La directora ejecutiva del Colegio Americano de Pediatras Michelle Cretella se ha distinguido en los últimos años por elevar una voz rigurosa desde la ciencia en el debate sobre los menores transgénero.

Desde su experiencia científica ha rebatido los argumentos ideológicos que han proliferado en las atalayas mediáticas de todo el mundo, muy en especial en los Estados Unidos, convirtiéndose en objetivo de los partidarios de las teorías de género, el transgenerismo, la hormonación cruzada en menores, etc.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Cretella participó en febrero de 2018 en el I Congreso Internacional sobre Género, Sexo y Educación organizado en Madrid, donde reivindicó que “las escuelas deben evitar la ideología transgénero porque es contraria a la ciencia y perjudicial para todos los niños”.

En esta ocasión, vuelve a Madrid para recibir uno de los premios anuales que concede la asociación HazteOir.org, motivo por el cual conversa de nuevo con Actuall.com.

¿Qué significa para usted recibir uno de los Premios de HazteOir.org?

Me siento sorprendida, pero muy honrada de haber sido seleccionada. Como madre católica y pediatra, no podía ni puedo permanecer en silencio, ya que los niños inocentes son esterilizados y mutilados en nombre de la ciencia.

¿Cuáles son sus criterios para definir el concepto de ‘género’? ¿Cuáles son las razones científicas para clasificar a los humanos en géneros?

Mi criterio es la ciencia. En las ciencias de la vida, el sexo se define por la forma en que un organismo está diseñado para reproducirse. Los seres humanos, como todos los mamíferos, requieren la unión de dos células sexuales, un esperma del macho de la especie y un huevo de la hembra, para crear una descendencia. La realidad de dos células sexuales de dos sistemas reproductivos claramente diferentes significa que el sexo humano es binario por definición; hombre y mujer.

Así como el sexo es binario (masculino o femenino), también el género es binario (masculino o femenino). Los trastornos intersexuales son defectos de nacimiento raros y trágicos, típicamente asociados con una fertilidad reducida; no niegan el binario sexual humano como lo definen las ciencias de la vida. Las personas que se identifican como transgénero siguen siendo hombres o mujeres biológicos.

Clasificar a las personas como hombres o mujeres es importante en medicina porque las enfermedades que afectan a ambos sexos a menudo tienen diferentes frecuencias, presentaciones y respuestas a los tratamientos en hombres y mujeres; por lo tanto, se pueden requerir diferentes enfoques preventivos, diagnósticos y de tratamiento para hombres y mujeres.

«El aumento exponencial en niños y adolescentes que se identifican como algo diferente a su sexo biológico se debe principalmente al adoctrinamiento cultural»

¿Cuáles son los factores que causan la disforia de género en los niños?

Hay muchos factores que pueden contribuir a la disforia de género en niños vulnerables, especialmente teniendo en cuenta el clima actual de adoctrinamiento transgénero. Estos incluyen confusión transitoria, antecedentes de abuso físico, emocional y o sexual, acoso por parte de sus compañeros, depresión y ansiedad severas, otras enfermedades mentales y estar en el espectro del autismo.

 ¿Por qué cree que el número de estos casos aumenta año tras año?

El aumento exponencial en niños y adolescentes que se identifican como algo diferente a su sexo biológico se debe principalmente al adoctrinamiento cultural.

Entonces, ¿la ideología de género abusa de los niños?

Sí. Enseñar a los niños la mentira de que pueden haber nacido en el cuerpo equivocado es abuso psicológico. Enviar a los niños por el camino de los bloqueadores de la pubertad, las hormonas del sexo cruzado y las cirugías mutilantes que resultan en infertilidad permanente y enfermedades graves es criminal.

¿La obligación de tratar a un niño como niña, o viceversa, puede afectar a otros niños?

La obligación de tratar a un niño como una niña o viceversa es la obligación de mentir sobre la realidad a todos los niños. Hace que todos los niños cuestionen el significado físico y la realidad de sus propios cuerpos y hará que muchos cuestionen su propio género cuando de otra manera no lo hubieran hecho.

¿Cree que las leyes actuales protegen a los niños?

 No. Todo lo contrario; Las leyes que consagran las mentiras de la ideología de género causan graves daños como expliqué anteriormente.

¿Diría que la sociedad es consciente de esto?

En general, la mayoría no es consciente, pero eso está cambiando gradualmente. Debemos seguir hablando. ¡No tengamos miedo!

Comentarios

Comentarios