La custodia compartida efectiva es una reivindicación desde hace años /Archivo
La custodia compartida efectiva es una reivindicación desde hace años / Archivo

Una juez del municipio madrileño de Alcorcón ha dictaminado que durante la aplicación del estado de alarma a causa de la pandemia de coronavirus «no es posible el traslado» de progenitores separados para ejercer el régimen de visitas, ya que no se ha incluido este supuesto en el decreto aprobado por el Gobierno el pasado sábado.

«Se considera innecesario efectuar pronunciamiento alguno en relación con la suspensión del régimen de visitas, habida cuenta de que durante el periodo de vigencia del estado de alarma no es posible el traslado por el progenitor paterno al domicilio del menor para el ejercicio del régimen de visitas al no hallarse incluido en ninguno de los supuestos previstos», subraya la titular del Juzgado de Primera Instancia de Alcorcón, en un auto fechado el lunes, 16 de marzo, y al que ha tenido acceso Europa Press.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

La declaración del estado de alarma en España, sólo dos días antes de esta resolución, está haciendo surgir numerosas dudas en distintos sectores acerca de su aplicación concreta en el día a día.

Es el caso de los padres separados y de cómo gestionar el régimen de visitas dada la obligación de permanecer en los hogares el mayor tiempo posible y salvo causa de fuerza mayor, lo que ha llevado a algunos a acudir a los despachos de abogados o incluso a los tribunales para saber a qué atenerse.

El jueves es el día del padre

Según fuentes jurídicas consultadas por Europa Press, de momento los jueces no han tenido que pronunciarse sobre muchos casos al respecto debido al corto espacio de tiempo que ha pasado desde la entrada en vigor del estado de alarma, pero la redacción del decreto ya genera dudas a algunos padres separados con régimen de visitas, que se están poniendo en contacto con despachos de abogados para consultar, sobre todo teniendo en cuenta que el próximo jueves es San José, Día del Padre.

El decreto del estado de alarma, tal y como está redactado, «no ampara los incumplimientos del régimen de visitas» según la asociación Española de Abogados de Familia

En el decreto del estado de alarma aprobado el sábado se establece que durante la vigencia del mismo «las personas únicamente podrán circular por las vías de uso público» para la realización de determinadas actividades, una de las cuales es «asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables».

Esta redacción es la que ha llevado a la juez de Alcorcón a interpretar que «no es posible» que uno de los progenitores se traslade para cumplir con el régimen de visitas. Sin embargo, la Asociación Española de Abogados de Familia (AEAFA) no está de acuerdo, y así lo deja claro en su página web, donde responden a «cómo deben actuar madres y padres divorciados ante el coronavirus».

«Avalanchas de consultas»

Según la AEAFA, el decreto del estado de alarma, tal y como está redactado, «no ampara los incumplimientos del régimen de visitas», ya que, en su opinión, «contempla la necesidad de un progenitor de tener que circular por la vía pública para recoger a un menor y entregarlo después de terminar las visitas».

Ante la «avalancha de consultas» recibidas por la asociación, ésta también recuerda que «los servicios públicos de transportes funcionan con normalidad y se guardan las medidas de seguridad sanitarias», de modo que «el traslado de los menores no supone ningún riesgo».

«Queda claro que ni la vigencia y desarrollo de los sistemas de custodias compartidas, ni el régimen de visitas se ven afectados por las limitaciones de circulación en vigor, debiendo estar, en principio, a lo decretado y establecido en todas las resoluciones judiciales, en sentencias y/o autos de medidas provisionales para el cumplimiento del reparto de los tiempos con los/as menores», insiste la AEAFA.

Asociación Europea de Abogados de Familia: «Esta situación está perjudicando gravemente a los menores y a los progenitores no custodios»

En todo caso, pide a los progenitores «sentido común» y que traten de llegar a «acuerdos» en «beneficio de la sociedad y los menores», sobre todo para «evitar la judicialización de esta situación debido a la falta de medios» en la justicia a causa de la pandemia. Además, llama a aplicar «la lógica, la sensatez y la prudencia» para «evitar riesgos innecesarios» y situaciones en los que la salida de los menores del domicilio habitual no sea lo más beneficioso para ellos dada la actual coyuntura.

La Asociación Europea de Abogados de Familia ha constatado cómo la pandemia internacional del COVID-19 y las medidas tomadas para su gestión están teniendo especial afectación en las parejas separadas con hijos menores debido al cierre de colegios y centros educativos, de los puntos de encuentro y finalmente la declaración el estado de alarma «han venido a entorpecer el cumplimiento de los regímenes de visitas fijados judicialmente».

