En Amazon, puede comprar casi cualquier libro escrito a lo largo de la historia de la humanidad, desde la Biblia hasta el «Mein Kampf » de Adolf Hitler ,o incluso un libro que glorifique la pedofilia. 

Sin embargo, a partir de la semana pasada, no puedes obtener ninguno de los libros del Dr. Joseph Nicolosi Sr. sobre cómo abandonar la homosexualidad, porque Amazon simplemente los prohibió a todos. 

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Desde 1981 hasta su muerte en 2017, mi padre fue la fuerza impulsora detrás de la terapia reparativa. Inventó, refinó y utilizó este innovador método de asesoramiento para ayudar a miles de hombres a superar los efectos del abuso sexual y otros traumas infantiles profundos.

Estos hombres le dijeron a mi padre que sus prácticas científicamente sólidas ayudaron a reorientar su sexualidad, a alejarse de las obsesiones con la pornografía y les ayudaron a reducir sus atracciones no deseadas hacia el mismo sexo. 

Los libros prohibidos por Amazon son la continuación del legado de mi padre y de los cambios que pueden tener lugar a través de sus métodos. Los libros tienen cientos de respaldos, desde lectores típicos hasta presidentes anteriores de la Asociación Americana de Psicología.

Él aconsejó a las familias que estaban luchando para aceptar a sus hijos, y siempre les decía: «Ama a tu hijo, sea cual sea el resultado de la terapia»

En un comentario, que Amazon ahora ha «prohibido», un hombre dijo que el libro «Terapia reparadora de la homosexualidad masculina» salvó su matrimonio.

Por suerte para ese hombre, pudo encontrar ayuda conyugal antes de que Amazon se convirtiera en policía. Ahora, él y muchas otras familias encontrarán menos recursos en línea que nunca, no porque la ciencia exija su eliminación, sino porque la ideología LGTBI ha denunciado a la ciencia sólida.

Mientras que Amazon está prohibiendo los libros y restringiendo la elección entre aquellos con atracciones no deseadas hacia personas del mismo sexo, algunos gobiernos estatales están prohibiendo las prácticas terapéuticas de mi padre.

Pero está claro que ningún funcionario del gobierno que está votando para restringir la elección del cliente sabe realmente lo que implica la terapia reparadora. Y con Amazon prohibiendo sus libros, los activistas LGTBI radicales esperan evitar que incluso más legisladores descubran la verdad.

Al contrario de lo que afirman estos activistas y sus aliados en Amazon, mi padre nunca abogó por la llamada terapia de conversión.

La terapia de conversión es amplia, está mal definida, no tiene un código de ética, no tiene un cuerpo directivo y, por lo general, es practicada por personas sin licencia. Mi padre no tuvo nada que ver con estas o cualquier otra práctica similar, y como terapeuta, condeno incondicionalmente tal concepto.

Lo que mi padre hizo fue usar su entrenamiento psicológico y su cosmovisión judeocristiana para ayudar a los hombres a superar los traumas que ellos, y él, creían que los llevaban a una vida que no reflejaba a los hombres que su creador realmente había diseñado.

Él aconsejó a las familias que estaban luchando para aceptar a sus hijos, y siempre les decía: «Ama a tu hijo, sea cual sea el resultado de la terapia».

La prohibición de esta semana por parte de Amazon y activistas LGTBI radicales revela la hipocresía flagrante de los líderes actuales del movimiento LGTBI: celebran la exploración de todo tipo de sexualidad que puedan imaginar, a menos que la exploración lleve a un individuo a un estilo de vida heterosexual tradicional. Ese tipo de exploración, por supuesto, debe ser prohibido.

Mi esperanza es que haya una protesta suficiente por parte de los consumidores para que Amazon reconsidere su decisión. Si no es así, los libros de mi padre no serán los últimos en ser incluidos en la lista negra.

* Publicado originalmente por Joseph Nicolosi Jr. en The Daily Signal

Comentarios

Comentarios