Javier Puente vuelve al PP después de darse de baja por sus incumplimientos sobre el derecho a la vida. /EFE
Javier Puente vuelve al PP después de darse de baja por sus incumplimientos sobre el derecho a la vida. /EFE

Javier Puente Redondo (Santander, 1976), regresa a la política activa. Y lo hace, de forma sorprendente, como candidato del Partido Popular al Senado por Cantabria. Después de implicarse en la política local en la localidad montañesa de Ribamontán al Mar donde fue concejal entre 2007 y 2011. Entonces dio el salto a la actividad parlamentaria nacional, como diputado de la X Legislatura, entre 2011 y 2015.

Casado y padre de tres hijos, su posición provida le llevó a romper la disciplina de voto en la mini reforma del Partido Popular a la Ley Aído de barra libre de aborto, por considerar que se trataba de una postura que no atendía de forma suficiente la promesa electoral de reformar la ley para mejorar la defensa de la vida humana. Le costó ser defenestrado por la dirección del Partido Popular, entonces liderado por Mariano Rajoy. Se dio de baja del partido.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

En verano de 2017, formó parte del comité ejecutivo nacional del Proyecto Avanza, del que fue su último secretario general. Fracasado el intento de crear una plataforma política que recogiera el descontento de buena parte de los votantes y militantes del PP, ahora vuelve a su antigua casa política, en una decisión que, sin duda, no ha sido fácil.

Su postura difiere notablemente de la tomada por compañeros de infortunio rajoyista como Lourdes Méndez, hoy candidata por Vox al Congreso en Murcia. Ahora explica en Actuall los motivos que le han llevado a volver al Partido Popular y cómo encaja que Pablo Casado haya descartado incluir una promesa de reforma de la ley del aborto en el programa electoral de cara a las elecciones generales del próximo 28 de abril.

¿Qué le ha hecho volver al Partido Popular como candidato al Senado? Cuando se marchó dijo que la decisión fue “muy difícil y muy meditada”…

Muchas han sido las cosas que me han hecho volver a lo que considero la casa común del centro derecha. La primera y principal, el nuevo presidente del partido, Pablo Casado, en quien confío y con el que comparto, principios, valores y objetivos políticos. La situación actual de España, económica y territorial, requiere tener un centro derecha unido y fuerte.

Entonces, también criticó el hecho de que en el XVIII Congreso Nacional se impidiera votar una enmienda que pretendía clarificar si el PP defiende o no el derecho a la vida desde la concepción hasta la muerte natural. Uno de los encargados de impedirlo fue Teodoro Gacía Egea. ¿Se siente cómodo sabiendo que es hoy su secretario general?

El que estuviese en una mesa, no quiere decir que que fuese el encargado. Conozco a Teodoro. Siempre ha defendido la vida y ha considerado el aborto como un fracaso de esta sociedad. He coincidido con él 4 años en el Congreso; he tenido la suerte de trabajar con él en la Ley General de Telecomunicaciones. Además de una persona muy trabajadora, tengo que decir que es una persona realmente comprometida con el derecho a la vida y con el apoyo a la maternidad. Sólo hay que escuchar sus declaraciones en medios e igualmente sé que colabora con Red Madre en Murcia, por ejemplo. Es decir, defiende la vida no sólo con palabras, sino también con hechos.

“El simple hecho que Casado cuente conmigo para su equipo y, conociéndole, me hace tener la certeza de que este PP sí defenderá la vida”

Pablo Casado ha ha sido algo ambiguo respecto a su compromiso provida ¿Puede explicar cuál es la postura oficial del partido al respecto hoy?

Conozco muy bien Provida, o Red Madre por ejemplo y la labor que realizan ayudando a las mujeres embarazadas con recursos económicos y psicológicos, consiguiendo evitar en los últimos años que 80.000 de estas mujeres abortasen. Es por ello que considero que es necesario sacar un plan de apoyo a la maternidad que apoye a las madres embarazadas. El aborto es algo retrógrado y un verdadero drama. Creo que lo realmente progresista es la defensa de la vida.

Pablo sabe cómo pienso y cómo he actuado cuando he tenido la oportunidad, votando en contra del partido por no defender este la vida del ser más indefenso, del niño por nacer. El simple hecho que cuente conmigo para su equipo y, conociéndole, me hace tener la certeza de que este PP sí defenderá la vida, de que éste es el genuino PP donde sí tenemos cabida los que defendemos el principal de nuestros derechos sin el cual no hay otro, y los que defendemos el apoyo a la mujer embarazada.

Usted fue uno de los parlamentarios defenestrados por el Partido Popular por defender una reforma en profundidad de la ley del aborto para dar cumplimiento al compromiso electoral de 2011. Hace tres años, sobre esta cuestión aseguró a Actuall que se sentía “decepcionado”. ¿Ya no lo está? ¿Confía en que el partido ha cambiado de verdad?

Efectivamente, fue una enorme decepción a nivel personal y político. Ahora estoy ilusionado con este nuevo PP, con este PP de Pablo Casado. Confío en él.

“La victoria de Pablo Casado, con un discurso alineado con el de Avanza, nos hizo tomar un período de reflexión y finalmente pararlo”

En otra entrevista concedida a Actuall hace justo tres años, aseguró que “Rajoy es un grandísimo activo para este partido”. ¿Sigue opinando lo mismo?

