Un grupo de jóvenes radicales LGTBI, embozados, han tratado de impedir porla fuerza la celebración del congreso #GenderAndSex. /Actuall
Un grupo de jóvenes radicales LGTBI, embozados, han tratado de impedir porla fuerza la celebración del congreso #GenderAndSex. /Actuall

Cuando aún no habían llegado los asistentes al recinto donde se desarrolla este viernes el I Congreso Internacional LGTBI organizado por HazteOir.org y CitizenGO, una docena de jóvenes con banderas trans y LGTBI, bloquearon la entrada para impedir por la fuerza la libertad de expresión de los ponentes y organizadores.

Colocados como en la mejor tradición de los revolucionarios callejeros, han formado una barricada humana al grito  de ‘No pasarán’ con la que, a base de violencia, han impedido durante unos minutos el normal desarrollo de la llegada de los más de 250 inscritos del Congreso.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

La intervención de la seguridad privada contratada por los organizadores tras las peticiones de boicot realizadas por entidades como el Observatorio contra la LGTBIfobia y la llegada de media docena de miembros de la Policía Nacional, han solventado la situación tras un cuarto de hora de forcejeos, en los que algunos agentes privados fueron agredidos con patadas y puñetazos.

Dos de los radicales violentos han sido detenidos en el curso del dispositivo para preservar los derechos fundamentales de los organizadores del Congreso, sus ponentes y sus asistentes.

Una vez retirados de la entrada al Congreso, los alborotadores han sido identificados por la Policía que ha procedido a revisar todos los enseres que portaban, entre los que han encontrado una piedra del tamaño de una mano, que por fortuna no han tenido oportunidad de utilizar como arma arrojadiza contra ninguno de los asistentes.

Finalmente, el congreso ha sido inaugurado por el presidente de HazteOir.org y CitizenGO, Ignacio Arsuaga, que ha instado a seguir perseverando en la defensa de las libertades a pesar de los intentos de censura, las amenazas y las agresiones personales que se han sucedido contra esta asociación desde que lanzara su campaña de información sobre el carácter totalitario de las leyes LGTBI.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Nicolás de Cárdenas fue inoculado por el virus del periodismo de día, en el colegio, donde cada mañana leía en su puerta que “la verdad os hará libres”. Y de noche, devorando los tebeos de Tintín. Ha arribado en su periplo profesional a puertos periodísticos de papel, internet, televisión así como a asociaciones cívicas. Aspira a morir diciendo: "He combatido bien mi combate, he corrido hasta la meta, he mantenido la fe".