María Jamardo: «No me gusta lloriquear ni el victimismo de las mujeres»

    La periodista María Jamardo ofrece a Actuall su visión de algunos de los temas más recientes que acechan la vida social y política en España: Cataluña, la próxima huelga del 8M, la ley Mordaza LGTBI, el adoctrinamiento en las escuelas...

    0

    La periodista María Jamardo se ha convertido en una voz incómoda por su crítica a determinadas ideologías y pensamientos dominantes. Actuall ha querido entrevistarla para conocer más detalladamente lo que piensa sobre algunos de los temas que recorren la actualidad política y social de España.

    Con el acuerdo de la oposición para tumbar la Ley Mordaza, ¿estamos ante el comienzo de la supresión de todas las leyes aprobadas en la anterior legislativa por el PP?

    Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

    Haz un donativo ahora

    A mí lo que me preocupa es cuando se cambian las mordazas de lado. Es verdad que el tema mordaza  es un término que se utiliza muy tendenciosamente por parte de un sector muy concreto de la política española y que intenta desprestigiar, digamos de alguna manera, o ensuciar la intención de una ley que nace para proteger a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que en muchas ocasiones están muy desprotegidas en ciertas situaciones de tensión en las que desarrollan su trabajo y hemos visto imágenes en las que antidisturbios se quedaron al amparo de violentos, que en momentos determinados, y hace no mucho, actuaron de forma absolutamente descontrolada y cruel.

    Creo que cualquier ley que restrinja libertades es una mala ley, la haga Agamenón o la haga su porquero. Es decir, me da igual si viene por parte del PP o por parte de Podemos, que es lo estamos viendo ahora.

    El tema de restringir las libertades no es una cuestión de etiquetas. La libertad no es algo que corresponda a siglas, ni que debiera ser enarbolado por siglas, sino que la libertad es algo que tenemos, no que tenemos que conquistar, y que se nos restringe sistemáticamente. A mí lo que no me gusta es la hipocresía. No me gusta que haya quienes critican la Ley de Seguridad Ciudadana que se aprobó en su día y con la que fueron muy críticos, para reemplazarla por otra suya que es todavía peor y todavía más restrictiva. No me gusta. Como no me gusta la incoherencia y no me gusta la hipocresía, no puedo estar de acuerdo con ese tipo de planteamientos

    Ante los recientes casos de censura o de acusación de censura, se aplauden si son contra adversarios, pero se critican si son contra amigos. ¿Hay incoherencia?

    Hay un doble rasero clarísimo. Si estoy de acuerdo con esa posición que intenta ridiculizar, que intenta ensuciar, atacar la opinión de otros, me parece bien, si lo hacen los míos; si lo hacen los contrarios para atacar, ensuciar u oscurecer aquello que yo defiendo, me parece mal. Eso no es defender la libertad. Eso es tener un sesgo claro, ser un totalitario y arrogarte la bandera de la libertad para defender sólo lo que a ti te interesa. Eso no es libertad.

    Yo sí que distinguiría muy claramente y hay que distinguirlo y decir las cosas claras, porque la demagogia está a la orden del día. La condena de Valtonyc no es una condena en base a la que ellos llaman la ley Mordaza. La ley Mordaza sólo prevé penas que tienen que ver con multas económicas, no prevé penas de prisión. A Valtonyc se le condena por delitos que están tipificados en el Código Penal.

    La condena de Valtonyc no es una condena en base a la que ellos llaman la ley Mordaza. A Valtonyc se le condena por delitos que están tipificados en el Código Penal

    Es verdad que la libertad de expresión debería ser lo más amplia posible. Y yo estoy de acuerdo con ello. Pero es que la libertad de uno termina donde comienza la del contrario. Y si en esa libertad de expresión inicialmente tú estás injuriando, calumniando, vejando, humillando o atacando libertades o derechos de un tercero, obviamente amenazando, no se puede permitir que cruce esos límites y lo hablo en ambas direcciones.

    Entonces no es un tema de ley mordaza lo del rapero Valtonyc, eso tiene que quedar muy claro. Es un delito tipificado en el Código Penal y se le condena en base al Código Penal.

    Aunque la Ley Mordaza ha sido tan criticada, Podemos ha propuesto otra Ley Mordaza, la del lobby LGTBI… ¿Hacia dónde nos dirigimos?

