Ban Kin-Moon, secretario general de la ONU /ONU
Ban Kin-Moon, secretario general de la ONU /ONU

Los países africanos no lograron suspender el trabajo del primer experto independiente de la ONU para la violencia y discriminación basada en la Orientación Sexual y la Identidad de Género, una especia de ‘gestapo gay’ creada para vigilar qué países cumplen con los preceptos del lobby LGTBI.

Este grupo regional había propuesto en un comité de la Asamblea General una resolución para paralizar el mandato del experto, después de que en septiembre el Consejo de Derechos Humanos de la ONU eligiese al tailandés Vitit Muntarbhorn para ese cargo de nueva creación.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

El objetivo, según las naciones africanas, era dar tiempo para que los países pudiesen discutir la base legal sobre la que debe trabajar Muntarbhorn, pues rechazan el uso de nociones como «orientación sexual» o «identidad de género».

Su movimiento, sin embargo, se vio frenado por Latinoamérica, que, con el apoyo de Europa y otros países, impulsó una enmienda para contrarrestarlo.

La enmienda salió adelante con 84 votos a favor, 77 en contra y 17 abstenciones y permitirá que el experto independiente continúe con su labor tal y como le había encomendado el Consejo de Derechos Humanos.

La creación del cargo había dividido ya a la comunidad internacional, pues multitud de países, entre ellos Rusia, se mostraron en contra

En Ginebra, donde tiene sede ese órgano, la creación del cargo había dividido ya a la comunidad internacional, pues multitud de países, entre ellos Rusia, se mostraron en contra y advirtieron de que no colaborarán con el experto.

El cargo se puso en marcha este año tras superar la férrea oposición de más de un centenar de Estados miembros.

En la votación, la fractura volvió a hacerse evidente con el voto en contra de la enmienda latinoamericana por parte de los países africanos, árabes, varios asiáticos y potencias como China y Rusia.

Cuando presentaron su iniciativa, los países africanos se declararon «muy preocupados por los intentos de introducir nuevas nociones y conceptos que no están acordados internacionalmente» dentro del trabajo de supervisión de los derechos humanos que lleva a cabo la ONU.

«Estamos alarmados porque el Consejo está entrando en asuntos que corresponden esencialmente a la jurisdicción de los Estados», dijo en nombre del bloque el embajador de Botsuana, Charles Ntwaagae.

Un comité de la ONU expresa su preocupación

Un comité de especialistas en Derechos Humanos de Naciones Unidas ha expresado este lunes su preocupación por el intento de varios países africanos de bloquear de forma retroactiva la creación dela ‘gestapo gay’.

El Comité de Coordinación sobre Procedimientos Especiales ha subrayado que «este intento mina la credibilidad y la autoridad del Consejo de Derechos Humanos, debilitando el sistema de Derechos Humanos en su conjunto».

«Este intento sin precedentes no sólo afecta al mandato del experto independiente, sino también los procedimientos especiales, que son el mayor organismos de expertos en Derechos Humanos en el sistema de la ONU», ha agregado.

El Consejo de Derechos Humanos concedió en septiembre a Vitit Muntarbhorn, de nacionalidad tailandesa, un mandato de tres años para investigar los abusos contra lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e interexuales. La homosexualidad sigue siendo motivo de sanción penal en al menos 73 países, según la ONU.

Los países africanos impulsaron una resolución ante la tercera comisión de la Asamblea General para poner en cuestión la legalidad de la creación de este puesto.

Rusia y Egipto, en nombre de la Organización para la Cooperación Islámica, advirtieron de que ni reconocerían el trabajo del relator ni colaborarían con él.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Sueño con aportar mi granito de arena para cambiar el mundo. Tal vez el periodismo no sea el mejor camino para ello pero es lo que mejor se me da.