Pflüger: «El complejo del PP da alas a esa izquierda que pretende cambiar la historia por ley»

    Cuando se trata de temas políticamente incorrectos, Juan Ernesto Pflüger habla sin complejo, largo y tendido. Durante una entrevista con Actuall, el periodista e historiador desgrana la Ley de Memoria Histórica y alerta de las consecuencias de su aprobación. "Las cuentas son claras y en unas semanas veremos cómo se aprueba", anuncia.

    0
    Juan Ernesto Pflüger, historiador y periodista.
    Juan Ernesto Pflüger, historiador y periodista.

    Historiador y periodista, Juan Ernesto Pflüger es un experto en todo lo referente a la Ley de Memoria Histórica. Durante diez años ha trabajado en el Grupo Intereconomía, dedicándose al periodismo de investigación, la información política y la divulgación histórica. En su última etapa ha compaginado el cargo de redactor jefe de La Gaceta con la docencia. Desde hace tres años publica en su blog Los crímenes del comunismo estudios sobre la represión comunista, principalmente en España, pero también en diversos puntos del mundo.

    Crítico con el PP actual, al que acusa de mantener las leyes ideológicas de los socialistas, y más aún con el PSOE de Pedro de Sánchez, que «ha dejado de recordar a Besteiro  (Julián Besteiro, presidente de las Cortes durante la Segunda República y dirigente socialista) o de los Ríos (Fernando de los Ríos, dirigente socialista), para entregarse a su pasado más criminal», Juan Ernesto Plügler habla con Actuall sobre actualidad política e Historia.

    Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

    Haz un donativo ahora

    Valore la propuesta de reforma de la Ley de Memoria Histórica de Pedro Sánchez.

    Es una continuación lógica de la Ley de Memoria Histórica implantada por Zapatero en 2007. La izquierda no está en el poder en España, pero se encuentra con un Gobierno del PP que ha mantenido todas las leyes ideológicas de los gobiernos socialistas. El complejo de los ‘populares’ da alas a esa izquierda revanchista que pretende cambiar la Historia por ley.

    Es una imposición clara de una forma de pensar al conjunto de los españoles. Solamente se puede valorar una ley así como un intento de silenciar a cualquier tipo de disidencia. Una imposición clara del pensamiento único. Con ella se adoctrina sin que casi nadie se atreva a discrepar por miedo a las consecuencias penales que anuncia el proyecto. Para los medios de comunicación, el no aceptar esta imposición supone exponerse a importantes sanciones económicas, incluso al cierre.

    ¿Cree usted que se va a aprobar?

    No me cabe ninguna duda de que se va a aprobar. El PSOE la propone y votará a favor. Podemos adora todo este tipo de imposición propia del estalinismo o del régimen chavista y la Cuba castrista. Recordemos que Iglesias es uno de los principales interesados en implantar la idea de que solamente hubo represión en un lado. De esta manera podrá borrar todo resto del proceso judicial al que fue sometido su abuelo por participar en sacas en el Madrid republicano durante la Guerra Civil.

    «El PP, nuevamente hará gala de su complejo y su falta de valor para enfrentarse a la dictadura ideológica de la izquierda»

    Por otro lado está Ciudadanos, dispuesto a apoyar cualquier iniciativa que le permita alejarse del franquismo, aunque sea, como ésta, a costa de falsear la Historia.

    El PP, nuevamente hará gala de su complejo y su falta de valor para enfrentarse a la dictadura ideológica de la izquierda. En este caso solo cabe esperar que se abstenga.

    En cuanto a separatistas y nacionalistas, cuyos antecesores ideológicos o de partido –como en el caso de ERC- tienen las manos manchadas de sangre, también apoyarán el proyecto.

    Las cuentas son claras y en unas semanas veremos cómo se aprueba la nueva Ley de Memoria Histórica.

    ¿Qué consecuencias tendría para los ciudadanos, medios, asociaciones… que no comulguen con esta ley?

    Las consecuencias son claras. La ley pretende el cierre de los medios y asociaciones que se opongan abiertamente a la manipulación histórica que van a implantar. Pero es un texto más radical todavía, impone a las administraciones públicas la obligación de ilegalizar asociaciones o partidos políticos a los que se consideren franquistas o que hacen apología del franquismo.