    Cuando uno se adueña de la palabra libertad para defender unos intereses muy concretos e imponer una ideología a todos los ciudadanos, evidentemente no se puede decir que esté defendiendo la libertad. Si yo reemplazo tu ley por la mía, y lo que hago es simplemente cambiar el tipo de ideas que se están protegiendo o que se está tratando de inocular con esa ley, pues tampoco puedo decir que esté defendiendo las libertades de nadie. Me parece muy poco inteligente, por ejemplo que Ciudadanos haya criticado tan duramente en su día la ley del Partido Popular, sin que sea una ley que me guste, y que ahora sea tan permisivo y abra la puerta con el mismo tipo de ley todavía más estricta y más agravante en otro sentido, con el caso de la ley que propone Podemos sobre la mesa.

    Seis ciudadanos anónimos representan vestidos como presos de Guantánamo el recorte de libertades que supone la Ley Mordaza LGTBI.
    Seis ciudadanos anónimos representan vestidos como presos de Guantánamo el recorte de libertades que supone la Ley Mordaza LGTBI. / HazteOir.org

    Me molesta que se altere la presunción de inocencia en cualquier ámbito; que se presuma que alguien, por hacer una manifestación públicamente sobre un tema que es polémico y sobre el que además, hay una cierta mordaza impuesta de alguna manera en la que nadie se puede expresar con libertad realmente sobre lo que piensa, se le tache de  presunto homófobo, o de presunto atacante de los homosexuales; y se presuma que todos los ciudadanos lo somos y tenemos que demostrar que no lo somos. Cuando debería ser completamente al revés. Eso me molesta profundamente. Me molesta que se abra la puerta a poder secuestrar sin ningún tipo de decisión judicial webs, publicaciones, blogs o cualquier tipo de medio que no se posicione con respecto de ese pensamiento único que está hoy a la orden del día. Eso no es defender la libertad. No puedo estar de acuerdo, obviamente con ningún tipo de ley en ese sentido.

    También se quiere aprobar una Ley de Transexualidad. ¿El buenismo mata el sentido común? ¿Cómo es posible que un tema así se aborde políticamente y no médicamente?

    Hay determinados temas que pertenecen a la esfera íntima y personal y en las que el Estado no debería entrar nunca. Creo completamente absurdo que tenga que decidir un Gobierno, de cualquier signo, sobre la identidad sexual de una persona. Me parece absolutamente innecesario. Lo que se tiene que garantizar en el entorno jurídico es una seguridad para que cualquier persona con independencia de su orientación sexual, de su sexo, de su inclinación, de sus problemas médicos o no médicos, de la necesidad de tener una serie de coberturas especiales… lo tenga garantizado, simple y llanamente. Que merezca todo el respeto de los demás, que merezca la posibilidad de expresarse y desarrollarse como persona y como individuo, en uno u otro sentido.

    Todo el tema que tiene que ver con menores me parece que tiene que estar fuera de determinadas polémicas y de determinados debates

    Eso es lo que tiene garantizar el Estado y el Gobierno desarrollando legislativamente esas cuestiones pero de una manera mucho más amplia, más marco y no utilizar la legislación como herramienta electoralista y como herramienta política. Y sobre todo no incidir en decisiones que tienen que ver más con la privacidad de los individuos, y con las decisiones personales, que son lo que tiene que estar garantizado, el que se puedan hacer con total libertad y con total plenitud de derechos y no incidir en cuáles tienen que ser esas decisiones.

    Recientemente tuvo lugar el I Congreso Internacional sobre Género, Sexo y Educación que organizó HazteOir. Se generó polémica y se insultó a los participantes, pese a ser expertos en la materia. ¿Por qué hay miedo a debatir y hablar con datos y se recurre al insulto fácil?

    Todo el tema que tiene que ver con menores me parece que tiene que estar fuera de determinadas polémicas y de determinados debates y de determinadas sectas; dígase secta en cualquier sentido ideológico.

    Creo que los menores tienen que estar fuera de ese tema. Creo que son los padres los que tiene la libertad de poder elegir cómo quieren educar a sus hijos, en qué centro, cómo pueden apoyarlos en sus necesidades, qué es lo que tienen que reivindicar para ellos fuera de cualquier tipo de adoctrinamiento y fuera de los colegios cualquier tipo de adoctrinamiento. Desconozco por la falta de pluralismo informativo o por la falta de debate puesto sobre la mesa el tema concreto de la transexualidad. Oigo muchas cosas como cualquier ciudadano pero creo que de verdad es algo que debemos sacar de las manos de los políticos. Creo que el debate tiene que ser de mucho más calado, creo que tienen que intervenir otro tipo factores y sobre todo preservar las decisiones individuales, apoyar a aquellos menores que efectivamente necesiten, por cualquier motivo, una protección especial o una atención especial, y a partir de ahí que cada ciudadano se pueda desarrollar con plenitud de oportunidades con independencia de ese tipo de cuestiones. Para mí, estamos hablando de personas. Ya no se trata de sexos, ya no se trata de inclinaciones sexuales. Creo que hay que permitir que cualquier persona dentro de su libertad y sus derechos se desarrolle y madure con todas las garantías, como cualquier otro.

