Miriam Ben-Shalom (1948, Winsconsin, EE. UU.) es heterodoxa por definición: en 1974, se convirtió en una de las dos primeras sargentos instructoras en servir en el Ejército de los Estados Unidos. Imagínense lo que eso significó en un momento en el que el país de las barras y estrellas seguía aún metido en el avispero de Vietnam.

Dos años más tarde, en plena resaca de la derrota militar frente al régimen comunista vietnamita, fue enviada a la reserva militar tras admitir su condición de lesbiana en 1976. Fundadora de la Asociación de Veteranos Gays y Lesbianas de América, Ben-Shalom peleó en los tribunales hasta que en 1980 el tribunal del distrito de Chicago  aseguró que se había violado la Constitución de los Estados Unidos de América al decretarse su baja del servicio activo.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Décadas después de convertirse en una referencia de primer orden para los grupos de presión de gays y lesbianas a finales del siglo pasado y, debido a sus opiniones sobre el transexualismo o transgenderismo fue expulsada de su particular Monte Olimpo bajo la acusación de “denigrar a las mujeres trans”.

En concreto, se le retiró la posibilidad de ser la invitada principal del desfile del día del llamado Orgullo LGTBI en la ciudad de Milwaukee. Destronada por quienes la habían considerado una referencia, decidió ser fiel a sus ideas y fundó una organización junto a una cristiana conservadora, Kaeley Triller Haver, con la que trabaja para preservar espacios exclusivos para mujeres donde no entren varones que se identifican como mujeres transexuales.

Actuall conversa con Miriam Ben-Shalom con motivo de la participación el 23 de febrero de 2018 en el I Congreso Internacional sobre Género, Sexo y Educación organizado por HazteOir.org y CitizenGO.

“Estoy para prevenir la eliminación de las mujeres –en especial lesbianas- a cargo del gigante trans”

¿Cómo es posible que dos comunidades tan diferentes decidieran lo mismo acerca de usted, expulsarla?

En 1976, los Estados Unidos estaban en una transición. Veníamos del fin de la Guerra de Vietnam, con todas las protestas. Al mismo tiempo, el ‘Movimiento pro derechos LGTBI’ llegaba con fuerza. Como sabe, gané la primera vez, fui readmitida en el Ejército donde coseché críticas superiores, fui ascendida y alabada por mi experiencia. Fueron los conservadores los que no me querían en el Ejército y los que fueron a juicio con 18 abogados del Departamento de Justicia, incluido Kenneth Starr (el de la vergüenza de Bill Clinton). Y luego estaba yo con mi abogado. Si hubiera tenido dinero podría haber recurrido ya que el Tribunal Supremo declinó abordar mi caso sin prejuicio, lo que significa que podría volver. Pero, ¿quién tiene esa cantidad de dinero?

La izquierda en los Estados Unidos ha perdido su camino total y completamente. Hoy se parece bastante a los conservadores que no me querían en el Ejército. La izquierda en mi país no se preocupa de las mujeres y sus derechos, lo mismo que muchos conservadores todavía tienen dificultades con algunos asuntos que repercuten en las mujeres como el aborto, las preocupaciones sobre la salud femenina y la prostitución, por ejemplo.

Miriam Ben-Shalom, a mediados de los años 70, cuando servía en el Ejército de los EE. UU. como sargento instructor.
Miriam Ben-Shalom, a mediados de los años 70, cuando servía en el Ejército de los EE. UU. como sargento instructor.

La izquierda está atada y está siendo comprada completamente por vastas cantidades de dinero de las grandes compañías farmacéuticas y médicas y por montones de dinero de multimillonarios que dicen que son trans y que lo dan al llamado movimiento transgénero y sus aliados.

¿Hay alguien en la izquierda que no apoye esto? Sí, pero no hablan por miedo a perder sus trabajos, por amenazas de varones que se identifican como trans, por las amenazas generales de violencia y muerte contra aquellos que se atreven a discrepar de la ideología trans.