    Por otro lado, veremos cómo desaparece el Valle de los Caídos tal y como lo conocemos.

    Para los particulares también establece sanciones para mantener una línea ideológica única. Es el modelo de control social implantado por Stalin, pero traído a España casi cien años después.

    ¿Es esto un paso más para adoctrinar a la sociedad e intentar entrometerse en el pensamiento de las personas?

    No cabe ninguna duda. Con este proyecto de ley el objetivo es que no exista disidencia ni debate sobre un tema que debería quedar en manos de los historiadores. Con la Memoria Histórica se está implantando una única manera de interpretar la realidad. Pero es más, para evitar que exista ningún tipo de debate basado en pruebas documentales, se declaran, en la misma ley, como no válidos todos los documentos judiciales emanados durante el franquismo.

    ¡Es demencial!

    ¿Qué consecuencias puede tener esta ley en las futuras generaciones?

    Las generaciones actuales están siendo totalmente manipuladas. Se esgrime una falsa defensa de la libertad para atacarla cada vez más. Se prohíbe todo tipo de disidencia criminalizando las opiniones que no hacen seguidismo de lo impuesto por los gurús del pensamiento único de la progresía.

    «Están creando una generación de ignorantes manipulados que serán cada vez más fáciles de manejar»

    Lo hemos visto con la ideología de ‘género’, el ‘matrimonio’ homosexual, la violencia de ‘género’… Ahora le toca el turno a la Historia. Están creando una generación de ignorantes manipulados que serán cada vez más fáciles de manejar.

    ¡Y lo más triste es que a esto le llaman libertad y respeto!

    ¿Dónde está la derecha que confronte este tipo de políticas en España?

    Directamente, no existe. El PP hace muchos años que dejó de ser derecha. En las cuestiones morales e ideológicas ha hecho un largo camino hacia el centro. Tan largo que ya se ha pasado a la izquierda y vemos gobiernos municipales como el de Madrid en el que las iniciativas legales adoctrinadoras parten del Ejecutivo de Cristina Cifuentes (presidenta de la Comunidad).

    Fuera del PP existen algunas corrientes de pensamiento minoritarias y descoordinadas. El expresidente José María Aznar -paradigma para muchos que se dicen de derechas- lo dejó claro cuando dijo que a su derecha estaba el caos.

    ¿Hay alguna ley similar en los países vecinos?

    La ley que pretenden imponer solamente es comparable a la que rige en Alemania sobre un tema tan espinoso como el Holocausto durante la Segunda Guerra Mundial. Pero en ese caso, solamente se criminaliza a quien niegue el asesinato sistemático de la población judía.

    «Ni Portugal con Oliveira Salazar, ni Francia con Petain, ni Italia con Mussolini,… no existe una censura tan obvia y descarada como la que se está intentando imponer en España»

    Nunca llegaron a una manipulación tan aberrante. De hecho, hace unos meses se volvió a editar el libro de Hitler, ‘Mi Lucha’, y se han agotado las ediciones a medida que se han ido comercializando. Ni en Portugal con Oliveira Salazar, ni en Francia con Petain, ni en Italia con Mussolini… existe una censura tan obvia y descarada como la que se está intentando imponer en España. Si lo llevamos a los totalitarismos de izquierdas, ¿qué pasa con la momia de Lenin, asesino de al menos dos millones de personas?

    ¿Esta ley es reversible?

    Todas las leyes lo son. El problema es que en España no existe un partido político capaz de hacer la pedagogía necesaria para explicar que el debate historiográfico que enriquece es el que permite la confrontación documentada de criterios. El PP, que debería ser quien centrase el debate y, en materias como ésta se escora radicalmente hacia la izquierda. Por desgracia, como en el tema homosexual, de unidad nacional o de ataque a la familia, las leyes de imposición parecen no tener marcha atrás porque no hay un partido con el valor suficiente ni siquiera para plantearlo.

    ¿Qué es lo que más teme de esta ley?

    En líneas generales, que conseguirá su objetivo y destruirá el debate histórico implantando una falsedad como si fuera una verdad absoluta.

