Una niña tapa la boca a su padre
Una niña tapa la boca a su padre

El gobierno de Ontario ha aprobado uno de los proyectos de ley más restrictivos de su historia gracias a los liberales, el partido del primer ministro canadiense Justin Trudeau. Se trata del Proyecto de Ley 89 que muchos grupos profamilia han calificado como “totalitario”.

Y es que como advierten estos grupos el Proyecto de Ley 89 aumenta el poder del Estado hasta tal punto que podrían incluso apoderarse de los niños cuyas familias se oponen de manera más radical a la agenda del lobby LGBTI y a la ideología de género.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

También permite a las agencias gubernamentales prohibir tanto el acogimiento como la  adopción de niños a las parejas que discrepen de estos programas.

Esta última versión de la ley se añaden la “identidad de género” y la “expresión de género” como factores a tener en cuenta

El Proyecto 89, conocida como Ley de Apoyo a la Infancia, los Jóvenes y las Familias de 2017, deroga y sustituye a la anterior, llamada Ley de Servicios a la Infancia y la Familia que regulaba los servicios de protección de la infancia, la adopción y de cuidados para la crianza.

En esta última versión de la ley se añaden la “identidad de género” y la “expresión de género” como factores a tener en cuenta “en aras al mejor interés del niño.”

Al mismo tiempo, se elimina como factor a tener en cuenta la fe religiosa en la que los padres están criando al niño, y se ordena a  los servicios de protección de la infancia que sólo consideren el propio “credo” del niño o la “religión” cuando evalúen los mejores intereses del menor.

“Con la aprobación de la Ley 89  hemos entrado en una era de poder totalitario por parte del Estado como nunca vimos antes en la historia de Canadá,” afirma Jack Fonseca, estratega político de alto nivel de Campaign Life Coalition (Campaña de la Coalición Vida).

“No se equivoquen, el Proyecto de ley 89 es una grave amenaza para los cristianos y para todas las personas de fe que tienen hijos o que mantienen la esperanza de acrecentar su familia mediante la adopción.”

“Aunque decepcionada como estoy por el resultado, no me sorprende”, comentó Tania Granic Allen, presidenta de Parents As First Educators  (PAFE, Padres Como Primeros educadores). “La gobernadora Kathleen Wynne ha estado persiguiendo durante años a los padres y el Proyecto 89 es su última entrega.”

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau / Wikipedia
El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau / Wikipedia

Únicamente los parlamentarios conservadores presentes en la Cámara durante la votación se opusieron al proyecto, pero fueron claramente insuficientes para frenar el proyecto. De hecho, en un principio muchos pensaron votar a favor o abstenerse, pero los más reacios terminaron por convencer al resto de su oposición.

Este proyecto de ley declara que si un niño sufre o está “en riesgo de sufrir” un daño mental o emocional y sus padres no le proporcionan un “tratamiento o acceso al tratamiento” para evitar dicho daño, el menor está en necesidad de ser protegido por el estado ante la ley.

 

El ministro de la Infancia y la Familia del condado, Michael Coteau, autor de la ley, señaló en declaraciones a QP Briefing que él considera un abuso que los padres cuestionen la identidad de género de los adolescente LGBTQI o que le digan que eso no es normal.

Coteau: “Si hablamos de un abuso, y si está dentro de la ley, se puede retirar la custodia a esos padres del niño y situarlo bajo la protección del estado”

“Yo consideraría una forma de abuso cuando un niño se identifica con un género y un padre le dice que no, que tiene que hacerlo de una manera diferente”, declaró a la prensa.

“Por lo tanto, si hablamos de un abuso, y si está dentro de la ley, se puede retirar la custodia a esos padres del niño y situarlo bajo la protección del estado”.

 

 

También te puede interesar:

‘¿Noruega roba ninos?’, el documental que ahonda en cómo el Estado ‘secuestra’ a miles de ninos

Comentarios

Comentarios

Compartir
Castellano de la Mancha, estudió Letras y Ciencias Políticas, pero se gana la vida como periodista, escritor, gastrónomo y espectador del paisaje y del paisanaje. Colaborador de Actuall.