El presidente de HazteOir.org, Ignacio Arsuaga, a las puertas del Ayuntamiento de Valencia/P.G-Actuall

«Respeto para todos, no al bullying» era el mensaje que llevaba el autobús de HazteOir.org en Valencia pero que no todos han compartido. Algunos radicales LGTB lo han debido encontrar ofensivo y han deseado que el bus arda con los miembros de HO dentro, o que la Iglesia y la plataforma se fuesen juntas a lugares indeseables.

Pero la radicalidad de estos activistas fue menor que en otras ocasiones, en especial Sevilla, y por primer vez Arsuaga pudo entregar el manifiesto por la libertad.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

El primer encuentro con los medios de comunicación, antes de entrar a la ciudad, tuvo lugar en una gasolinera a escasos kilómetros del Ayuntamiento, primer destino del día.

Desde ahí, el presidente de HazteOir.org, Ignacio Arsuaga, volvió a lanzar el mensaje de esta campaña, muchas veces silenciado por el ruido externo de las protestas: pedir a los ciudadanos que despierten y hagan ver a los políticos, que sólo piensan en votos, que no quieren que les impongan la ideología de género.

El autobús, con el lema «Respeto para todos. No al bullying», fue custodiado por la Policía Nacional desde el primer, medida tomaba desde que en Sevilla, los radicales fueron más allá de los insultos y las amenazas para romper varias partes del vehículo.

En esta ocasión los ánimos estaban más calmados, una calma que parecía llegar del temor de que la avanzadilla radical, que aparecía cada vez más exaltada según el bus visitaba distintas ciudades, terminase agrediendo a alguien físicamente y los medios se les pusiesen en contra.

Y dicha calma duró hasta que los miembros de HazteOir.org fueron a subirse al #BusDeLaLibertad camino del Ayuntamiento, pues entonces apareció el primer ‘activista’ LGTB amenazando a Arsuaga.

«No pudisteis entrar en Barcelona, ni Pamplona, ni Sevilla, tampoco en Valencia», aseguraba, y reiteraba sin cesar que el autobús sería rechazado por los valencianistas y que nadie quería a HazteOir.org allí, que se largasen.

Mientras el destacado autobús naranja recorría la autopista camino de su destino, un coche pitó y mostró su pulgar en forma de apoyo a HO

La cosa no fue a mayores tras la promesa de reencontrarse en el Ayuntamiento, aunque, casualidades de la vida, mientras el destacado autobús naranja recorría la autopista camino de su destino, un coche pitó y mostró su pulgar en forma de apoyo a HO. No debía de ser valenciano.

La visita de Arsuaga y su equipo a la ciudad mediterránea no es casual pues cabe recordar que este jueves se aprobó la Ley valenciana de transexualidad que ha contado con el apoyo de PSVP, Compromís, Podemos y Ciudadanos y el voto en contra del PP.

Para Arsuaga esta ley, como las otras 10 aprobadas en distintas comunidades autónomas, constituye un «atentado contra un derecho fundamental recogido en la Constitución como es el derecho de libertad de educación».

Asimismo, ha recordado que «la ley que se aprobó se va imponer en todas las escuelas tanto públicas como privadas» lo que implica que «los ninos desde primaria recibirán formación afectivo sexual sin contar con la opinión de los padres».

El bus «no va contra nadie, no habla de los derechos ni orientaciones sexuales de nadie; sólo se centra en la libertad de los padres para elegir la educación para sus hijos», insistió el presidente de la asociación.

Arsuaga: #ElBusDeLaLibertad «no va contra nadie, no habla de los derechos ni orientaciones sexuales de nadie; sólo se centra en la libertad de los padres para elegir la educación para sus hijos»

La llegada al Ayuntamiento estuvo marcada por dos factores: una fuerte presencia de la Policía Nacional que garantizó la seguridad de los miembros de HO en todo momento, y la escasa participación de activistas LGTB, lo que permitió a Arsuaga por primera vez entregar el manifiesto por la libertad en las instituciones públicas. Una hazaña no lograda con anterioridad.

Eso sí, de los pocos radicales que decidieron montar un escrache al presidente de HazteOir.org hubo dos -uno de ellos el mismo que el de la gasolinera- que no cesaron de gritar y acompañar al presidente de la plataforma en ningún momento.

Banalidades como «los valencianos no te queremos», obscenidades desde «vete a lamerte el culo a Cañizares» y amenazas tales como «ese autobús debería arder con vosotros dentro», estos dos personajes cumplieron su papel solo que esta vez lo hicieron en minoría.

Una vez entregado el Manifiesto por la Libertad de expresión en el Ayuntamiento dirigido por Joan Ribó, el autobús se marchó a rodar por las calles de la ciudad mientras que Arsuaga decidió -por la proximidad- ir andando hasta el edificio de las Cortes Valencianas.

Fue curioso observar la avanzadilla por las calles de Valencia mientras propios y ajenos -no hablemos ya de los turistas- miraban desconcertados lo que parecía una manifestación espontánea.

La Prensa encabezaba la marcha con dificultad -lo más probable sea que desconociese el recorrido- mientras intentaba sacar fotos del momento. La Policía escoltaba a Arsuaga y a su equipo con dos filas indias a los laterales, y los escasos activistas LGBT y algún curioso cerraban la formación con sus repetidos gritos contra la transfobia, HO, el fascismo, los provida, la Iglesia, el cardenal Cañizares, la xenofobia y algún teoría más que tuvieron que corregir porque se salieron del tema.

La teniente alcalde, Sandra Gómez, recibe con un "No sois bienvenidos" a los miembros de HO en el Ayuntamiento/Actuall.
La teniente de alcalde, Sandra Gómez, recibe con un «No sois bienvenidos» a los miembros de HO en el Ayuntamiento/Actuall.

Pero el fracaso de estos activistas no fue total, ya que se encuentran bien representados en las instituciones. Nada más llegar a las Cortes los miembros de HO se han encontrado con la teniente de alcalde Sandra Gómez (PSOE) que ha recibido a Arsuaga vociferando «no son bienvenidos».

A lo que Arsuaga ha contestado que son ciudadanos españoles y Valencia es una ciudad acogedora, además de dejar en evidencia que los políticos de la ciudad «no se dedican a servir, sino a perseguir».

Dado el enorme éxito de su presencia en las cortes, el presidente de HazteOir.org también ha hecho entrega del documento al presidente de las Cortes, Enric Morera; a la portavoz PP, Isabel Bonig; a la del PSOE, Manuel Mata; al de Compromís, Francesc Xabier Ferri; de C’s, Alexis Marí; y al de Podemos, José Antonio Montiel, todos ellos muchos más educados.

Varias personas gritaban a las puertas del Ayuntamiento «homófobos» o «el autobús tiene que arder con vosotros dentro»

A partir de aquí, los manifestantes se han dispersado, el autobús continuaba su camino, los miembros de HO se han despedido y la Policía Nacional, impecable en su función, ha podido descansar, que bien merecido se lo tenían.

También te puede interesar:

http://www.actuall.com/criterio/familia/valencia-retrocede-1-siglo-los-derechos-las-personas-disforia-genero-charlotte-goiar/

 

Comentarios

Comentarios