Isabel Díaz Ayuso, líder del Partido Popular en la Comunidad de Madrid. /EFE
Isabel Díaz Ayuso, líder del Partido Popular en la Comunidad de Madrid. /EFE

La candidata del Partido Popular a la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha avanzado que si logra ser presidenta tras las elecciones del 26 de mayo de 2019 las familias numerosas de la región solo pagarán el 50 por ciento del tramo autonómico durante los tres primeros años a alcanzar esta condición y en el caso de las de categoría especial (5 hijos o más), directamente no tendrán que pagarlo en ese periodo.

Así lo ha avanzado en declaraciones a la Cadena Cope, recogida por Europa Press, para recalcar que su objetivo es aplicar «importantísimas rebajas fiscales» orientadas a las familias en caso de gobernar la Comunidad de Madrid.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Tras recordar otras propuestas, como el transporte gratuito para mayores de 65 años y la construcción de 25.000 viviendas en alquiler para jóvenes, Ayuso ha enfatizado que va a premiar también a aquellas personas que «ponen en juego su patrimonio» y sacan una vivienda para arrendarla en el mercado. Para ello, va a destinar deducciones fiscales.

A su vez, quiere que las personas con hijos que compran una nueva vivienda puedan deducirse un 10 por ciento del precio del piso, unido a otras iniciativas como tarifas planas a autónomos y mantener la senda de impuestos bajos en la Comunidad de Madrid. En este sentido, va a extender la bonificación del impuesto de sucesiones también a los hijos en acogida.

Sobre la situación del PP tras las elecciones generales de abril, Ayuso ha recalcado que ella sigue adelante con su campaña para las autonómicas y «siempre ha apelado a todos los que están a la derecha del PSOE, a todos los que se sienten representados en la casa común del PP» para las distintas sensibilidades del centro derecha.

«Madrid no se puede frenar y España no puede convertirse en un mapa rojo», ha enfatizado para reprochar que la izquierda, cuando ha gobernado, ha dejado el paro «desbocado». En consecuencia, ha asegurado que Madrid tiene que «seguir siendo el contrapeso de la izquierda».

Comentarios

Comentarios