Panorámica del Valle de los Caídos / Flickr
Panorámica del Valle de los Caídos / Flickr

Pedro Sánchez ha avivado de nuevo una de las polémicas más viejas de la democracia española para tratar de recabar el apoyo electoral de quienes, dejando al PSOE en su peor dato histórico de diputados, han alimentado el grupo Parlamentario de Podemos.

Su propuesta de dar una vuelta de tuerca más a la Ley de Memoria Histórica -gravemente inconstitucional- y desmantelar el Valle de los Caídos ha disparado las alarmas entre quienes quieren preservar el sentido de reconciliación originario del complejo de Cuelgamuros.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Pablo Linares, presidente de la Asociación para la Defensa del Valle de los Caídos, analiza para Actuall algunas de las cuestiones más relevantes de la polémica, que promete alargarse en los próximos meses.

¿Va el PSOE de farol como siempre porque le renta en movilización de sus masas o esto es más serio que otras veces?

Tenemos una opinión que es la siguiente. Zapatero tuvo una mayoría parlamentaria suficientemente amplia como para haberlo hecho sin necesidad de hablar de consenso como están haciendo ahora. Si no lo hizo, por algo sería.

En estos momentos, creemos que lo que en un principio podía ir de farol se le está yendo de las manos. Va a tener que acometerlo de una manera o de otra, no voy a decir ilegal, pero de una forma un tanto alegal.

Con el ánimo de arañar 500.00 votos a Podemos va a ser capaz de ser el más memorialista de todos los memorialistas.

¿Cuáles son los impedimentos jurídicos para que no se puedan realizar los planes de Sánchez sobre el Valle de los Caídos?

El fundamental y primero de todos es el deseo de la familia Franco, que ha dicho por activa y por pasiva que no concede ningún permiso para el traslado de los restos de Franscisco Franco. En segundo lugar, es una basílica pontificia, está incluso por encima de los “mandatos” del arzobispo de Madrid.

“Quien piense que sacando a Franco y reubicando los restos de José Antonio dentro del Valle de los Caídos se va a acabar el acoso, va absolutamente desencaminado”

Es un tema de un extraordinario calado y desde nuestro punto de vista absolutamente innecesario. Lo que pasa es que cuando se le acabe el tirón del barco Aquarius tiene que venir con otra para tener ocupada a su gente.

¿El asunto principal, más allá del traslado de las tumbas de Franco y José Antonio Primo de Rivera, no es que se pretende invadir un espacio religioso? ¿O son las dos cosas a la vez?

Es evidente que el Valle de los Caídos está en su punto de mira desde hace un montón de tiempo. No sólo es Franco y José Antonio. Estamos hablando de la cruz más grande de la cristiandad cuya sola visión les repele. Recordemos que es una cruz que se ve a 60 kilómetros de distancia los días claros. Es un binomio de todo, en el que lo principal, desde luego, es la cruz.

¿Han realizado algún movimiento de interlocución con el Vaticano debido al carácter pontificio del Valle?

Tenemos planteadas algunas acciones inmediatas cuya naturaleza por ahora no podemos desvelar.

Pablo Linares, presidente de la Asociación para la Defensa del Valle de los Caídos. /PL
Pablo Linares, presidente de la Asociación para la Defensa del Valle de los Caídos. /PL

El Valle es un lugar de culto con independencia de los enterramientos de Franco y José Antonio. ¿No se está enconando el problema por el asunto de las tumbas?

Es un lugar de culto como, incluso, reconoce la propia ley de Memoria Histórica. Quien piense que sacando a Franco y reubicando los restos de José Antonio dentro del Valle de los Caídos se va a acabar el acoso, va absolutamente desencaminado. Sería la primera concesión de una larga lista que habría que hacer después.

Respecto a los restos de Franco, nosotros estamos a lo que diga la familia, que ya ha dicho que no, con lo cual no tenemos nada que alegar al respecto.

“Los fines del Valle de los Caídos están perfectamente delimitados en el decreto del 1 de abril de 1940, donde se dice que tiene que ser un lugar de reconciliación y de hermanamiento entre los dos bandos de una guerra que no tuvo que darse”

Dicen sus detractores que el Valle es un lugar de exaltación del franquismo ¿eso es así o lo fue durante unos años, pero ya no lo es?

Nosotros siempre hemos dicho -y es una afirmación que nos ha traído más de un problema- que el Valle de los Caídos no debe ser un lugar de exaltación ni de veintes de noviembre ni de catorces de abril. Con eso lo digo todo.

Ocurre que las únicas exaltaciones de tipo político que están existiendo son las de los “foros por la memoria” los 20 de noviembre en la puerta del Valle donde se gritan consignas absolutamente delictivas bajo nuestro punto de vista. Particularmente, el último acto de exaltación política que he visto fue con la visita de los eurodiputados de Podemos en la que se gritaron consignas como ‘¡Viva la República!’ con puños alzados en la puerta de la basílica. Ese es el último acto de exaltación que he visto en el Valle de los Caídos.

Desde hace un tiempo, a raíz de la Ley de Memoria Histórica de 2007 los actos franquistas han ido en absoluto declive.

Misa de campaña en el Valle de los Caídos, durante los días de acoso por parte del Gobierno de Rodríguez Zapatero / HO
Misa de campaña en el Valle de los Caídos, durante los días de acoso por parte del Gobierno de Rodríguez Zapatero / HO

¿En qué puede cambiar la situación de aprobarse la ampliación de la Ley de Memoria Histórica? ¿Acabarán poniendo multas por ir a misa al Valle?

No sé si tanto. Si encontraran un resquicio lo harían. En cualquier caso, incumple varios derechos fundamentales de los españoles recogidos en la Constitución. Decir “me gusta el Valle de los Caídos” podría considerarse falta o delito. Es una ley absolutamente estalinista.

¿La propuesta de Ciudadanos de reconfigurar el sentido del Valle aporta algo al proyecto original de reconciliación?

Ciudadanos una vez más demuestra su absoluta ambigüedad, no sólo en este tema, sino en otros muchos. Los fines del Valle de los Caídos están perfectamente delimitados en el decreto del 1 de abril de 1940, donde se dice que tiene que ser un lugar de reconciliación y de hermanamiento entre los dos bandos de una guerra que no tuvo que darse.

Es una nueva huida hacia adelante de Ciudadanos con tal de no mojarse.

¿Qué pueden hacer los españoles para apoyar la permanencia del Valle y la labor de la Asociación para la Defensa del Valle de los Caídos?

Acudir al Valle, a las misas de 11 y acudir siempre de manera sosegada, con un ánimo religioso, o no, pero con ningún ánimo reivindicativo, porque lo que quieren es que se den circunstancias no deseables para reforzar su argumento de que es un lugar de exaltación política.

¿Cómo está el proceso del último intento de exhumaciones?

Seguimos buscando a los familiares de quienes están enterrados allí. El asunto de los hermanos Lapeña sigue su curso. El Instituto Torroja al parecer aún no ha evacuado su informe. Después Tendrá que venir el Consejo Médico Forense y después habrá que pedir permiso por ley a las dos mil y pico familias de los dos mil y pico caídos que hay enterrados en el mismo osario en el que se supone que están enterrados estos hermanos, que yo tengo mis serias dudas.

También te puede interesar:

El Valle de los Caídos: Cuando la verdad resulta sonrojante

Comentarios

Comentarios