«Siria sigue viva aunque la sociedad esté anestesiada»

    Tres alumnos del Centro Universitario de Villanueva crean un documental sobre la situación de Siria para despertar las conciencias sobre el horror que vive el país. Actuall ha hablado con los creadores para saber cómo nació la idea y qué conclusiones han sacado sobre la investigación.

    0

    Siria, el país más dañado por el Estado Islámico, lleva desde el 2011 en guerra. Los medios de comunicación ya no se hacen eco de las noticias que vienen del país del oeste asiático. Sin embargo, Juan José López, Cristina Plaza y Juan Carlos Alonso, tres alumnos de periodismo, han decidido alzar la voz con la creación de un proyecto titulado: Siria Vive.

    Según explica el alumno Juan José en su artículo «Siria Vive: Un proyecto para despertar a una sociedad anestesiada», «a pesar de estar prácticamente destruido (el 50% de las infraestructuras han sido derrumbadas), Siria es un país que sigue muy vivo», de ahí que llamasen así al proyecto.

    Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

    Haz un donativo ahora

    Siria Vive está compuesto por una página web, un documental y redes sociales, donde se engloba todo el trabajo realizado tras entrevistar a los 22 protagonistas que componen los testimonios sobre el país desde diferentes perspectivas, asegura.

    Pero, ¿cómo empieza este proyecto?, la idea comenzó en el segundo año de carrera, Cristina Plaza y Juan Carlos Alonso estaban decididos a crear «un proyecto web ya que suponía un reto», más tarde, se sumó Juan José. Actuall habla con los tres alumnos para conocer más detalles de su investigación.

    ¿Por qué nace este proyecto?

    Juan José (JJ): «Siria Vive nace en modo de reivindicación y/o protesta de la situación actual en Siria, con la guerra que actualmente se cierne sobre el país. Todos los días hay algo que contar sobre Siria, ya que la Guerra Civil Siria es altamente volátil, con muchos frentes abiertos. Quisimos dar nuestro pequeño grano de arena, denunciando la situación que todavía se está viviendo allí».

    Cristina Plaza (CP): «Teníamos que decidir un tema para el Trabajo de Fin de Grado, y consideramos que el terrorismo es algo que llama la atención a todo el mundo. Desde el primer momento supimos que sería difícil de realizar porque no queríamos enfocarnos en un ámbito de Siria, sino abarcar todo lo que pudiésemos. Así pudimos abarcar la situación en diferentes aspectos».

    Juan Carlos (JC): «Nace para denunciar cómo ha olvidado la sociedad occidental el conflicto en Siria. Hemos visto cómo este tema ha ido perdiendo importancia en los medios hasta caer casi en el olvido, excepto cuando hay atentados que nos pillan cerca. Nacimos (como proyecto) para recordar que todavía hay una guerra muy viva».

    Juan Carlos Alonso, uno de los tres alumnos que han hecho el proyecto Siria Vive
    Juan Carlos Alonso, uno de los tres alumnos que han hecho el proyecto Siria Vive

    ¿Por qué Sira?

    JJ: «Porque Siria todavía está muy viva, no ha muerto –que parece que es lo que nos hacen ver los medios de comunicación, que apenas se hacen eco de lo que ocurre allí-. Fue elegido entre una lista de más de 40 nombres que sacamos tras varias sesiones de brainstorming, y nos pareció que Siria Vive era el más adecuado para encabezar nuestro proyecto periodístico».

    CP: «El yihadismo es algo que a todos los impacta, nos da miedo. A raíz de la Primavera Árabe gran cantidad de países se sublevaron contra la dictadura de los mismos, pasados los años se fueron subsanando en todos, menos en Siria. La sociedad se ha acostumbrado a que en ese país hay muertes todos los días y ya no les afecta, se han ‘anestesiado’. Con Siria Vive queríamos utilizar 22 voces (todos los entrevistados) para despertar a esa sociedad anestesiada, para denunciar que lo que está ocurriendo allí es algo mucho más grave de lo que nos imaginamos, y que no le damos la importancia que tiene. Son personas, al igual que tú o que yo, que lo han perdido todo, que luchan por seguir adelante y porque no las maten cada vez que tienen que salir a la calle. Son inocentes porque ellos no han hecho nada para estar en esa situación».