    «Sobre el Valle de los Caídos llevan décadas inventándose falsedades que parecen calar profundamente en una sociedad que está siendo adoctrinada»

    En lo personal, que quienes llevamos años trabajando e investigando para que se conozca la verdad seremos silenciados a base de imposición. Y lo peor es que nos silencian quienes saben que la razón histórica documentada corrobora nuestra línea de investigación y deslegitima la que ellos pretenden imponer.

    ¿Cree que se destruirá el Valle de los Caídos? ¿Qué consecuencias podría tener?

    La destrucción física del Valle de los Caídos no me parece que sea una amenaza real. El problema es que se cambiará su valor histórico para convertirlo en lo que no es. Se perderá, una vez más, el valor que el arte tiene como elemento de estudio histórico. Sobre el Valle de los Caídos llevan décadas inventándose falsedades que parecen calar profundamente en una sociedad que está siendo adoctrinada.

    ¿Es posible revertir los avances de quienes intentan convencer a la sociedad de que en la Guerra Civil sólo hubo crímenes en un bando?

    Somos muchos los historiadores que estamos empeñados en ello. Hay formas de hacerlo. Pero con leyes como ésta la dificultad aumenta, sobre todo cuando los medios de comunicación están empeñados en venderse al mejor postor y silenciar a la disidencia.

    En la Guerra Civil se mató en los dos lados, pero se hizo más y con más saña en el bando que ahora pretenden vendernos como los defensores de la legalidad.

    Con iniciativas como ésta, los defensores de los criminales y asesinos que apoyaban al Frente Popular se vienen arriba y encontramos a personajes como Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid, que va a homenajear a varios represores y chequistas republicanos como si fueran modelos de virtudes civiles.

    ¿Es posible aludir a la objeción de conciencia como ciudadano, profesor, periodista….en este asunto?

    Es una de las posibilidades, aunque creo que no será de mucha utilidad. En este caso no se trata de una discusión moral, sino de un debate sobre hechos históricos. No cabe objeción de conciencia cuando lo que se está imponiendo es una historia oficial.

    «A mí me preocupa más recuperar del olvido a las decenas de miles de católicos asesinados por ir a misa los domingos»

    Lo que si cabe es continuar con el trabajo de investigación y derrotar la imposición sectaria de la izquierda en el debate historiográfico internacional. Hasta ahora, los hispanistas anglosajones y franceses se alineaban mayoritariamente con las tesis prorepublicanas. Pero ellos sí son, también mayoritariamente, defensores de la libertad de los investigadores. ¡Ahí es donde hay que empezar a dar la batalla!

    ¿Qué haría usted para recuperar la memoria de todos los personajes que han sido condenados al olvido?

    Para eso solamente cabe trabajar con ahínco para sacar a la luz sus aportaciones. El problema es que grandes intelectuales, que se alinearon con el bando que ganó la Guerra Civil, han sido borrados del panorama cultural español. De ellos solamente hay que poner en valor su obra y sus méritos. A mí me preocupa más recuperar del olvido a las decenas de miles de católicos asesinados por ir a misa los domingos, o por pertenecer a la adoración nocturna o a los sindicatos y las cooperativas agrarias católicas.

    «El PSOE de ahora es una digna criatura de aquel PSOE criminal de Largo Caballero e Indalecio Prieto»

    Esas son las víctimas olvidadas en toda esta pantomima de la Memoria Histórica. Y son las víctimas olvidadas porque la nueva ley no está hecha para “dignificar a las víctimas de un lado” como se pretende. Está hecha para que nos olvidemos de las víctimas que recuerdan sus crímenes a los partidos de izquierdas y a los separatistas.

    ¿Qué opina de este PSOE?

    Es una digna criatura de aquel PSOE criminal de Largo Caballero (histórico dirigente del Partido Socialista Obrero Español y la Unión General de Trabajadores) e Indalecio Prieto (político socialista). Responsables de miles de muertes en la retaguardia republicana. Están identificados con aquel Pablo Iglesias de la restauración dispuesto al golpe de Estado si el Gobierno no se les entregaba. O a quienes se levantaron en octubre del 34 en Asturias, causando un baño de sangre, porque no aceptaron que la derecha de la CEDA había ganado las elecciones. Se han fijado en unos referentes criminales y han olvidado a los socialistas que se opusieron a la sumisión del PSOE a Stalin. Han dejado de recordar a Besteiro o de los Ríos, para entregarse a su pasado más criminal.