    ¿Hay adoctrinamiento en las escuelas catalanas?

    Creo que se aprovechan los recursos públicos para explicar, difundir y hacer propaganda de ideas políticas en centros escolares. Y que muchos ciudadanos no estamos dispuestos a que con nuestro dinero se pague este tipo de comportamientos. Estamos luchando constantemente por mantener lo más asépticamente posible el entorno educativo porque creemos que los centros educativos están para favorecer conocimientos que tienen que ver con las materias didácticas, asignaturas.

    «Sí hay adoctrinamiento en este momento; sí hay un claro proyecto que tiene que ver con el supremacismo en Cataluña»

    Que también se forman personas en los colegios y que también hay que dar contenidos que tienen que ver con los valores cívicos y con los valores que tienen que ver con el respeto, con la tolerancia, con la igualdad, con la libertad y este tipo de cuestiones.

    Pero siempre al margen  de uno u otro sesgo político. Sí hay adoctrinamiento en este momento; sí hay un claro proyecto que tiene que ver con el supremacismo en Cataluña que lo que intenta es generar, y lleva trabajando muchos años en ello, una serie de generaciones que sean totalmente afines y no cuestionen ese movimiento independentista que tiene una base totalmente emocional.

    Y eso es lo que molesta y lo que permite es que se elija libremente. Estamos primando el derecho de una lengua, que no es un sujeto con personalidad jurídica –las lenguas no tienen derechos, tienen derechos las personas que utilizan las lenguas para comunicarse, que deberían poder elegirlas libremente y el debate se sesga intencionadamente. Nadie se opone a que el catalán –yo soy gallega, estudié gallego, hablo perfectamente gallego y no he estudiado en inmersión lingüística de gallego y tenía una asignatura que era Lingua e Literatura gallega en ese momento.

    Mapa de los supuestos Países Catalanes en los libros de texto en Cataluña.
    Mapa de los supuestos Países Catalanes en los libros de texto en Cataluña.

    ¿De verdad es necesario que para que un alumno conozca una lengua, los padres no puedan elegir la lengua vehicular de su hijo y tener el 80% de las horas en catalán? Yo creo que no. Creo que no es correcto eliminar el catalán de las escuelas porque eso es eliminar parte de la identidad de un territorio en el que además es lengua cooficial y creo que es muy sano y muy positivo intelectualmente que se dominen muchas lenguas, sean las que sean, pero claro, cuando ya se utiliza con una tendencia política muy clara y con otras expectativas, entonces no. Hay un choque frontal con lo que debería ser.

    ¿Habrá nuevas elecciones en Cataluña?

    Yo siempre he apostado por segundas elecciones en Cataluña, por repetición de elecciones.

    Es verdad que hemos visto muchos bandazos, hemos visto muchos nombres que se acaban de proponer sobre la mesa. Que el independentismo tiene su hoja de ruta, en este momento improvisada, pero trazada para alargar todo este esperpento en el que nos han sumido, quizás por inacción de quienes teníamos que estar enfrente dando la batalla con más contundencia en otros momentos, y no sólo en base al 155 sino mucho antes, y creo que quizás esa sería una buena solución que no cambiaría mucho las cosas. También pienso que los bloques que están bastante estancos podrían verse internamente más o menos favorecidos, dentro de los partidos que conforman cada bloque. Creo que ha sido una buena situación, lo que ha pasado en Cataluña, para poner a cada uno en su lugar, para definir cuáles son los límites del tablero de juego y para saber que los independentistas, que tradicionalmente se conformaban con dinero, sí son capaces de ir más allá en su locura separatista y plantear imposibles como el que han hecho hasta el momento, pero también creo que el estado les ha marcado los límites muy claros de que “lo que hagáis va a tener consecuencias”.

    Creo que ha sido una buena situación, lo que ha pasado en Cataluña, para poner a cada uno en su lugar, para definir cuáles son los límites del tablero de juego

    Creo que en ese tablero de juego sí hemos avanzado algo y se han definido al menos los límites para poder empezar de nuevo la partida. No creo que el inmovilismo sea bueno. Creo que hay que cambiar muchas cosas estructurales que va a llevar mucho tiempo poder cambiar y eso requiere de un compromiso que va mucho más allá de siglas de partidos y de intereses electorales.