En todo caso, las personas que mienten y retuercen las ideas tienen miedo de la verdad. No mentí al Ejército y no miento sobre Biología. Y la gente a la que no le gusta que le digan que está lejos de la verdad tratará de eliminar a aquellos que dicen la verdad.

“Si observa a los hombres identificados como [mujeres] trans, todos reproducen la ‘mujer estereotipada’”

Pero, ¿sabe qué?  El veto del los LGTBI ha desaparecido, ya no existe más, porque gente como yo se ha levantado y dicho: podemos servir [en el Ejército], no somos una amenaza. Creo que cuando toda la gente que está ‘en el medio’ –esto es, ni en la extrema derecha ni en la extrema izquierda- entienda qué significa la agenda trans, encontrarán la manera de parar toda la locura y el sinsentido.

De la misma forma que me mantuve firme ante la derecha para servir a mi nación, estoy firme para preservar los derechos humanos de las mujeres y los niños. Estoy para prevenir la eliminación de las mujeres –en especial lesbianas- a cargo del gigante trans. De cualquier forma: yo me mantengo firme mientras otros no lo hacen.

“Lo que me preocupa es que se fuerce a las personas a comprar la idea de que un hombre como ese es ahora una mujer. Es un hombre con vestido”

¿Por qué cree que las leyes y políticas que redefinen el sexo como identidad de género son “regresivas y basadas en estereotipos obsoletos”?

El sexo es biológico y no una construcción social. No puede ser cambiado. Cada célula en un cuerpo de mujer es XX; cada célula en el cuerpo de un hombre es XY. Sí, hay anomalías genéticas, pero eso no cambia la genética de la mayoría. El género es un estereotipo y es una construcción artificial de una sociedad que regula el comportamiento de sus miembros basado en el sexo. Dígame, ¿conoce a alguien que se adapte perfectamente a su sexo? ¡Nadie se justa a la perfección!

No necesitamos una sociedad que nos diga cómo comportarnos basado en nuestro sexo. Necesitamos que la sociedad nos enseñe cómo ser justos, cómo alcanzar la igualdad y la equidad de la mujer, cómo acabar con los horribles patrones de violencia contra las mujeres y los niños (y contra los hombres también).

Si observa a los hombres identificados como [mujeres] trans, todos reproducen la ‘mujer estereotipada’ que los hombres decidieron sobre cuál es la imagen de lo que debería ser la mujer perfecta. Sin embargo, nadie consultó a las mujeres. Ha llegado el momento de permitir a la gente simplemente ser.

Francamente, no me importa si un hombre quiere ponerse un vestido y maquillarse.  No debería sufrir discriminación. Lo que me preocupa es que se fuerce a las personas a comprar la idea de que un hombre como ese es ahora una mujer. Es un hombre con vestido.

Si no hubiera estereotipos, un hombre como ese no tendría que mutilarse quirúrgicamente el cuerpo para alcanzar el estereotipo de mujer creado por los hombres. Lo mismo para las féminas que se identifican como trans. Estas personas no tendrían que envenenar sus cuerpos con químicos, no tendrían que poner en riesgo de enfermedad y dificultades su vida, no tendrían que pensar que deben ser vistas de determinada manera, porque no cumplen con un estereotipo.

Sin embargo, es un gran error que la mayoría de los hombres que se identifican como trans fuercen la entrada a lugares exclusivos de mujeres sin preocuparse por ellas.  También, porque no hay otra forma de probar la identidad transgénero que “he dicho que lo soy, así que lo soy”. La puerta se ha abierto a muchos pervertidos que aseguran que son mujeres. Nunca he dicho que todos los hombres que se identifican como trans sean violentos, pero las investigaciones científicas por pares revelan que muchos hombres como estos tienen tendencias pedófilas, han cometido crímenes sexuales y tienen tendecias autoginefílicas.

En cierto sentido, parece que algunas mujeres han rechazado la Biología en lo que respecta a sus funciones corporales naturales como la maternidad. ¿Qué ha sucedido?

