«Con los cuidados neonatales ya hay menos secuelas por prematuridad o malformación»

    0
    Bebé recién nacido / Wikipedia
    Bebé recién nacido/ Wikipedia

    El Dr. José María Garrido será uno de los seis ponentes que conforman el plantel de las III Jornadas Científicas de Derecho a Vivir, que se celebrarán en la sede de HazteOir.org de Madrid el próximo 13 de noviembre en el marco de la Semana por la Vida.

    En la jornada científica de Derecho a Vivir usted nos habla en concreto sobre El nino prematuro: sólo es cuestión de semanas. ¿Qué quiere enfatizar bajo este enunciado?

    Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

    Haz un donativo ahora

    Cuando asistimos a un nacimiento anticipado, prematuro, se produce una situación muy estresante para unos padres, en su mayoría jovenes y sin experiencia.

    Los ginecólogos, en primer lugar, junto con las matronas y posteriormente los neonatólogos y enfermeras, asumimos el rol de cuidar a un ser indefenso, un recién nacido que en ocasiones, sin ayuda, tendría muchas dificultades para sobrevivir y hacemos todo lo posible por cuidarle, por sanarle… En definitiva, por ayudarle a madurar y salir adelante poniendo todos los medios técnicos y humanos posibles.

    Se trata de un ser vivo en plenitud, que lucha por vencer sus dificultades.

    José María Garrido
    José María Garrido

    ¿Por qué apostar por la vida ante un diagnóstico prenatal desfavorable, o cuando las complicaciones en el embarazo derivan en un nacimiento prematuro?

    Es nuestra razón de ser; los pediatras y especialmente los neonatólogos nos enfrentamos desde el primer instante al reto de luchar por la vida cuando esta peligra. Requiere un gran esfuerzo, pero es muy gratificante saber que en la mayoría de las ocasiones los ninos prematuros saldrán adelante en las mejores condiciones posibles para llevar una vida plena como cualquier otro ser humano.

    “El desprecio a la vida humana surge de una sociedad limitada a lo fácil»

    ¿No le parece una ironía el desarrollo de la cirugía fetal mientras se practican en España 324 abortos al día?

    Parece algo contradictorio, supongo que, en parte, debido a la ignorancia o desinformación a los futuros padres y, por otro lado, por la comodidad y la falta de compromiso de una sociedad que se limita a lo fácil, sin tener en cuenta en este caso el valor de la vida de los más inocentes e indefensos.

    ¿Se brinda información y apoyo real a los padres en estas dolorosas circunstancias? ¿O se les aboca al aborto, o a ‘dejarles ir’, en pro de una falsa compasión?

    Cada vez es más común que exista en los hospitales una estrecha relación entre obstetras y neonatólogos para realizar una labor conjunta y de mayor calidad; en primer lugar, en cuanto a la información y a la asistencia perinatal, de manera que resulte lo más adecuada posible para atender las necesidades de las familias y de los ninos que presentan un mayor riesgo y vulnerabilidad. También es cierto que esta labor requiere tiempo y dedicación para ir mejorando día a día y evitar situaciones de desamparo.

    ¿Qué nos aportan los avances en cirugía prenatal y en las unidades de cuidados de prematuros?

    La cirugía prenatal es una disciplina relativamente joven; si bien se inició a finales del siglo pasado, lo digo así para darle mayor énfasis, permite resolver situaciones de riesgo vital en malformaciones que, si no se solucionan tempranamente, pueden llegar a ser incompatibles con la vida. Nuestra labor principal es saber o conocer que existe o no una alternativa a la patología fetal grave, mejorando la supervivencia o la calidad de vida postnatal.

    Las unidades de cuidados neonatales muestran ya un amplio crecimiento en muchos países. La experiencia y los progresos son cada vez mayores, sobre todo en lo referente al manejo de la ventilación mecánica, las pautas de alimentación y los cuidados centrados en el desarrollo. Todo ello permitirá una mayor supervivencia y cada día con un  menor número de secuelas en los casos extremos de prematuridad o de malformaciones.

    «La experiencia nos dice que las posibilidades de supervivencia son cada día mayores»

    Expresiones como “incompatible con la vida” se usan para justificar el aborto o la eutanasia infantil. A estos ninos, ¿se les puede asistir en el sufrimiento?

    Estamos ante la paradoja de una situación de gravedad, como la que viven en muchos momentos los ninos, en este caso los recién nacidos más graves, que tienen riesgo de fallecer. La experiencia nos dice que las posibilidades de supervivencia son cada día mayores, así como los resultados. Pero a veces no es posible, pues somos limitados y no todas las patologías son curables.

    Cuando finalmente se va a producir un fallecimiento o muerte inminente o incluso muerte inesperada, en nuestra Unidad de Pediatría de Salamanca hemos creado una guía y un protocolo de acompañamiento en el dolor y de cuidados paliativos para estos pacientes, desde los más pequeños.

    ¿Son en este sentido los cuidados paliativos perinatales o una mayor calidad en las unidades de Neonatolagía asignaturas pendientes?  

    Como comentaba en el punto anterior, la guía de apoyo al duelo es una herramienta que creemos es de mucha utilidad para acompañar y minimizar el dolor de la familia e incluso de los sanitarios cuando padecemos la pérdida de un ser querido o de un paciente. Es algo que no debemos olvidar y que es necesario implementar desde el inicio de la vida.

    Entrevista realizada a: Dr. José María Garrido, neonatólogo

    Comentarios

    Comentarios