    ¿Qué le han parecido las reacciones que ha habido en Cataluña ante el discurso del presidente del Parlament, Roger Torrent, en un acto organizado por el Colegio de Abogados de Barcelona Reacción o del mismo Torrent y Ada Colau ante el Rey en el Mobile World Congress?

    Con el tema de los jueces, los fiscales y magistrados me parece que tuvieron una valentía y una dignidad que es muy de agradecer hoy en día.

    El señor Roger Torrent es el presidente del Parlamento catalán, representa una institución y tiene la obligación de mantener lo que se espera de él como presidente de ese Roger TorrenParlamento catalán, y no puede decir según qué cosas. Y no hablo de libertad de expresión. Calumnió a los jueces, a los fiscales y a los magistrados. No se les puede acusar, ya no hablar de los presos políticos, que puede ser un mensaje más o menos populista en el ámbito de los partidos y del juego político, sino por decir “por delitos inexistentes”.

    El presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent. / EFE
    El presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent. / EFE

    Para mí la frase lapidaria de ese discurso fue que él mencionase que esos jueces o fiscales que mantienen presos políticos, que no existen en España, en prisión provisional, lo hacen en base a delitos inexistentes.

    Eso es una calumnia a los jueces, fiscales y magistrados, y creo que fueron coherentes con la función que se espera de ellos y que hicieron lo que tenían que hacer en ese momento. No comulgar y no escuchar cualquier cosa sin reaccionar ante determinadas afirmaciones.

    El hecho de que el señor Catalá se quedase sentado tiene que ver más con su papel político. Él no quiere confrontar en ese momento y tengo que decir que después escuché su discurso, que no ha tenido ninguna trascendencia, y creo que se mantuvo muy bien en el rango institucional, que no entró en esa provocación y no empañó ese acto que lo que buscaba, como siempre, en determinados sectores políticos, es esa polémica o rentabilizar cualquier evento, sea institucional o partidista para lanzar sus consignas. Me pareció fantástica la posición que adoptaron.

    Por el mismo motivo creo que, lo que hablamos al principio, no se puede ser incoherente. Si yo no estoy de acuerdo con que el Rey de España, que en este momento es el Jefe del Estado hasta que se cambie la Constitución, o los españoles decidan que no quieren una monarquía parlamentaria que los represente, mi obligación como alcaldesa de Barcelona, o mi obligación como presidente del Parlamento de Cataluña es acudir al acto institucional de recepción.

    Ada Colau , alcaldesa de Barcelona / EFE.
    Ada Colau , alcaldesa de Barcelona / EFE.

    Y a la alcaldesa Ada Colau explicó en este caso que acudía después a la cena porque era la alcaldesa de todos los barceloneses y por lo tanto tenía que representarles, pero eso era en un momento y en otro.

    Eso trasciende a tu propia ideología de partido. Tú no acudes como presidente del partido En Comú Podem. Acudes como alcaldesa de Barcelona y tendrás que estar en los actos institucionales coincidan o no con la ideología de tu partido. Porque te hayan votado o no, estás cobrando de todos los barceloneses.

    ¿Los medios de comunicación no son altavoz de todo lo que sucede en Cataluña?

    Internacionalmente no hay ningún tipo de repercusión del proceso de Cataluña. Está más que amortizado. Ya no hay ningún interés internacional por el tema del independentismo catalán más allá del aspaviento o el esperpento que puedan hacer fuera de nuestro país determinados personajes, que por cierto no son representativos de nada porque han huido cobardemente. Y si tuvieran tanta fe en sus ideas y estuvieran tan seguros de que aquí son perseguidos por ellas se hubieran quedado para demostrarlo y debatirlo. Es rotundamente falso que en España se persiga a nadie por sus ideas.

    Primero porque el Tribunal Supremo lo ha dejado clarísimo en todos los autos que ha emitido con respecto a los recursos de petición de puesta en libertad de los presos que están ahora mismo en prisión provisional por el tema de la declaración unilateral de independencia. El señor Junqueras pidió en su día poder salir de prisión en base a una serie de argumentos que no tenían nada que ver con su causa, sino con su calidad humana y personal, que no afectan en nada al proceso –que pueden ser muy propagandísticos pero que no afectan en nada al proceso- pero yo creo que hay que dejar clara una idea y que trascienda. En España nadie es perseguido por sus ideas.