    JC:  «Porque es uno de los mayores conflictos de este siglo que, desgraciadamente, parece estar muy enquistado. Además, es una guerra que no tiene una sola interpretación».

    Cristina Plaza, una de los tres estudiantes que han llevado a cabo el proyecto de Siria Vive
    Cristina Plaza, una de los tres estudiantes que han llevado a cabo el proyecto de Siria Vive

    ¿Qué ha sido lo más difícil de este proyecto?

    JJ: «La verdad que el proyecto en sí no ha sido fácil; es cierto que algunos temas nos han llevado más tiempo que otros, como concertar las entrevistas a ciertos protagonistas».

    CP: «Encontrar datos para realizar los gráficos y conseguir contactar con Arges Artiaga (combatiente español de las Unidades de Protección Popular (YPG) en Siria). Lo primero porque no hay datos exactos sobre todas las masacres que se han producido allí, tanto a nivel humano como material. Además, desde el primer momento quisimos entrevistar a alguno de los españoles que luchan con las YPG en Siria. Fue como buscar una aguja en un pajar porque los nombres que utilizan son nombres de guerra, finalmente conseguimos contactar con Arges».

    JC: «Ha sido todo un proceso difícil a la vez de bonito. Desde la búsqueda de nuestros protagonistas hasta aspectos técnicos complejos para nosotros como la edición de una página web».

    Juan José López, uno de los tres estudiantes que han llevado a cabo el proyecto Siria Vive
    Juan José López, uno de los tres estudiantes que han llevado a cabo el proyecto Siria Vive

    ¿Y lo más duro?

    JJ: «Quizás ver la situación que se está viviendo allí. Me parece inhumano que estas cosas sigan ocurriendo en pleno siglo XXI, y todos tenemos que trabajar –poniendo nuestro granito de arena- en mejorar nuestro mundo de hoy y el de mañana».

    CP: «El tipo de imágenes que hemos tenido que ver y que, lamentablemente, forman parte de la realidad que existe en Siria. Desde vídeos en el que explotaba una bomba llevándose por delante a una gran cantidad de personas, hasta imágenes de cadáveres de niños. Realidades demasiado impactantes como para publicarlas en un medio de comunicación, y que te ponían la carne de gallina».

    «Hablamos con una ONG que estuvo en el Campo de Refugiados de Lesbos y nos contó que los niños dibujaban gente decapitada, embarazadas a las que abrían la tripa y les sacaban el bebé…»

    ¿Cuesta encontrar información sobre Siria?

    JJ: «Nuestra web contiene información de las multitudes de guerras que el Daesh ha llevado a cabo en territorio sirio; a su vez también tenemos periodistas que han estado en Siria, gente que sigue viviendo allí o que ha vivido durante casi toda su vida. La información en sí, si sabes dónde buscarla, no es difícil de hallar. Por otro lado, no todo el mundo quiere hablar de un tema tan ‘delicado’ como la Guerra Civil de Siria; por tanto, la información está ahí, como un fósil de dinosaurio esperando a ser descubierto, pero encima de este existen muchas capas de polvo y humo».

    ¿Qué está pasando en Siria?

    CP: «Lo que ha ocurrido y sigue sucediendo actualmente en Siria es un infierno. No creo que ni siquiera después de haber estado un año profundizando en el tema, sea capaz de describirlo porque no lo he vivido en primera persona y creo que realmente lo sabes si estás allí, en Siria. De cualquier forma, y como siempre, los verdaderos perjudicados son los civiles. Hablamos con una mujer de una ONG que estuvo en el Campo de Refugiados de Lesbos y nos contó que los niños dibujaban gente decapitada, embarazadas a las que les abrían la tripa y les sacaban el feto… Creo que las noticias que se dan sobre Siria son muy superficiales, no les dan la importancia que realmente tienen».