Cuando existe un tipo de gente que tiene el poder de mentir lo suficiente y gritar lo suficiente, algunos les creerán. Hay una gran cita de Thomas Paine, uno de nuestros padres fundadores; en ‘La edad de la razón’, dice: “Es imposible calcular el daño moral, si puedo expresarlo así, que la mentira mental ha producido en la sociedad. Cuando un hombre ha corrompido y prostituido la castidad mental lo suficiente como para someter su creencia profesional a cosas en las que no cree, se ha preparado para cometer cualquier otro crimen. Se hace sacerdote para obtener un beneficio, y para llegar a serlo comienza con un perjurio. ¿Se puede concebir alguna cosa más destructiva para la moralidad que esto?”

Aquellos que esparcen el veneno de serpiente de la ideología trans están comprometidos con la mentira mental sobre Ciencia y Biología. ¿Realmente  cree que los hombres que se identifican como trans creen en el fondo de su corazón que son mujeres? ¿O que las mujeres identificadas como trans creen que en realidad son hombres (y luego dan a luz)?

Arnold Schwarzenegger interpreta a un científico que experimenta cómo quedarse embarazado en 'Junior'.
Arnold Schwarzenegger interpreta a un científico que experimenta cómo quedarse embarazado en ‘Junior’.

No, han mentido para sostener sus creencias y ahora, se han abierto a sí mismas y a la sociedad a “cometer cualquier otro crimen”. Estamos viendo cómo el perjurio científico nos inunda. Asistimos a la falsificación de la ciencia debido a que la ideología producida por una enfermedad mental que nos envían a través de dinero, dinero y dinero, así como los pronunciamientos sesgados de los aliados trans, la mayoría de los cuales no tienen ningún antecedente científico apropiado para ser tan dictadores.

Creo que es muy parecido a la ‘mentalidad de la masa’ en la que una persona en la multitud grita ‘¡Nos están atacando!’ y la gente comienza a relacionarse con violencia… ¡Incluso si nadie ataca!

¿Cómo funciona esa mentalidad de masa?

Estas son las teorías de la masa: la Teoría del Contagio propone que las multitudes ejercen una influencia hipnótica en sus miembros que conlleva un comportamiento cargado de irracionalidad y emotividad, normalmente descrito como frenesí de la masa.

La segunda es la Teoría de la Convergencia que sostiene que el comportamiento de una multitud no es una propiedad emergente de la multitud, sino resultado de la unión de individuos de ideas afines. Si se convierte en violento no es debido a que la masa fomente la violencia sino a que la gente lo quisiera y se uniera en una multitud.

La tercera es la Teoría de la Norma Emergente  que combina las anteriores sobre la base de que una suma de individuos con ideas afines, anonimato y emociones compartidas llevan a un comportamiento grupal de la masa. Preste atención a eso y piense cómo el monstruo trans ha llegado al primer plano y cómo se organizan.

Estamos tratando con una mafia extremadamente adinerada y también espero que el resto de la humanidad se dé cuenta de esto y detenga a esta mafia en seco.

“Hay líderes en la comunidad trans que dicen que los niños tienen ‘derecho a su sexualidad’ y que las relaciones entre adultos y niños no deberían ser un crimen”

Usted defiende que “la ideología de género es inherentemente dañina para los niños”. ¿Podría explicar brevemente cuáles son las formas principales en las que se causa ese daño a unos de los más débiles?

Primero, la gente debe saber que entre el 80 y el 95% de los niños que experimentan disforia de género crecen y son felices con su sexo biológico. Sin embargo, mire la ciencia y los efectos de los bloqueadores de la pubertad en el cuerpo de un niño, para empezar.

Los bloqueadores de la pubertad evitan el desarrollo de las características sexuales biológicas secundarias. Ralentizan el crecimiento de los órganos sexuales y la producción de hormonas. Otros efectos incluyen la supresión de las características masculinas del vello facial, la gravedad en la voz, la nuez en niños y adolescentes y la ruptura del desarrollo femenino del pecho y la menstruación.

