El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha ordenado este miércoles que se suspenda la financiación pública para las películas de temática LGTBI, después de decir la semana pasada que invertir en este tipo de proyectos suponía «tirar el dinero».

   «Soy homófobo, sí, y estoy orgulloso de ello si es para defender a los niños en las escuelas», declaró Bolsonaro durante una entrevista concedida en 2013. Ya en el Gobierno, después de imponerse en las elecciones de 2018, ha mantenido la misma línea conservadora que le granjeó tantos apoyos como críticas.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

El ministro de Ciudadanía, Osmar Terra, ha firmado este miércoles la suspensión de las ayudas valoradas en 70 millones de reales (casi 16 millones de euros) para financiar 80 películas, entre las que figura un apartado LGTBI. La orden estará en vigor 360 días, tiempo en el que el Gobierno aspira a reestructurar el órgano que decide el destino de los fondos públicos.

Entre los proyectos criticados por Bolsonaro está ‘Transversais’, un documental sobre la vida de cinco transexuales en el noreste de Brasil y que había solicitado 400.000 reales (unos 90.000 euros). Su director, Emerson Maranhao, ha descrito como «surrealista» que el presidente criticase su trabajo: «No me lo creo todavía».

«Perjudica a 80 proyectos solo para hacernos daño a nosotros», ha asegurado Maranhao, en una entrevista a la Thomson Reuters Foundation en la que ha calificado de «aterrador» que Bolsonaro haya dado este paso. Los cineastas afectados prevén emprender acciones legales para bloquear la medida.

   Además de ‘Transversais’, Bolsonaro también aludió públicamente a ‘Afronte’, una serie sobre un homosexual negro que reside en Brasilia, y otras dos cintas más. Marcus Azevedo, uno de los directores de ‘Afronte’, se ha mostrado «disgustado» porque Brasil tenga un presidente «dispuesto a censurar proyectos culturales».




Comentarios

Comentarios