    «Duele ver cómo más del 50% de las infraestructuras de Siria están derrumbadas…»

    JJ: «Una barbarie. El Daesh sigue arremetiendo contra el pueblo sirio y sometiendo a aquellos que no sigan sus directrices extremistas. Mucha gente no tiene acceso a agua potable o comida».

    JC: «No sabemos la cantidad de vidas que se han perdido, la cantidad de infraestructuras que han sido destruidas, pero tampoco sabemos la cantidad de población que aún queda en Siria. Tampoco sabemos con certeza cómo se financian algunos grupos rebeldes».

    ¿Qué solución hay?

    JJ: «Que todas las naciones del mundo pongan fin a esta situación. Si todos miramos para otro lado porque eso pasa muy lejos y ‘no nos va a salpicar’, las cosas no cambiarán. Sin embargo, al tratarse de terroristas sin miedo a morir, es muy difícil las negociaciones por parte de los cuerpos de seguridad».

    CP: «El problema es que tienes delante a una persona dispuesta a perder su vida por acabar con la tuya, es muy complicado. Cada vez que hay un atentado en Occidente hay personas que se pasan días sin salir a la calle… Es normal tener miedo al terrorismo, a que te maten, a la muerte. En nuestra entrevista con Abdul, definió Siria como: «Madre de los valientes». Creo que tenemos mucho que aprender de estas personas, porque pese a todo lo que han sufrido han sacado la fuerza necesaria para salir adelante, saben mucho más de lo que es la vida que nosotros”, concluye Cristina.

    JC: «Para empezar una mayor solidaridad por parte de la Unión Europea. En la crisis de los refugiados se prometieron cosas que no se han cumplido».

    «Nos parecen tan lejanas las  desgracias de otros países que solamente movemos un dedo para dar nuestro ‘like’ a una foto de Instagram con #PrayForParis«

    ¿A qué conclusiones habéis llegado?

    JJ: «Un país como Siria, cuna de la civilización y lugar donde se creó una de las primeras civilizaciones de Mesopotamia se está consumiendo. Duele ver cómo más del 50% de las infraestructuras de Siria están derrumbadas… y la pobre gente que vivía ahí. Es algo que no tiene nombre, no es humano, y esto tiene que acabar. Sin embargo, la solución no es ni fácil ni ocurrirá de forma inmediata».

    JC: «Escuchando a los principales personajes de nuestro proyecto, nos dimos cuenta de que en esta guerra no hay buenos, solo hay malos. Debido a los últimos atentados del Estado Islámico, parece que nos hemos olvidado de que el país anteriormente vivía en la dictadura de Al Assad y que también ha matado a mucha gente. Ambas partes son destructoras».

    CP: «Vivimos en un mundo en el que solo nos preocupa lo nuestro, no prestamos atención a los que se encuentra detrás de las pantallas de nuestros smartphones. Es paradójico como una tecnología táctil, que nació para unirnos a todos en una sola comunidad y estar más conectados que nunca, ha hecho que hayamos perdido el ‘tacto’ entre nosotros. Nos parecen tan lejanas las penurias, calamidades y desgracias de otros países que solamente movemos un dedo – si es de pedigrí – para dar nuestro ‘like’ a una foto de Instagram con el hashtag ‘PrayForParis’ o similares. Con nuestro trabajo vamos un paso más allá, no nos conformamos con lo banal o superficial, damos a conocer historias que han sido ahogadas por la furia de la guerra. Voces que llevan años gritando pero sin ser escuchadas, testimonios de gente que ha vivido allí o al menos ha tenido un contacto cercano con lo que acontece en Siria».

    Comentarios

    Comentarios