Los riesgos primarios de la supresión puberal en jóvenes con disforia de género tratados con antagonistas GnRH [fármacos para controlar la ovulación] incluyen efectos adversos en la mineralización ósea, pone en riesgo la fertilidad y provoca efectos desconocidos en el desarrollo cerebral.

Sin embargo, ¡la ideología transgénero te hará creer que esto es lo que los niños deben tener! La ciencia, por cierto, no lo apoya; un estudio reciente ‘Dolores de crecimiento: problemas con la supresión puberal en el tratamiento de la disforia de género’ examinó más de 50 estudios revisados por pares sobre disforia de género y determinó que no hay apenas argumentos científicos para apoyar semejante experimento radical con niños.

¿Qué otros riesgos hay para los menores? 

Tenemos que hablar de la pedofilia. Hay estudios que dicen que alrededor del 41% de los transgénero condenados a prisión son delincuentes sexuales y muestran patrones de comportamiento criminal como los de los varones no trans.

Es duro decir, en justicia, cómo muchos hombres identificados como trans tienen atracción hacia los niños, pero si una persona acude a muchos sitios de Facebook y otras redes sociales, la cantidad de imágenes pedófilas de niños es asombrosa.

Y hay líderes en la comunidad trans que dicen que los niños tienen “derecho a su sexualidad” y que las relaciones entre adultos y niños no deberían ser un crimen.

Luego están los negocios como TranzKids Biz y TranzWear que venden dispositivos para los niños trans incluidos pequeños penes de latex y tipos calzoncillos que les ayudan a ocultar sus penes y bragas para las niñas que quieren ‘marcar paquete’.

¿En serio? Son adultos vendiendo lotes de aparatos sexuales para niños. ¿Qué es lo que no es pedófilo en esto?

Pene artificial con un arnés utilizado por niñas que se identifican como chicos transexuales.
Pene artificial con un arnés utilizado por niñas que se identifican como chicos transexuales.

Los niños son los más vulnerables y están siendo explotados por una falsa ciencia y gente pedófila. ¿Quién será capaz de deshacer el daño realizado a estos niños? Y sí, el daño está hecho. Hablen con algunos jóvenes que han abandonado lo trans; no se fíen sólo de mi palabras sobre esta cuestión.

“La comunidad trans y sus activistas son muy calculadores y hábiles en sus acercamientos a los niños porque éstos son muy impresionables”

¿Por qué cree que las políticas transgénero y las campañas de organizaciones civiles están siempre dirigidas a los niños?

Porque los niños son los más vulnerables e impresionables de todos y hay algunos padres que prefieren tener un niño trans que uno gay o lesbiana. También hay padres que están afectados por el Síndrome de Münchhausen [forma de maltrato infantil en el que los progenitores hacen creer a los niños que están enfermos y llegan a provocarles la enfermedad]. Y hay padres simples que son estúpidos y creen que tener un hijo trans es ‘cool’ [molón] y que se creen toda la ciencia falsa sobre el asunto.

A pesar de que ahora hay un grupo de médicos, psicólogos y psiquiatras que lo hace, casi nadie está actuando para proteger a estos niños. Así que el gigante trans tiene, en la mayoría de los casos, vía libre.

Esta es una de las razones principales por las que me he levantado y hablo: la comunidad trans va detrás de las jóvenes lesbianas de forma especial y trata de convencerlas de que son realmente chicos, con un cierto éxito inicial. Es como si intentaran provocar un genocidio de los niños gais y lesbianas insistiendo en que estos niños son transgénero.

Cuando digo impresionable, he de añadir que la comunidad trans y sus activistas son muy calculadores y hábiles en sus acercamientos a los niños porque éstos son muy impresionables.

ninas con pene ninos con vulva
La asociación Chrysallis difunde carteles con el mantra “hay niñas con pene y niños con vulva”

¿Qué es lo peor de estas actividades dirigidas a los menores?

Es bastante acertado decir que cuentan con adoctrinar a los niños para que vean la ideología trans y el consecuente retorcimiento del sexo y el género como algo “normal” y aceptable y no contrario a la naturaleza (involución).

