Un grupo de niños en el colegio/EFE.

La vuelta al colegio de los niños se convierte para muchas familias en una auténtica pesadilla. Todo se resume en gastos y más gastos.

De hecho, para el 56% de las familias los gastos para el regreso a la actividad escolar oscila entre los 100 y 300 euros por hijo. Lo que implica también que las familias numerosas lo notarán aún más en sus bolsillos. Mientras que el 36% afirma invertir entre 200 y 300 euros por niño, frente al 28% del total de encuestados.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Todos estos datos se desprenden del ‘Informe Vuelta al Cole 2018’, realizado por Privalia a una base de más de 2000 usuarios online con hijos donde se pone de manifiesto, además, que casi el 40% de las familias asume este desembolso como el principal reto al que se tienen que enfrentar a la vuelta de vacaciones. 

Los libros de texto se llevan más presupuesto

Por otro lado, son los libros de texto los que suponen el 50% del presupuesto de la ‘vuelta al cole’, seguido por la ropa y uniformes (32%) y, por último, el material escolar (14%). Aunque estos gastos cambian según el grado educativo de los niños de la familia. Por ejemplo, en el caso de los padres con niños en la guardería, su principal gasto se centra en ropa y uniformes un 85%, frente al 32% de la media.

Respecto a las opciones de ahorro, las familias recurren a las ofertas especiales (68%) y la reutilización de la ropa o material escolar (48%). En el caso de aquellas con tres o más hijos, confían más que la media en las ofertas especiales (93%) y en reutilización de la ropa (64%). Sin embargo, las ofertas y la compra anticipada son las opciones que más ayudan a los padres con hijos en guardería (62% y 39%, respectivamente) y en preescolar (77% y 35%).

El uniforme divide a las familias

Por otra parte, en el estudio de Privalia se muestra la división de las familias en cuanto a los uniformes. Así el 53% de los padres se posiciona a favor de su uso, considerando el uniforme como más cómodo para la logística del día a día, frente al 47% que dicen que no. 

Eso sí los porcentajes varían según el nivel educativo de los niños. Los padres prefieren que se usen cuando son pequeños, pero no cuando ya pasan a la ESO. Es decir, en las familias con hijos en la guardería, preescolar y primaria, lo apoyan un 60%. Sin embargo, a partir de la ESO la mayoría se posiciona en contra del uniforme (67%).

Aumentan las compras por internet

Otro dato revelador es que tres de cada cinco núcleos familiares realizan las compras con un mes o más de antelación. Respecto al lugar donde comprar las cosas, el 56% de las familias encuestadas lo tiene claro: los outlets online.

De hecho, Privalia ha detectado un crecimiento de casi el 30% frente a la campaña anterior. Le siguen los grandes almacenes (41%) y los marketplaces digitales (35%), excepto en el caso de las familias numerosas, que son las que más apuestan por lo online.

También le puede interesar

Así puede ahorrar una familia española hasta 350 euros en la vuelta al cole

Comentarios

Comentarios