    Largo Caballero e Indalecio Prieto

    ¿Por qué España se odia así misma?

    Es una tradición en nuestra forma de ser. En todas las generaciones hay que volver a poner en valor el concepto de España porque siempre hay un grupo importante de españoles que se dedica a dividir en lugar de a unir.

    Cuando los tercios españoles dominaban Europa eran muy críticos con la monarquía de los Austria y la situación de España. Ellos criticaban la situación de nuestra patria, pero jamás consintieron que nadie insultara a España en su presencia. ¡Ese es el espíritu que se ha perdido, críticos con lo que no nos gusta, pero implacables en la defensa de nuestro proyecto común!

    ¿Ve peligrar la Unidad de España?

    ¡Claro que sí! Nunca como hasta ahora ha habido un plan tan elaborado y minuciosamente ejecutado para romper nuestra unidad. Y, además, nunca ha habido un Gobierno que se haya mostrado tan débil como éste para defender nuestra unidad.

    Ni se está aplicando la ley contra los golpistas catalanes ni se está reconduciendo la situación de adoctrinamiento a la que son sometidos a diario los niños y jóvenes catalanes. Que la cosa empeore, si la situación de inacción se mantiene, es solamente una cuestión de tiempo.

    En alguna ocasión ha asegurado que el PP y el PSOE han convertido las Fuerzas Armadas en una ONG, ¿puede explicar esto?

    La Constitución Española es clara al respecto. En su artículo 8 dice: “Las Fuerzas Armadas, constituidas por el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire, tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional”.

    Desde hace muchos años, este no ha sido el papel asignado a nuestras Fuerzas Armadas que han sido utilizadas como instrumentos de cooperación internacional, no ya en zonas de conflicto, que sería lógico, sino para realizar una serie de misiones humanitarias que no son sus competencias explicitadas constitucionalmente.

    «La gente se reía mucho con la recuperación del islote Perejil, pero fue la última vez que el Ejército se usó para defender nuestra soberanía e integridad»

    Sin embargo, ni cuando nuestra soberanía ha estado en peligro, ni cuando nuestra integridad territorial lo está, se ha hecho algo para que cumplan con su misión. La gente se reía mucho con la recuperación del islote Perejil, pero fue la última vez que el Ejército se usó para defender nuestra soberanía e integridad. Fue un símbolo, una declaración de intenciones que dejaba claro que no estábamos dispuestos a permitir que se atacase nuestro territorio.

    En el caso de Cataluña se ha actuado a la inversa y se ha dejado claro que a lo más que se está dispuesto es a llevar a esa región de España a nuestras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad para dejarlas a los pies de los caballos en un desgaste que se ha demostrado inútil.

    ¿En qué periodo de la Historia le hubiera gustado vivir?

    Ante una pregunta como ésta siempre tengo que diferenciar. La etapa que me gustaría vivir como historiador y la que me gustaría haber vivido como ciudadano. Como historiador lo tengo muy claro: la España de los Reyes Católicos. La que nos convirtió en nación, acabó la reconquista frente al Islam y la que nos convirtió en un Imperio con la epopeya del descubrimiento de América. Fue el momento en el que se forjó nuestra Patria y, por eso, me hubiera gustado ser su cronista.

    Como ciudadano, es algo más difícil, pero me hubiera gustado disfrutar del enorme desarrollo social, económico y político de los años 20; durante el Gobierno de Primo de Rivera, que demostró que España podía ser grande y moderna si todos los españoles trabajábamos unidos en ese empeño. Ha sido el momento de mayor desarrollo económico de nuestra Historia. A ello se sumaron desde las izquierdas socialistas hasta los elementos más conservadores. Y demostraron que la unión de los españoles nos hace más grandes.

    Entrevista realizada a: Juan Ernesto Pflüger

    Comentarios

    Comentarios