El uso de bloqueadores de la pubertad para procesos de transexualidad en menores con lleva riesgos.
El uso de bloqueadores de la pubertad para procesos de transexualidad en menores conlleva riesgos.

El Senado de Chile ha aprobado este martes un proyecto de Ley sobre la Identidad de Género, que regula el cambio de nombre y la modificación externa de los órganos sexuales en adultos mayores de edad y de los adolescentes de entre 14 y 18 años.

Los mayores de 18 años que sean solteros podrán solicitar ambas modificaciones con un trámite simple en el Registro Civil, presentando dos testigos. En el caso de los adultos casados, es preceptiva la intervención de los tribunales de familia.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

El concurso de estos tribunales también es obligatorio en el caso de los menores de edad (entre 17 y 14 años), ya sea a través de su representale legal o por sí mismos, si el juez acepta esta posibilidad.

Es decir, se abre la puerta a que un menor sortee la autoridad y patria potestad de sus padres y logre del juez la autorización para el cambio de nombre y la modificación externa de sus órganos sexuales.

Por otro lado, la ley también prevé que la modificación de la identidad en el Registro Civil no obligue a pasar por tratamientos de hormonación cruzada o de cirugías como las de mutilación genital y simulación de los órganos sexuales opuestos.

El proyecto ha sido aprobado por 26 votos frente a 14 y con ninguna abstención. Sin embargo, la votación para aprobar la medida para menores de 14 años ha sido rechazada por falta de votos suficientes, según ha informado el diario chileno ‘La Tercera’.

La votación se ha llevado a cabo en medio de manifestaciones por parte de partidarios y opositores que se encontraban en las tribunas del Senado. El presidente de la Cámara Alta, Carlos Montes, se ha visto obligado a pedir silencio en reiteradas ocasiones, informa Europa Press.

Precisamente, hace pocos días representantes de varias organizaciones provida y profamilia chilenas se reunieron con el Ministro de Justicia para hacerles ver su malestar por el seguidismo del Gobierno a las políticas basadas en la ideología de género impulsadas por su predecesora Bachellet.

Tras la reunión, Gonzalo Contreras, de la organización civil Verdad y Familia, expresó sus temores sobre el continuismo del equipo de Piñera respecto al de Bachellet: «Creo que hemos confirmado lo que temíamos. No obtendremos ayuda del gobierno para enfrentar la ideología de género«. Y no se equivocaba, a juzgar por el resultado de la votación.

Comentarios

Comentarios