La carrera por presentar medidas en el Congreso ha comenzado y Ciudadanos ya ha hecho públicas sus primeras iniciativas parlamentarias entre las que se incluye la formación individualizada para los parados de larga duración, el impulso a la Formación Profesional o una Ley de Segunda Oportunidad.

Sin duda, una de las más sonadas esta legislatura será la relativa a la llamada “violencia machista”, que tan cuestionada ha sido a lo largo de la campaña electoral. En este sentido, la formación de Albert Rivera propone crear un Pacto Nacional, en el que está dispuesto a renunciar a su propuesta electoral de suprimir el agravante que supone una pena mayor para los hombres que maltratan a las mujeres.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Una cuestión por la que Ciudadanos fue ‘linchado’ después de que Marta Rivera de la Cruz, número 3 en la lista por Madrid, defendiera durante la campaña que «es tan grave que un hijo vea cómo su padre mata a su madre que vea cómo su madre mata a su padre», tal y como se proponía en su programa.

La avalancha de críticas fue tal, que el propio Albert Rivera salió al paso para matizar su propia propuesta electoral y asegurar que se trataba de “equiparar las penas de la violencia doméstica por arriba”.

No en vano, y aunque se ocultan los casos de violencia de mujeres sobre hombres, al menos 29 hombres murieron a manos de sus mujeres a lo largo de 2015.

“Debatir propuestas y renunciar a cosas”

A pesar del debate que se generó días antes de las elecciones, el presidente de Ciudadanos no apoyó este jueves en el Parlamento “acabar con la asimetría penal por cuestiones de sexo” en la violencia doméstica como una de sus líneas rojas.

Para alcanzar este pacto, que también ha pedido el nuevo presidente de la Cámara Baja, Patxi López, Rivera aseguró que habrá que debatir todas las propuestas y renunciar a cosas.

«Cada uno llevará su programa electoral, pero cuando hay pacto significa, pretensión, diálogo y cesión. Insisto en que lo importante del pacto es que sea cual sea la mayoría estemos de acuerdo», apuntó al ser preguntado sobre si pondría sobre la mesa como condición el suprimir la pena agravada para los hombres. «No he venido a poner líneas rojas sobre la mesa, es un mal funcionamiento para llegar a acuerdos».

«Necesitamos una lucha integral y transversal contra la violencia de género y eso implica más recursos para la Justicia, soluciones habitacionales para las mujeres que quieren denunciar malos tratos, implica medidas de control a los maltratadores, medidas y protección en el ámbito judicial…», enumeró.

Comentarios

Comentarios