La italiana de 42 años, Asia Argento, fue una de las primeras actrices que denunció públicamente al productor Harvey Weinstein, convirtiéndose así en una de las líderes del movimiento #MeToo.

Sin embargo, el guión ha cambiado y mucho. Según el diario The New York Times, Argento llegó a un acuerdo con un actor y músico de rock, Jimmy Bennett, para que no saliera a la luz que abusó sexualmente de él cuando sólo tenía 17 años. El silencio del joven costó a la líder de #MeToo 380.000 dólares. Es decir, 332.982 euros.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Así el diario español El Mundo relata que la agresión ocurrió cuando Argento tenía 37 años y tuvo lugar en un hotel de California, estado que permite mantener relaciones a partir de los 18 años de edad. El joven actor llegó a la habitación acompañado de un familiar, ya que padece un problema de visión que le impide conducir.

Sin embargo, Argento pidió al acompañante que los dejara solos y le dio de beber alcohol. Después le besó, le quitó la ropa y le practicó sexo oral. Finalmente, mantuvieron una relación sexual. Ella, además, pidió que se hicieran algunas fotos que compartió en redes sociales.

Del encuentro, además, existe una prueba gráfica que se envió al periódico neoyorquino. Estos documentos estarían formados también por un selfie de ambos en la cama con fecha del 9 de mayo de 2013.

Happiest day of my life reunion with @jimmymbennett xox

Una publicación compartida de asiaargento (@asiaargento) el


En la imagen que llegó al periódico junto a la documentación anónima, se los ve a ambos con el torso descubierto. Tras el episodio ocurrido, Bennett se sintió «extremadamente confuso, mortificado y disgustado». Pero un mes después, le envió a la líder de #MeTOO un mensaje a través de Twitter con la foto de una pulsera que ella le regaló y que rezaba: «Te echo de menos, mamá».

La vida de Bennett pasaba por un mal momento, ya que se había enfrentado a su madre y a su padrastro en los tribunales, a los que acusaba de haberlo echado de la casa familiar, de haberle robado sus posesiones y de haberse adueñado, a lo largo de los años, de al menos un millón y medio de dólares de sus ahorros. De hecho, el joven actor estaba arruinado y debía dos meses de alquiler.

Según el New York Times, y a pesar de que se desconoce si ambos han hablado desde la firma del acuerdo, Argento le habría dado like en Instagram a una foto del actor.

También le puede interesar

Cruda realidad / Se suicida un director de teatro falsamente acusado en la ‘caza de brujas’ del #MeToo

Comentarios

Comentarios