    El independentismo no está prohibido. Se puede defender y tener partidos independentistas. Incluso que en sus objetivos prometan separar una parte del territorio

    El independentismo no está prohibido. Se puede defender y tener partidos independentistas. Incluso que en sus objetivos electorales prometan separar una parte del territorio del resto. Lo que no se puede y lo que no está permitido y sí tiene consecuencias penales es que haya determinados políticos o partidos en España que utilicen según qué mecanismo para conseguir esos objetivos. No es el «qué» lo que se persigue, sino el «cómo». Si tú quiere conseguir la independencia de Cataluña hay mecanismos constitucionales que lo permiten.

    Imagine si estamos aquí reprimidos o no para conseguir según qué cosas. Si miramos alrededor a esa Europa a la que muchos apelan, llaman y claman por su derecho a decidir e independizarse, no tienen más que ver que tienen prohibidos los partidos independentistas en sus constituciones. En España hay muchas personas que se han expresado libremente a favor de la independencia que no están en prisión. ¿Por qué? Porque no han materializado según qué actos.

    Gabriel Rufián es diputado de Esquerra Republicana de Cataluña /ERC
    Gabriel Rufián es diputado de Esquerra Republicana de Cataluña /ERC

    El señor Tardá, el señor Rufián, la señora Ada Colau, miles de personas que se han manifestado incluso desde posiciones políticas muy claras, incluso en el Parlamento nacional en favor de la independencia y no están en prisión. Luego no son perseguidas por sus ideas.

    ¿Qué le parecen las protestas de los pensionistas?¿Hay arreglo al sistema actual?

    Lo que no puedes hacer es engañar a la gente. Vuelvo a lo mismo. Me molesta mucho que determinados temas los utilicen electoralmente engañando a las personas. Y a los pensionistas se les está engañando. Se les habla del IPC y de la actualización de las pensiones. Si nos vamos al periodo del 2014 al 2016 si las pensiones hubieran estado vinculadas al IPC, tendrían que haber bajado. Es engañar a la gente y me molesta que se utilice a los pensionistas. Tienen todo el derecho del mundo a cobrar sus pensiones, pero también a que se diga que sus pensiones salen de las cotizaciones de quienes estamos tributando ahora. Que ellos tienen pensiones de las más altas de Europa, en los análisis económicos  que se pueden ver en los años más recientes de la historia económica de España, la generación que más alto ha cotizado en aquella época y que por supuesto han trabajado para ello.

    ¿Pero se dice que el sistema de pensiones es un sistema piramidal y que esa pirámide que antes tenía una base enorme de cotizantes, con sueldos bastante mejores que los que tenemos hoy en día los jóvenes, ahora está en el sentido contrario? Tiene menos cotizantes que pensionistas. ¿Se dice que esas pensiones máximas se están pagando precisamente con salarios muy bajos y con mini sueldos o sueldos de cotizantes a media jornada? Eso no se dice. Nadie es capaz de poner eso sobre la mesa porque saben que el caladero de votos de pensionistas es muy elevado. Pero nos están hipotecando a las generaciones futuras para garantizar algo que no se puede garantizar al menos en los términos en los que se está prometiendo ahora. Es que la caja de las pensiones de la que todos hablan, de la que todos salvan los muebles, la Seguridad Social tiene un déficit de 25.000 millones de euros por el tema de las pensiones.

    Sobre las pensiones nadie es capaz de poner eso sobre la mesa porque saben que el caladero de votos de pensionistas es muy elevado

    Y que yo sepa el Estado, lo público, no genera dinero si no es a través de la actividad privada. Si no se cotiza no se puede sostener el sistema de pensiones. Tendremos que buscar una solución y tendremos que poner el debate sobre la mesa. Lo que no puede hacer es encender a según qué sectores, a preocuparlos, a incendiarlos mutuamente para defender lo bien que lo han hecho unos y lo bien que lo han hecho otros. Todos han tenido responsabilidad y problema. El Partido Popular y PSOE. Todos.

     

    ¿Usted hará huelga del 8 de marzo?

    No. Yo hago huelga todos los días. Hago huelga todos los días cuando me levanto a las 6.30 de la mañana, cuando pongo el desayuno a mis hijos, vuelo para llegar a tiempo a la oficina, trabajo todo el día, llego a recogerlos y me preocupo de sus actividades extraescolares, de estudiar con ellos y de estar pendiente de las cosas de mi casa y cuando me acuesto a la 1.30 después de haberme preparado los temas del día siguiente o haber finalizado una jornada laboral eterna. Yo todos los días me curro muy mucho mi puesto como mujer y mi espacio como mujer. Todos los días intento demostrar lo mejor que puedo que soy capaz de hacer lo mismo que cualquier persona en el mercado laboral pese a haber decidido afrontar la maternidad el libertad. Que no tengo ningún tipo de imposición de ningún heteropatriarcado extraño que nunca he llegado a conocer, que es como los supertacañones, un ente inexistente que no soy capaz de identificar y que mis decisiones son mías y que asumo las consecuencias de mis actos y las responsabilidades. No me gusta lloriquear ni el victimismo de las mujeres. No me gusta que el feminismo de hoy siga vendiendo a la mujer como el sexo débil porque no es cierto.

