los aliados.

    Entonces, España empieza a vender a Estados Unidos y a los britanicos. Los uniformes del ejército británico, por ejemplo, se fabricaban en Cataluña, porque allí era más barato. España no perdió nunca el suministro de gasolina de Estados Unidos.

    La División Azul ¿significó la entrada de España en la guerra mundial o el precio para no entrar en ella?

    La División Azul fue una maniobra que hizo Serrano Suñer para comprometer a España en la guerra contra Rusia y cobrar influencia política. Entonces, el general Varela y otros deciden que sea una unidad militar, para evitar que fuera una milicia del Movimiento al estilo de las SS. Ya a los tres meses, Franco empezó a manejar la idea de la retirada, aunque tardó mucho en hacerla, por la cantidad de pérdidas humanas que había.

    «Cataluña está dividida en dos partes prácticamente iguales.»

    Hablemos algo de la actualidad. ¿Cómo ve la situación en España y el problema con Cataluña?

    Yo me temo que a va a dividir porque estamos entrando en un momento de repugnancia de unos hacia otros. Lo terrible es que Cataluña está dividida en dos partes prácticamente iguales.

    ¿Cómo se supera eso?

    No lo sé; no lo veo. Ha habido una corriente para crear pequeños Estados republicanos en los que se puede hacer negocios como en Luxemburgo o Lichtenstein. Eso me da mucho miedo. Siempre he querido mucho a Cataluña; he trabajado mucho allí y tengo amigos importantes. Todo esto me duele profundamente. Cataluña es un valor tremendo y es una pena que se pueda perder.

    Comentarios

    Comentarios