Excusas de los padres custodios

Esta asociación de juristas especializados en Derecho de Familia señala que «muchos progenitores custodios han decidido suspender las visitas con varias disculpas» referidas precisamente al cierre de los centros escolares y los puntos de encuentro y las limitaciones de la libertad de circulación debido al estado de alarma.

Sin embargo, desde la Asociación de Abogados de Familia recuerdan que ambos comportamientos son abusivos y contrarios a derecho, por lo que pueden solucionarse a corto plazo, bien por la vía del artículo 158 del Código Civil, bien, a mayor plazo, por la vía de solicitar el cambio de custodia por el grave e incorrecto ejercicio de la misma por el progenitor custodia actual.

Para aclarar qué hacer en la actual situación, la Asociación Europea de Abogados de Familia recuerda que «las sentencias deben cumplirse en sus propios términos», ya que si no fuera así, las sentencias «solo serían meras declaraciones de intenciones».

La Asociación Europea de Abogados de Familia recuerda que en el ordenamiento jurídico español está vigente el principio de obligatoriedad según el cual, tal y como recoge el artículo 1089 del Código Civil, «las obligaciones nacen tanto de la ley (y de las Sentencias) como de los actos u omisiones de los sujetos de derecho» de tal manera que obligan «no solo a lo dispuesto expresamente, sino también a aquello que sea conforme a la buena fe, al uso y a la ley (Art. 1258 ,Código Civil)».

Libertad de circulación y estado de alarma

En relación al Real Decreto Ley 7/2020 que decreta el estado de alarma, la Asociación Europea de Abogados Cristianos subraya que existen excepciones a las restricciones a la libertad de movimientos y que, lejos de impedir los necesarios para cumplir con el régimen de visitas, los apoya expresamente al incluir la asistencia a los «menores» en su apartado 1e):

1. Durante la vigencia del estado de alarma las personas únicamente podrán circular por las vías de uso público para la realización de las siguientes actividades: e) Asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables.

«Así pues, no es cierto que el Real Decreto impida los desplazamientos para cumplir con los regímenes de visitas, pues lo permite expresamente. Y, es más, siendo una norma limitativa de derechos, siempre debe ser interpretada de la manera menos restrictiva para el ejercicio de los derechos civiles».

¿Qué hacer si el progenitor custodio impide las visitas?

La Asociación Europea de Abogados de Familia recomienda tomar una serie de medidas si el progenitor custodio se excusa en el estado de alarma para incumplir el régimen de visitas:

1.- Enviar, por cualquier medio fehaciente en derecho (WhatsApp, correo electrónico, burofax con acuse de recibo y certificación de contenido, etc.) un escrito comunicando que no se aplica la limitación de la libre circulación de personas para el cumplimiento del régimen de contactos parentofiliales; y que el cierre de colegios, puntos de encuentros o cualquier otro sitio donde deban realizarse las entregas no impide el régimen de visitas, debiendo sustituirse aquellos lugares por el sustitutivo más adecuado a la situación (el domicilio del custodio, el cuartel de la guardia civil o comisaría más cercana, la puerta del juzgado de guardia, o un centro comercial abierto al público).

2.- Si no existe una contestación posible, lo más rápido será contactar con su abogado bien para que presente una ejecución de Sentencia urgente, bien para que presente un 158 “inaudita parte”.

3.- Si el Juzgado tarda en resolver, en cuanto se vuelva a la normalidad deberá solicitarse judicialmente el recuperar los días perdidos y estudiar la posibilidad de solicitar un cambio de medidas ante la mala fe del progenitor custodio.

Posibilidad del cambio de custodio

Los expertos concluyen que «es precisamente en los momentos de crisis como el actual en los que se puede apreciar en su auténtica dimensión la capacidad de cada progenitor para facilitar el contacto de los menores con el otro. En tiempos normales, el progenitor custodio se limita a facilitar los contactos con el otro progenitor porque una Sentencia le obliga. Sin embargo, en situación con la actual se puede comprobar si en el fondo el progenitor custodio no está dispuesto a alentar estos contactos, pues acudirá a las vías posibles para evitar el cumplimiento de la Sentencia».

En este sentido, en casos de incumplimiento, «se abre la posibilidad del cambio de custodio, pues quizá la labor más importante del progenitor custodia sea siempre la de facilitar el contacto de los menores con el no custodio, pues de no hacerlo pone en grave riesgo el desarrollo afectivo y emocional de sus hijos».

Por tanto, «si mientras dure esta situación el progenitor custodio intenta ampararse en la excepcionalidad de la misma para impedir el contacto habrá puesto de manifiesto que no reúne las condiciones para conservar su custodia».

Comentarios

Comentarios