    A mí me da igual lo que digan ciertos colectivos. Yo hablo desde mi individualidad y desde mi independencia y desde mi libertad como persona

    ¿Hay mucho camino por hacer? Hay mucho camino por hacer, por mejorar en los ámbitos de la sociedad, pero negar la evidencia de que en España hace 10 años las mujeres tenían una situación muchísimo peor que la que tenemos las mujeres hoy en día me parece totalmente injusto y me parece una obscenidad. Si mi abuela hoy viese a dónde he podido llegar y cómo he podido desarrollarme como persona con independencia de mi sexo que es a lo debemos aspirar, creo que se sentiría muy orgullosa y estaría muy en contra de muchas de las cosas que defienden otras mujeres con las que muchas no nos sentimos identificadas y que hablan por todas. Y ese es el problema.

    ¿Qué busca la huelga? ¿Se verán marcados los que no la secunden?

    A mí me da igual lo que digan ciertos colectivos. Yo hablo desde mi individualidad y desde mi independencia y desde mi libertad como persona. Y cualquier colectivo que enarbole la defensa de un feminismo que es talla única hoy en día y que tiene que ver con un pensamiento muy cerrado y con unas consignas muy marcadas que no comparto, no me representa. No tengo por qué ser igual a todas las mujeres ni lo soy. Y no tengo por qué discrepar con los hombres como colectivo por el hecho de que sean hombres.

    Diputadas de Unidos-Podemos respaldando la convocatoria de la 'huelga feminista' del 8 de marzo de 2018. /EFE
    Diputadas de Unidos-Podemos respaldando la convocatoria de la ‘huelga feminista’ del 8 de marzo de 2018. /EFE

    Hay veces que estoy de acuerdo con mis amigas y hay veces que no estoy de acuerdo con mis amigas; hay veces que estoy de acuerdo con mis amigos y hay veces que no estoy de acuerdo con mis amigos. Pero el debate tiene que ver con personas adultas y personas maduras, y con posicionamientos personales, no tiene que ver con el sexo. ¿Si yo me enfrento en un debate con un hombre voy a discrepar absoluta y automáticamente con él por ser hombre? Habrá cosas con las que estaré de acuerdo y cosas con las que no; como habrá mujeres con las que comparto determinadas opiniones y otras con las que no.

    Ni somos un colectivo ni somos todas iguales ni esto es algo absolutamente homogéneo. Yo creo que en la discrepancia está lo positivo.

    No veo ningún colectivo de hombres reivindicando su masculinidad, ni veo ningún colectivo de hombres criticando a otros hombres por dedicarse al mundo de la moda, o por tener buenos cuerpos como los futbolistas o por utilizar su cuerpo para ganarse la vida. No lo veo.

    Y desde ese punto de vista no puedo estar de acuerdo con los métodos que algunas están intentando utilizar para defender cosas con las que sí puedo coincidir. Puedo estar de acuerdo en el planteamiento, pero volvemos a lo mismo. El qué sí, pero no el cómo.

    Para mí no sirve llegar ayudadas, no sirve llegar privilegiadas, con cuotas, con listas cremallera. Sirve llegar y demostrar que hemos llegado porque somos capaces

    Para mí es imposible conseguir la igualdad real de hombres y mujeres –la igualdad de oportunidad ya existe y está legalmente reconocida- quizás en la práctica haya que avanzar todavía camino pero el cómo lo consigamos para mí es muy importante. Para mí no sirve llegar ayudadas, no sirve llegar privilegiadas, con cuotas, con listas cremallera. Sirve llegar y demostrar que hemos llegado porque somos capaces. Por supuesto. Faltaría más.

    ¿No se han empezado a mezclar temas y se está convirtiendo convierte en una huelga política? Mire el caso de Cataluña…

    Siempre hay su sesgo político. El hecho de que en una huelga feminista convocada por determinadas sensibilidades políticas concretas se segregue a mujeres en función de si son estudiantes, si son representantes de la organización, si son afines o no afines ya es muy definitorio. Que en esa misma huelga se segregue a los hombres a un espacio mixto y se reserve una cabecera y las primeras filas a un espacio no mixto es segregar y es hacer lo mismo que critican. La defensa del feminismo es un trabajo social de todos, en conjunto, en el que tenemos que trabajar hombres y mujeres en equipo. Es que somos un equipo, somos complementarios. No somos enemigos.

