El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares Llovera.
El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares Llovera.

El cardenal Antonio Cañizares, arzobispo de Valencia (España) apoyó la presentación de la campaña por la educación en libertad titulada #Yoelijo y animó a sumarse porque “hay que defender el derecho a la libertad de enseñanza”, y calificó como “crimen” y la “amenaza más grande en estos momentos”, que es tratar de imponer la ideología de género a través de la enseñanza.

Durante la presentación de la campaña #Yoelijo, el arzobispo de Valencia recordó que en octubre se presentó el manifiesto por la libertad de enseñanza ante “la deriva que va tomando la cuestión de la enseñanza, tanto a nivel nacional como autonómico”.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

El purpurado advierte que la libertad de enseñanza “se ve amenazada por leyes y disposiciones que la conculcan, recortes a universidades estatales”, dificultades múltiples “en la clase de religión, desigualdad de trato a los colegios diocesanos, y la aprobación de una ley liberticida, por parte de las Cortes Valencianas, que impone dictatorialmente la ideología de género en todos los niveles de educación”.

Según recoge la agencia Avan, de la Archidiócesis de Valencia, el arzobispo subrayó que “no podemos tolerar” que se quiera imponer “con penalizaciones terribles” la ideología de género y aseguró que es “preciso movilizarse”.

Imponer una antropología a través de la enseñanza es un crimen, porque realmente vulnera la conciencia en los años más tempranos de la vida y la modela conforme unas convicciones que no son las que ayudan a crecer en humanidad, en verdad, en libertad”, aseguró el Cardenal.

En ese sentido, subrayó que “la amenaza más grande que en estos momentos tiene la humanidad es precisamente la amenaza de la ideología de género y esto es gravísimo, porque conduce al deterioro de nuestra humanidad”.

Por eso, el purpurado aseguró que con la iniciativa #Yoelijo se pretende “defender, sobre todo y ante todo, la libertad”; especialmente el derecho de los padres, constitucionalmente reconocido, “a educar a sus hijos conforme a sus propias convicciones morales y religiosas”.

Un peligro para la familia

“No es la Administración, el Estado, el que decide o concede como gracia esa libertad a los padres porque es un derecho inalienable”, recordó.

El cardenal precisó que “en el ejercicio pleno de la libertad de enseñanza se juega la libertad de la sociedad”, y que los recortes o impedimentos a esta “afectan de manera decisiva a la familia, y la pone en peligro”.

Además el Arzobispo de Valencia precisó que “la enseñanza religiosa ha de verse como ejercicio de la libertad de enseñanza y de la libertad de los padres; no porque haya un acuerdo entre la Santa Sede y el Estado español, ni mucho menos”.

En ese sentido, recordó que el hecho religioso supera los actos de predicación o de culto ya que “repercute en los campos de la educación, de servicio y compromisos sociales, en la cultura” y subrayó que es “fundamental insistir en el valor social y humanizador de la fe”.

De esta manera, el cardenal Cañizares destacó que “promover este derecho a la libertad religiosa es básico para realmente que haya una sociedad auténticamente en paz” .

Recordó que esto el Papa Francisco lo ha pedido en numerosas ocasiones, como en su reciente viaje a los Emiratos Árabes Unidos, donde insistió en la importancia de la “libertad religiosa para que haya paz, para que haya convivencia, una convivencia en libertad”.

Hasta ahora la campaña #Yoelijo cuenta con el apoyo de 730 colegios y más de 150.000 familias de la Comunidad Valenciana.

* Publicado originalmente en ACI Prensa.

Comentarios

Comentarios