Magdalena Korzekwa-Kaliszuk
Magdalena Korzekwa-Kaliszuk / CitizenGO Polonia

Polonia es un país provida, como demostró el pasado viernes al aceptar a trámite una propuesta ciudadana que busca prohibir el aborto excepto sólo en los casos en los que la madre corra peligro de muerte.

Y es provida porque para dicha votación todos los partidos dejaron libertad de voto a sus miembros, una practica democrática que no siempre se permite en los partidos, al menos en España.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Se trata de una decisión histórica, del primer paso atrás ante lo que hasta ahora parecía un avance inevitable del aborto, de un posible cambio de tendencia.

Y por eso Actuall ha querido hablar con Magdalena Korzekwa-Kaliszuk, abogada, periodista y escritora, además de directora de campañas de CitizenGO en Polonia, una de las plataformas provida claves en este proceso.

¿Qué supone este victoria?

Se trata de una victoria triple. Primero, porque es la primera vez que una iniciativa ciudadana enfocada en parar el aborto, conocida como “Stop abortion” y que fue presentada por casi medio millón de ciudadanos, ha sido aprobada por el parlamento gracias a 267 votos a favor, 11 abstenciones y 154 en contra y ahora se discutirá en el Comité de Justicia y Derechos Humanos.

La segunda victoria se da por el rechazo al otro proyecto que se votaba el pasado viernes presentado por feministas que pedía el aborto libre durante las primeras 12 semanas y que fue rechazado por la mayoría de la cámara.

Y la tercera victoria corresponde a otro proyecto legislativo que también se ha enviado al comité y que limita el aborto a un sólo supuesto, que es el de riesgo grave de salud para la madre.

¿O sea que se puede frenar a la cultura de la muerte?

¡Nuestra generación puede detener el aborto! Edmund Burke decía que ‘lo único necesario para que el mal triunfe es que los buenos no hagan nada’. Y esta victoria es una prueba de que la gente buena puede no sólo defender estos valores cuando son atacados, sino también tomar la iniciativa y cambiar el mundo.

“Espero que este buen cambio en Polonia contagie a otros países de la Unión Europea para que puedan parar el aborto”

Espero que este buen cambio en Polonia (que con suerte se materializará en los próximos meses) contagie a otros países de la Unión Europea para que puedan parar el aborto. Y debe servir como argumento para aquellos provida que se encuentran bajo mucha presión y piensen que el cambio no es posible. Porque la protección de la vida desde la concepción es posible y ahora está ocurriendo en Polonia.

¿Y que supone para los polacos?

Afortunadamente el proyecto se aprobará en el comité y en el Parlamento, ratificado por la presidente como marca el procedimiento polaco. Esta es la primera gran victoria provida, pero tenemos que esperar a que se cambie finalmente la ley.

Esta victoria significa que Polonia tiene una oportunidad única para cerrar el legado del comunismo, cuando el aborto estaba disponible sin problema para las polacas, aunque fue introducido primero por Adolf Hitler durante la ocupación en 1943.

En 1993 se obró el primer gran cambio y se limitó de forma significativa el número legal de abortos en el país, pero no se pudieron evitar todos. En los últimos años, los abortos realizados en Polonia rondaban los 1.000 al año y la mayoría de ellos, casi el 90%, se realizaban por malformaciones del feto.

Ahora por fin podemos culminar el proceso de parar el aborto y proteger la vida desde la concepción de cada uno de los bebés con la posibilidad de rescatar a las madres embarazadas con dificultades. Esta victoria puede crear una sociedad y una familia polaca más fuerte. Justo lo que el país de San Juan Pablo II debía hacer.

¿Crees que otros países pueden seguir vuestro ejemplo?

Eso espero y estoy segura de que nadie involucrado en política en el resto de países puede ignorar este hecho. De verdad espero que haya un cambio en las conciencias de muchos políticos… Y que los continuos pasos que las organizaciones nacionales e internacionales dan para promover el aborto en diferentes documentos sean cesados. Este ejemplo puede dar mucha fuerza a la gente que sea provida pero que por la presión de grupos abortistas no se suman o se empiezan iniciativas provida.

¿Y ahora qué?

Todos los polacos provida están al tanto del hecho de que la batalla no ha terminado y de que las votaciones más importantes tendrán lugar en los próximos meses. Hay muchos peligros: ambos proyectos (limitación de supuestos y provida) pueden demorarse durante meses en el comité del parlamento, y pueden ser modificados o incluso rechazados.

El parlamento está lleno de gente provida, pero hay mucha gente normal, personas que tal vez tengan dudas, estén asustados y bajo mucha presión política. Hay que apoyar a Polonia, a los parlamentarios polacos y a los ciudadanos polacos y sus iniciativas provida, ¡eso es lo que necesitamos ahora!

¿Opina que este cambio gustará o molestará a los líderes de la UE?

Supongo que muchos políticos europeos pueden estar aterrados y tratar de parar está buena oportunidad para Polonia. Sin embargo, Polonia, miembro de pleno derecho de la UE, es un país independiente y depende de sus ciudadanos, quienes quieren proteger la vida de los no nacidos.

“El bien genera más bien, por lo que estamos preparados para empezar este cambio no sólo en Polonia, sino también en Europa”

También estoy segura de que entre los políticos de la UE hay personas que apoyan esta increíble oportunidad para Polonia. El bien genera más bien, por lo que estamos preparados para empezar este cambio no sólo en Polonia, sino también en Europa.

San Juan Pablo II dijo que “una nación que mata a sus propios hijos, es una nación sin futuro”. Si la UE continúa matando a sus propios hijos, significará que no tiene ningún futuro. Es tiempo de cambiarlo. Para terminar, quisiera agradecer a CitizenGO y a todos sus miembros su incondicional apoyo a nuestra causa. Por favor, sigan rezando por nosotros.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Madrileño, de familia numerosa. Comenzó a estudiar Historia aunque pronto se cambió a Periodismo. Se licenció por la Universidad Complutense de Madrid y desde entonces no ha parado. Ha trabajado para las agencias de información Colpisa y Europa Press, para el departamento de comunicación de LaSexta y ha logrado saborear la experiencia de trabajar en papel gracias al periódico La Razón.