    Si en vez de hombres, en esos ámbitos de presuntos delincuentes decimos negro, o  musulmán, ¿qué opinarían muchos de quienes defienden según qué cosas?

    Y desde ese punto de vista, juntos podemos avanzar mucho en determinados aspectos. Hablar de que la Policía en una carga policial está mucho más pendiente de su operativo y de cuáles son los protocolos que tiene que seguir y para eso les pagamos, pero se dedica a tocar partes no debidas de manifestantes que se encuentran haciendo lo que no deben y donde no deben, me parece desconocer mucho cuál es la labor policial y segundo ser unos hipócritas porque precisamente quienes han denunciado la labor policial, quienes se avergüenzan de la labor policial por represiva, quienes pertenecen a partidos en los que su líder ha dicho que le «encantaba ver cómo eran apaleados policías en la calle», después se lance a la calle a defender la equiparación salarial de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. ¿Me lo pueden explicar? Volvemos a esa incoherencia. Todo es un tema puramente electoralista y que tiene que ver con el caladero de votos.

    Con el movimiento #MeToo, también está creciendo el miedo de los hombres a viajar con mujeres, a trabajar con ellas. ¿Eso es progreso? Si feminismo busca igualdad, ¿de qué tienen miedo los hombres?

    Precisamente quienes hablan de que no se puede segregar ni se puede discriminar por razón de sexo, y que las mujeres no pueden ser discriminadas, cosa con la que estoy totalmente de acuerdo por su sexo e históricamente sí ha pasado, y negarlo no sería justo ni honesto intelectualmente. Pero convierten eso en la excusa para hacer exactamente lo mismo a la inversa.

    La diseñadora Myriam Chalek se sumó a la campaña #MeToo durante le Semana de la Moda de Nueva York.
    La diseñadora Myriam Chalek se sumó a la campaña #MeToo durante le Semana de la Moda de Nueva York.

    ¿Es eso lo que queremos? Si en vez de hombres, en esos ámbitos de presuntos delincuentes en potencia sustituimos la palabra hombre por negro, o sustituimos la palabra hombre por musulmán, ¿qué opinarían muchos de quienes defienden según qué cosas? Si yo digo que me da miedo ir por la calle por la noche sola porque soy potencial víctima de un hombre que quiera hacer algo que no debe… Si digo eso mismo con una potencial víctima de un inmigrante que viene a hacer lo que no debe, o soy víctima potencial de un negro que viene a hacer lo que no debe, o de un musulmán que viene a hacer lo que no debe, ¿qué pensarían de mí? Es que es tan sencillo como eso.

    Usted critica en muchas ocasiones la Ley Violencia de Género. ¿Cuántos hombres deben pasar por prisión injustamente para que se vuelva a estudiar?

    Cuando tocas este tema, que es un tema especialmente sensible porque es verdad que hay mujeres que mueren a manos de sus parejas; es horrible que hoy en día tengamos que dar ni siquiera una noticia de una mujer que ha sido víctima de su pareja por una situación de dominación, de poder, de sometimiento, de anulación de la individualidad me parece terrible, sea una o sean 25, me da igual el número, es una cuestión de calidad y precisamente por eso tenemos que ser muy exquisitos en cómo hacemos las cosas. Cuando uno sabe que existe un problema lo que debe ir es a la raíz del problema.

    Creo que ahora se está avanzando bastante en este sentido y por fin han salido quienes tienen que estar preocupados de estas cuestiones que habría que haber hecho cierto perfil de cuáles son las motivaciones y los puntos en común que tienen los maltratadores, por ejemplo: y saber qué es lo que les mueve o llega a poner en conexión a ese tipo de perfiles.

    Igual que hay leyes específicas contra el terrorismo o algunos delitos cualificados, está bien que se proteja a las mujeres pero no haciendo tabla rasa. No presuponiendo que cualquier mujer, que a partir de un momento determinado en que sabe que le beneficia una ley va a poner una denuncia, sea dogma de fe su denuncia, que no se le pueda presumir que está presentando una denuncia que no es real.

    Me horroriza saber que hay una sola mujer que muera a manos de su pareja, pero también que haya un hombre que pase una noche en el calabozo por una denuncia falsa

    Me horroriza saber que hay una sola mujer que muera a manos de su pareja, pero también me horroriza saber que haya un solo hombre que pase una noche en el calabozo por una denuncia que no es cierta. Si eso se produce tenemos que ir hasta las últimas consecuencias con ese tipo de denuncias. Vamos a ser estrictos.