Para mí, ese aspecto es lo más insidioso de sus acciones: que tratan de pervertir a los más pequeños, que deberían tener a su alcance voces razonables en su defensa. Sin embargo, tienen que lidiar con adultos que desean desgarrar cómo se ven a sí mismos, deseando llenarles hasta arriba de químicos, insistiendo en que sus cuerpos sean reorganizados quirúrgicamente, amenazando su salud…

¿Dónde está la gente que se supone que protege a los niños? ¡Médicos y profesionales de la salud mental son cómplices de la comunidad trans al intentar adoctrinar a niños! Está mal, muy mal. Lo que hacen los adultos es su decisión ¡pero dejad a los niños en paz!

“No siempre estamos de acuerdo, pero siempre somos respetuosas, nos cuidamos mutuamente y trabajamos juntas para mantener a las mujeres y los niños a salvo, y para detener la eliminación de la mujer”

¿Cómo ha sido posible que una mujer cristiana y conservadora y una lesbiana progresista se hayan dado cuenta de que se necesitan mutuamente para lanzar Hands Across the Aisle Coalition?

Creo que Kaeley Triller Haver y yo nos encontramos porque ambas sufrimos discriminación. Kaeley perdió su trabajo; yo un reconocimiento. Creo que nos sentamos a conversar entre nosotras y a escucharnos mutuamente porque ambas teníamos la misma sensación de que algo muy erróneo está ocurriendo por culpa de la ideología trans.

Hemos descubierto, en gran medida para nuestro asombro, que las dos estábamos decididas a ponernos en pie y ser señaladas sin importar por qué; que las dos teníamos el mismo coraje y franqueza necesarios para esta lucha. Y porque fuimos absolutamente francas y sinceras entre nosotras; claras sobre nuestras metas; confiamos la una en la otra y nos respetamos.

Aprendimos que Miriam no era la ‘Amenaza Violeta’ y Kaeley no era la ‘Cristiana Juzgadora’. ¡Nos vemos como seres humanos y hermanas tanto como opuestas a los estereotipos! Hemos aprendido que tenemos mucho más en común de lo que nadie hubiera pensado. Y nuestra coalición ha promovido el intercambio y el aprendizaje entre mujeres conservadoras y progresistas. No siempre estamos de acuerdo, pero siempre somos respetuosas, nos cuidamos mutuamente y trabajamos juntas para mantener a las mujeres y los niños a salvo, y para detener la eliminación de la mujer.

Invitada por Miriam, Kaeley Triller Haver explica cómo es su visión de esta unión:

“Creo que tú y yo fuimos capaces de estar juntas porque rechazamos la idea de que estamos definidas por el cliché que la gente nos pone. Tú eres mucho más que una lesbiana. Yo soy mucho más que una conservadora. Y cuando llega el momento decisivo, nos unimos por una integridad moral compartida y por el coraje. Nos dimos cuenta de que estábamos cortadas por el mismo patrón en ese sentido. Las dos estábamos decididas a sacrificar mucho por el bien de nuestras convicciones. No es tan común como me gustaría creer que es. Creo que respetamos y creemos eso la una de la otra”.

“Es difícil que me asuste un hombre con esmalte de uñas morado, maquillado con carmín, vestidos abiertos casi hasta la ingle y tacones de aguja”

Su fundación está decidida a preservar espacios seguros para mujeres como los cuartos de baño o los vestuarios de los hombres que se presentan como mujeres transgénero. ¿Se sienten amenazadas?

Mire, yo puedo hablar por mí y según mi experiencia, no me he sentido amenazada. No temo a ningún hombre, ni mujer, ni dios. Sólo temo que me apunten con un arma. Es decir, es difícil que me asuste un hombre con esmalte de uñas morado, maquillado con carmín, vestidos abiertos casi hasta la ingle y tacones de aguja.

