La número dos de la CUP en el Parlamento de Cataluña, Anna Gabriel durante un acto en Manresa / EFE
La número dos de la CUP en el Parlamento de Cataluña, Anna Gabriel durante un acto en Manresa / EFE

La extrema izquierda ha tenido tradicionalmente a la familia como objetivo a destruir. Lo ha hecho mediante una ingeniería social que se ha traducido en leyes que pretenden desnaturalizar a esta institución.

Sin embargo, la ley del del divorcio, el aborto o el matrimonio homosexual no es suficiente. Así lo atestigua la dirigente de la CUP, Anna Gabriel, que ve el problema en el concepto de familia en sí. Hay que eliminarla.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

En una entrevista en Catalunya Radio, la dirigente independentista catalana apuesta por tener en hijos en “tribu” y que sea ésta la que críe y eduque a los ninos. “Si pudiera formar parte de un grupo que decide tener hijos en común y en colectivo me satisfaría la idea”, afirma la diputada antisistema.

Para ella el concepto de familia es nocivo puesto que todos aquellos que deciden tener hijos precisamente “en familia” tienden a convertirse en “más conservadores”, algo que repercutiría en los hijos y en su educación.

“Aunque tú quieras lo mejor para ellos, se entra en una lógica perversa”, afirma Anna Gabriel, que además no tiene en problema en asegurar que la idea de una familia convencional “es pobre” y “enriquece muy poco”. De este modo, la representante de la CUP contradice a millones de españoles, entre ellos los catalanes, consideran que la familia es la institución más importante.

Gabriel: «La idea es que tú eduques en la tribu» porque no hay «sentimiento de pertenencia» sino que son «hijos e hijas que has tenido y parido tú con los demás»

Gabriel insiste en su teoría y añade: “La idea es que tú eduques en la tribu” puesto que de esta manera no existe “sentimiento de pertenencia” de un hijo sino que son “hijos e hijas que has tenido y parido tú con los demás”.

La política catalana intenta justificar sus palabras afirmando que en “otras muchas culturas” se crían los hijos en grupo ya que, a su juicio, los conceptos de maternidad y paternidad “no están individualizados” como en Occidente. “No se centran en un núcleo pequeño como una familia nuclear”, insiste.

Anna Gabriel, la nueva estrella del independentismo catalán

La diputada de la CUP se ha convertido en una de las grandes figuras del separatismo catalán más extremista. Con su estética al estilo proetarra esta educadora social se ha convertido ya en uno de los símbolos de la extrema izquierda.

Como no podía ser de otra forma, Anna Gabriel hizo una firme defensa del etarra Arnaldo Otegi en un pleno del Parlamento catalán y ante las críticas recibidas del PP no dudó en llamar “subnormal” al diputado popular que le había afeado su alegato a favor del líder batasuno. Incluso, la catalana acudió a la prisión de Logroño para recibir a Otegi en su salida de la cárcel.

Además de proetarra, Anna Gabriel es una chavista convencida. De hecho, en 2014 viajó a Venezuela junto a otros líderes de la extrema izquierda española en un avion fletado por el Gobierno de Maduro para participar en un acto organizado por el régimen venezolano.

“La CUP apuesta por determinadas relaciones internacionales y su mirada al sur, a los países bolivarianos y con tradición revolucionaria y de izquierdas”, así de fácil justificó este viaje Gabriel ante los medios.

Comentarios

Comentarios

Nacido en Madrid pero natural de Ocaña se licenció en Periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Sus primeras incursiones periodísticas las hizo en la prensa local y regional, hasta que llegó a la Agencia EFE. Poco después inició una nueva aventura en Libertad Digital, diario en el que aterrizó en 2008 y del que fue redactor jefe y responsable de la información religiosa. Es articulista habitual de Religión en Libertad y ha colaborado en otros medios escritos como Revista Misión o El Medio y audiovisuales como esRadio e IntereconomíaTV.