    Vamos a proteger a las mujeres hasta el último extremo, vamos a permitirnos alterar esa presunción de inocencia pero entonces también vamos a llegar hasta las últimas consecuencias cuando sabemos que hay mujeres que han presentado denuncias falsas. Vamos a ser equitativos e igualitarios.

    El tuitero Barbijaputa la ha criticado de activismo machista por algunos tuits suyos en los que criticaba cierto feminismo. ¿Puede explicarnos que ha ocurrido?

    Es parte de la polémica. Hay determinados sectores a los que les molesta mucho que haya voces totalmente independientes o totalmente libres que dicen lo que piensan y que no están sometidos a ningún tipo de subvención ni de interés económico en poner sus ideas de manifiesto. Hay determinados personajes con los que me encantaría debatir frente a frente. Yo cuelgo mis opiniones y las comparto con nombre y apellidos. Desde el momento en que alguien que me está interpelando no sé quién es, no sé cuál es su cara ni su identidad, no sé cómo piensa en otros ámbitos determinados, cuál es su bagaje o su trayectoria, y no tiene la valentía de poder dar la cara para defender sus ideas, no sé muy bien por qué, pues para mí no está en el mismo plano.

    «Desde el momento en que alguien que me está interpelando no sé quién es, no sé cuál es su cara ni su identidad, pues para mí no está en el mismo plano»

    No entro. Respeto que cada cual se pronuncie como quiera y agradezco que me dediquen tanto interés. Entonces es que estaré diciendo cosas incómodas y no será tan poco importante el mensaje que lanzo. Así que bienvenido sea.

    ¿Qué pasará en las próximas elecciones?

    Creo que las encuestas hay que medirlas en su justa medida y creo que las encuestas son encuestas. Hay ciertas tendencias que podemos extrapolar como tendencias útiles para lo que van a ser los próximos años en la política española y creo que sí hay una muy clara de que no va a haber mayorías absolutas, rotundas y contundentes como estábamos acostumbrados ahora; que se va a tender cada vez más a un equilibrio en el que haya que buscar pactos para gobernar –cosa que tampoco me parece mal- y esa es una lectura que podemos hacer de las últimas encuestas.

    Poniendo en su justa medida que efectivamente quizás haya habido movimientos que nacieron con mucha fuerza que se están desinflando razonablemente y poniendo también en valor que hay determinados sorpassos que creo que es muy complicado que se produzcan por lo menos teniendo en cuenta cómo es la estructura de partidos hoy en España y cómo se elige y cuál es la cuota de reparto electoral con respecto al voto de los ciudadano y las circunscripciones. Creo  que tampoco va a haber muy relevantes ni sorpassos de titular. El tema de que Ciudadanos pueda ganar las próximas elecciones a mí me parece muy ambicioso y creo que no se va a materializar en la práctica. Pero estaremos expectantes y atentos con respecto a lo que pueda suceder.

    El PSOE y la Ley de Memoria Histórica

    Yo creo que en este país la izquierda vive de unos réditos que hoy ya están más que superados.

    El Valle de los Caídos, objeto de deseo del PSOE con la ley de Memoria Histórica.
    El Valle de los Caídos, objeto de deseo del PSOE con la ley de Memoria Histórica.

    Estoy de acuerdo y tienen toda la razón quienes piden que encuentren a todos sus antepasados o sus familias, me da igual qué significación política, tengan derecho a enterrar a sus muertos y a saber dónde están. Es una cuestión de humanidad. Pero no es una cuestión política, es una cuestión de humanidad. A partir de ahí lo que no se puede es hacer leyes para cambiar la Historia. La Historia es la que es, nos guste o no. La Historia hay que contarla. ¿Corregir errores históricos salvables como el del que estamos hablando? Por supuesto. Cómo una persona con un mínimo de humanidad no puede querer que todo el mundo sepa dónde está enterrado su abuelo o dónde está el cuerpo de su antepasado.

    Pero a partir de ese derecho absoluto, lo que no se puede es aprovechar la vía para que se intente cambiar la Historia o lo que pasó. Los hechos son los hechos. La Historia fue como fue, a algunos nos gustará más o menos y es lo que hay. Simplemente hay que conocerla.

    Cambiar a futuro lo que no nos haya gustado y aprender de los errores del pasado y dejar ya este tipo de temas que lo único que hacen es mantener abiertas heridas muy incómodas que no aportan nada al debate político ni a la realidad social que a lo mejor nos define hoy en día a las generaciones actuales.

    Entrevista realizada a: María Jamardo

    Comentarios

    Comentarios