Todos somos humanos, todos tenemos aciertos y errores. Rajoy y el PP hicieron, hicimos, cosas bien, como sacar a España de la gravísima crisis económica en la que estaba inmerso y empezar a crear empleo.

¿Qué opina de Lourdes Méndez, que también vivió esta marginación por parte del partido haya decidido presentarse por Vox? 

Lourdes es una gran amiga y una gran persona. Me parece perfecto que cada vez seamos más las personas que estamos en política que defendemos los derechos humanos, la libertad, la vida, la familia. El domingo 24 he estado con ella en la Marcha por la vida en Madrid y me ha encantado ver allí a tantos políticos del PP, como en las de hace años: Mari Mar Blanco, Silvia Valmaña, el médico Antonio Román, un referente político defensor de los derechos humanos y la libertad como Luis Peral, el joven presidente de nuevas generaciones de Palencia Rodrigo Mediavilla, José Ramón Hernández, el propio Teodoro García Egea, David Pérez… E igualmente, me ha encantado ver a tantísima gente joven.

Tras su salida del PP, se unió al partido Avanza, del que llegó a ser su secretario general. ¿Por qué  cree que no cuajó esa iniciativa? 

Cuando se creó Avanza, el centro derecha estaba sin rumbo, era necesario que ciertas ideas y valores se recuperaran en política. La victoria de Pablo Casado, con un discurso alineado con el de Avanza, nos hizo tomar un período de reflexión y finalmente pararlo. No es que el partido no cuajara, teníamos gente muy potente y se trabajó mucho y bien. Pero nuestro afán no era personalista, sino de defensa de unas ideas. Confiamos en Pablo Casado. Y apostamos por ser generosos por un bien mayor, no dividir el voto.

En www.proyectoavanza.es están las 2 notas tras las victoria de Pablo Casado.

El aborto es un drama al que hay que dar una respuesta venga o no del Código Penal

¿Cómo valora que no se incluya una reforma de la ley del aborto en el programa electoral?

Nosotros creemos que hay que apostar por la cultura de la vida y consideramos un drama que en España haya más de 100.000 abortos al año. Un drama al que hay que dar una respuesta venga o no del Código Penal.

Por eso queremos que las mujeres que quieran ser madres puedan serlo, sin condicionantes, sin presiones sociales o de su entorno. Por eso nos hemos comprometido a hacer una Ley de Maternidad, para establecer los medios necesarios de carácter social, jurídico, educativo, sanitario o asistencial que permitan que ninguna mujer se quede en situación de desamparo social por estar embarazada.

Defender la vida es lo más progresista y allí donde esté trabajaré por la defensa de la vida, por la defensa del más indefenso.

En definitiva, y como escribía en una artículo en El Mundo hace unos años, me resulta incomprensible en estos tiempos de estar hablando de la necesidad de defender la vida. Creo que ha llegado el momento definitivo para subrayar que el aborto no es una cuestión que se identifique con un pensamiento ideológico determinado: ni hay una posición de izquierdas o de derechas ante este tema ni es un aspecto relacionado con ser conservador o ser progresista (una vez más insisto en que nada puede ser más progresista que la defensa de la vida). No podemos trivializar con un asunto que afecta tan hondamente a los seres humanos. Por eso, su tratamiento responsable y su adecuada resolución nos compete a todos porque incide en la ética y moralidad del conjunto de nuestra sociedad.

¿Cuál va a ser su discurso a los votantes que se han sentido traicionados por el Partido Popular? 

Este reencuentro se produce porque el Partido Popular, que sabe quién soy y lo que pienso, me ha pedido que me sume a un nuevo proyecto político que quiere recuperar todo aquello que se había perdido, sin radicalismos pero con firmeza. Y este retorno del PP, no el mío, es el importante, porque con él, estoy seguro, serán muchos más los que, poco a poco, ganándonos de nuevo su confianza, encontrarán nuevamente en el Partido Popular su mejor representación política.

Volver a trabajar para España como representante de Cantabria en el Senado será para mí, si así lo deciden los votantes, no solo una enorme responsabilidad personal, sino, sobre todo, un motivo de gran esperanza para nuestro país, porque un Partido Popular sólido, centrado y fuerte es la garantía de nuestro mejor futuro.

Un proyecto no es una realidad completa, lo sé; respeto las dudas y las opiniones de todos. Pero precisamente por eso es necesario trabajar para que se haga realidad, si quienes lo impulsan muestran su inequívoca voluntad de llevarlo adelante. Creo en el proyecto político de Pablo Casado, que es el del partido que lo ha elegido; creo que su compromiso personal es profundo y sincero; creo que sus declaraciones públicas responden a una voluntad auténtica, y aunque no será fácil hacerla realidad, quiero ayudar con mi experiencia y con mi trabajo, sumando esfuerzos de cuantos más mejor, porque divididos no lograremos nada que merezca la pena.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Nicolás de Cárdenas fue inoculado por el virus del periodismo de día, en el colegio, donde cada mañana leía en su puerta que “la verdad os hará libres”. Y de noche, devorando los tebeos de Tintín. Ha arribado en su periplo profesional a puertos periodísticos de papel, internet, televisión así como a asociaciones cívicas. Aspira a morir diciendo: "He combatido bien mi combate, he corrido hasta la meta, he mantenido la fe".