El próximo sábado 21 de septiembre tendrán lugar, en el Parque de Atracciones de Madrid,  una serie de actos apologéticos del movimiento LGTB. La jornada, apoyada necesariamente por el consistorio municipal, ha sido ratificada por el alcalde popular José Luis Martínez – Almeida, que mantiene la publicación del convenio suscrito con JN Global en la página web oficial del Ayuntamiento de Madrid.

Según el propio ayuntamiento, el convenio facilitará «descuentos extraordinarios en las entradas para fomentar la afluencia del mayor número posible de visitantes al evento». A falta de 48 horas para la apertura del parque, el alcalde de Madrid suscribe el acuerdo que permitirá a las organizaciones convocantes, “integrar en la diversidad familiar a los participantes” más jóvenes, “educándoles en la pluralidad sexual” a través de la diversión.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

En la publicación oficial del ayuntamiento, la portavocía de Almeida se congratula del éxito de anteriores ediciones celebradas en parques temáticos orientados al público infantil, como Walt Disney, en las que el exhibicionismo, excesos y provocaciones rozaron la ilegalidad.

Más allá del soporte institucional a la iniciativa partidista del colectivo, resulta especialmente significativa, la subvención a la causa LGTB garantizada a través de descuentos superiores a un 50% del precio habitual de la entrada. El objetivo, tal y como reconoce el propio ayuntamiento, es atraer la presencia de público de todas las edades y visibilizar las particularidades de la comunidad LGTB, para favorecer su normalización. 

Los asistentes podrán disfrutar de un auténtico orgasmo libertario, en el que las banderas arco iris pondrán el colorido de una fiesta al servicio del progresismo.  De hecho, al igual que sucede en otros eventos convocados bajo el leitmotiv de la diversidad sexual, resulta absolutamente desaconsejable acudir a la fiesta ataviado de otros colores que puedan relaciones con ideologías contrarias a las de las organizaciones convocantes del acto lúdico. 

Las autoridades municipales no se han pronunciado todavía acerca  de los desórdenes que pudieran producirse, especialmente en un ambiente propicio a la asistencia de menores, como es un parque de atracciones.  Durante el pasado mes de julio la delegación de ciudadanos en la fiesta del orgullo gay, en Madrid, denunció haber sufrido agresiones y presentaron documentación fotográfica de las botellas y piedras supuéstamente lanzadas contra ellos. 

Comentarios

Comentarios