Creo que la gente se asusta porque, debido a una legislación realmente mala, los activistas trans ejercen represalias contra quienes no estén de acuerdo con ellos. Le ha ocurrido a amigos míos. Creo que las mujeres en especial están asustadas porque ven las amenazas viles y perversas de violencia y muerte publicadas por trans en las redes sociales y piensan –guau, esto me puede pasar- porque las mujeres en su mayor parte no están entrenadas para defenderse contra la violencia.

Dada la naturaleza de muchas de estas amenazas, me pregunto por qué no entienden el motivo por el que no los queremos en nuestros espacios. ¿Quieres que tus hermanas, esposas, familiares femeninas y amigas se las tengan que ver con algunos de estos hombres llenos de odio en sus espacios más íntimos?

“El transgernderismo es el retorcimiento de una enfermedad presentada a la gente como un ‘comportamiento normal’”

Amenazar con matar mujeres, usar las partes de su cuerpo para que los usen hombres identificados como trans y decir a las mujeres que discrepan que se suiciden, no es un buen sistema para hacer amigos e influir de forma positiva en los demás.

Además, el lenguaje que usan y la forma en la que lo hacen es muy masculino y sigue el patrón del comportamiento violento masculino, por lo que es obvio que no son mujeres en absoluto, sino hombres violentos que buscan oprimir más a las mujeres.

En cuanto a mí, no es prudente preguntarme qué haría si alguna vez un hombre intentara invadir un espacio exclusivo para mujeres y yo estuviera allí.

Como en la pregunta anterior, Miriam Ben-Shalom le da la palabra a su compañera, que añade: “¿Nos sentimos amenazados? Quisiera aclarar que las que personas que se sienten más amenazadas en este escenario son las que se quedan sentadas y calladas sin hacer nada por temer lo que les pueda ocurrir. En mi opinión, la única ‘transfobia’ verdadera es la que sucede cuando la gente está tan aterrorizada por los ‘transactivistas’ que cooperan con tonterías. Dicho esto, las malas ideas codificadas en leyes siempre son una amenaza y, en este caso, los que están en mayor peligro son las mujeres y los niños”.

¿Es la ideología de género una gran mentira que será derrotada por la Biologia antes o después?

Creo que causará su propia destrucción. La gente con coraje e integridad se levantará y pondrá fin al daño que se está haciendo, tal vez con la ayuda que Kaeley y yo ofrecemos a los implicados. Mi preocupación es esta: ¿Cuántos serán sacrificados por esta mafia antes de que sea suficiente?

Kaeley Triller añade: “La identidad de género es la Torre de Babel moderna. Al final se autodestruirá. La pregunta es cuántas vidas se habrán echado a perder mientras tanto”.

Siglos atrás, algunos acusaban a otros de fanatismo por ignorar la Ciencia. En nuestros días los lobbies LGTBI acusan de fanatismo a quienes simplemente explican lo que dice la Biología. ¿No es esto tan irónico como incoherente?

Es enfermizo, sarcástico e irónico. En ‘LGTB’ la ‘T’ nunca debió de formar parte, porque ser gay, lesbiana o bisexual es una característica innata, tal y como lo es la heterosexualidad. El transgenderismo y la ideología trans son la negación masculina de las mujeres y de la feminidad;  es el retorcimiento de una enfermedad presentada a la gente como un ‘comportamiento normal’; son un intento de erradicar a las mujeres, nuestros cuerpos, las palabras correctas para nuestros cuerpos, nuestra cultura, nuestro arte y nuestra literatura de forma total y completa.

Los libros escritos por mujeres hace 20 o 30 años atrás son llamados ‘transfóbicos’ porque no mencionan de inmediato a las personas que se identifican como trans ¡y son quitados de las librerías y destruidos! Hay que ver cómo son tratadas las mujeres que se identifican como trans. ¡Sólo se las anima cuando dan a luz! Guau –última hora- otra mujer ha dado a luz a un niño. En la comunidad trans no son tratadas como hombres en su mayor parte.

Incoherente es una palabra demasiado amable para esta locura. Es ilógico, sin conexión significativa a nada excepto la locura en las mentes de la comunidad trans y sus aliados.

Comentarios

Comentarios