La Marcha por la Vida en México une a parlamentarios de izquierda y de derecha

    Más de 30.000 mexicanos marchan en defensa de la vida humana frente al aborto y la eutanasia por octavo año consecutivo. Acción Nacional (PAN), el Revolucionario Institucional (PRI), Encuentro Social (PES), Movimiento Ciudadano (MC) y el Movimiento Regeneración Nacional estuvieron presentes.

    0
    Marcha por la Vida en México en el año 2019. /Pasos por la vida
    Marcha por la Vida en México en el año 2019. /Pasos por la vida

    Más de 30.000 personas tomaron las calles de la Ciudad de México este sábado 18 de mayo para exigir el retiro de 24 iniciativas abortistas que actualmente tramitan en varios congresos regionales del país.

    Pidieron que se respeten y acojan las dos vidas. La del bebé en gestación y la de la madre ante un embarazo no esperado o en situación de vulnerabilidad.

    Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

    Haz un donativo ahora

    La octava Marcha Nacional por la Vida, convocada por la asociación Pasos por la Vida, contó con la participación inédita de legisladores de cinco partidos políticos: Acción Nacional (PAN), el Revolucionario Institucional (PRI), Encuentro Social (PES), Movimiento Ciudadano (MC) y el Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

    Sí. El partido del actual gobierno de izquierda de Manuel Andrés López Obrador. Los provida han abierto una herida al interior del partido y en esta marcha se ha visibilizado.

    Actuall entrevistó a Alison González, vocera de la Marcha Nacional por la Vida en México. Esta es nuestra conversación:

    Una multitud convocada por ustedes salió a las calles este sábado 18 de mayo.

    Sí, al menos 30 mil personas ocuparon las calles de la Ciudad de México para exigir el respeto a la vida de los bebés en gestación y un compromiso serio, por parte del Estado, con las mujeres que atraviesan por un embarazo vulnerable.

    En esa ola de mexicanos por la vida había familias enteras, jóvenes y adultos, muchísimas mujeres, miembros de asociaciones civiles, de comunidades y agrupaciones religiosas y también políticos.

    «Salimos a las calles a manifestar nuestro descontento con un aluvión de leyes e iniciativas que pretenden promover el aborto como medida de salud pública, supuestamente en apoyo a la mujer. Esto es una puerta falsa»

    Entiendo que no es la primera Marcha Nacional por la Vida.

    No. La primera inició en 2012 y año con año la respuesta ciudadana ha ido siempre creciendo. Este año llegamos a 30.000, es una marcha centralizada en una sola ciudad.

    ¿Con qué demandas específicas?

    Hay una gran insatisfacción. Salimos a las calles a manifestar nuestro descontento con un aluvión de leyes e iniciativas que pretenden promover el aborto como medida de salud pública, supuestamente en apoyo a la mujer. Esto es una puerta falsa y hay intereses económicos por trás de ella.

    Marchamos en favor de las dos vidas: la de los bebés en gestación cuyo desarrollo es puesto en riesgo, y la de la mujer, que requiere un apoyo real y efectivo, políticas públicas de acompañamiento, amparo y seguridad.

    «Hay 24 iniciativas de ley abortistas presentadas en congresos locales. Estamos en un momento crítico para la defensa de la vida en México»

    El bebé y la mujer merecen mucho más que un aborto como respuesta del Estado. No merecen una condena al fracaso sino el respaldo a la vida de ambos.

    Pedimos a nuestros políticos, especialmente a los legisladores, que frenen las iniciativas abortistas que son impulsadas en los congresos locales y en el nacional y que garanticen el respeto al derecho a la vida de todos.

    ¿Cuál es la situación en el congresos nacional y en los locales?

    En el Congreso Nacional hay diversas tentativas de la base aliada del gobierno federal para legalizar el aborto en todo el país, impulsadas con el respaldo del presidente de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo y de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

    Además, hay 24 iniciativas de ley abortistas presentadas en congresos locales. Estamos en un momento crítico para la defensa de la vida en México.

    ¿Y cuál es el mapa político en el Congreso Nacional?

    Complicado. Con la llegada de Manuel Andrés López Obrador a la Presidencia de la República, su base aliada en el Congreso Nacional es muy amplia, y, además, su partido, Morena tiene una fuerte presencia en la mayoría de los congresos estatales del país.

    El lobby abortista ha identificado esto y ha vislumbrado una oportunidad única y también llegado a puestos importantes en la Administración Pública.

    «Que algunos políticos de Morena hayan tomado la bandera provida, ha sido un gran logro. Es urgente un frente transversal por la vida»

    Entonces ¿el panorama es negro?

    No del todo. La gravedad de la situación ha generado también un movimiento positivo.

    Ha quedado evidenciado un compromiso muy claro de no pocos senadores, diputados federales y estatales con la defensa de la vida, en los principales partidos políticos, lo que ha generado una singular articulación.

    ¿Incluso entre parlamentarios de Morena?

    Así es.

    ¿El movimiento provida ha generado una disidencia en este tema al interior del partido en el poder?

    Sí. Que algunos políticos de Morena hayan tomado la bandera provida, ha sido un gran logro. Es urgente un frente transversal por la vida que sobrepase las posiciones ideológicas de los partidos.

    La vida es una valor evidente y fundamental, sin la garantía del respeto al derecho a la vida ningún otro derecho sería posible.

    ¿Y esos políticos los han acompañado en la marcha?

    En este año tuvimos una significativa participación de parlamentarios de distintos partidos políticos que han abrazado la causa provida a pesar del ambiente adverso.

    Tenemos el registro de que asistieron las senadoras Claudia Balderas, Martha Cecilia Márquez, Alejandra Reynoso. Y los diputados Claudia Caballero, Juan Carlos Leal, Elba Lorena Torres, Esmeralda de los Ángeles Moreno Medina, Laura Erika de Jesús Garza y Mario Alberto Ramos Tamez.

    Son parlamentarios de cinco partidos políticos: PAN, PRI, Morena, MC y PES. Su presencia evidencia que puede construirse un consenso en torno a valores fundamentales que supera la polarización de izquierda o derecha.

    Y del presidente Andrés Manuel López Obrador ¿qué esperan?

    El presidente ha demostrado en diversas ocasiones que el aborto no es un tema prioritario y quizá ni de interés en su agenda. Al contrario, él no ha promovido por cuenta propia iniciativas abortistas. Esperamos que mantenga esa postura y que la haga efectiva a todo su gobierno, frenando, por ejemplo a Olga Sánchez Cordero, que se ha obcecado por legalizar el aborto a nivel federal.

    Comentarios

    Comentarios