El Observatorio Andaluz LGTBI denuncia a una parroquia por compartir una noticia sobre exhomosexuales.
El Observatorio Andaluz LGTBI denuncia a una parroquia por compartir una noticia sobre exhomosexuales.

El Observatorio Andaluz contra la Homofobia, Bifobia y Transfobia, junto a la organización LGTBI Colega de Almería, ha denunciado a la la parroquia de Nuestra Señora de la Concepción de Adra por supuestamente «fomentar las terapias de reconversión» y compartir contenidos relacionados con el PIN Parental a través de su página de Facebook.

El presidente de Colega Almería, Antoni Ferre asegura que “si entramos en los perfiles de esta parroquia podemos ver enlaces a noticias en las que se habla de como muchas personas LGTBI han llegado a la felicidad y al conocimiento de Dios a través de dejar atrás su orientación sexual”.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Asímismo, Ferre manipula reflexiones del Papa Francisco al asegurar que la parroquia «va en contra de la propia doctrina actual de la Iglesia Católica [sic], cuyo máximo representante ha dejado claro en más de una ocasión que la Iglesia acoge a todos por igual sin depender esto de la identidad de género u orientación de las personas”.

El Catecismo de la Iglesia Católica en sus puntos 2357 y siguientes, asegura, además de que las personas con tendencia homosexual han de ser acogidas con «respeto, compasión y delicadeza», los siguiente:

«La homosexualidad designa las relaciones entre hombres o mujeres que experimentan una atracción sexual, exclusiva o predominante, hacia personas del mismo sexo. Reviste formas muy variadas a través de los siglos y las culturas. Su origen psíquico permanece en gran medida inexplicado. Apoyándose en la Sagrada Escritura que los presenta como depravaciones graves (cf Gn 19, 1-29; Rm 1, 24-27; 1 Co 6, 10; 1 Tm 1, 10), la Tradición ha declarado siempre que ‘los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados‘ (Congregación para la Doctrina de la Fe, Decl. Persona humana, 8). Son contrarios a la ley natural. Cierran el acto sexual al don de la vida. No proceden de una verdadera complementariedad afectiva y sexual. No pueden recibir aprobación en ningún caso».

«Un número apreciable de hombres y mujeres presentan tendencias homosexuales profundamente arraigadas. Esta inclinación, objetivamente desordenada, constituye para la mayoría de ellos una auténtica prueba. Deben ser acogidos con respeto, compasión y delicadeza. Se evitará, respecto a ellos, todo signo de discriminación injusta. Estas personas están llamadas a realizar la voluntad de Dios en su vida, y, si son cristianas, a unir al sacrificio de la cruz del Señor las dificultades que pueden encontrar a causa de su condición».

«Las personas homosexuales están llamadas a la castidad. Mediante virtudes de dominio de sí mismo que eduquen la libertad interior, y a veces mediante el apoyo de una amistad desinteresada, de la oración y la gracia sacramental, pueden y deben acercarse gradual y resueltamente a la perfección cristiana«.

Una noticia sobre exhomosexuales

La publicación que al parecer ha sido el detonante de esta denuncia es la publicación en la página de Facebook de la parroquia el pasado 21 de febrero de una noticia fechada el 24 de mayo de 2019, que, ante la polémica generada, ha sido retirada.

Se trata de un reporte de la página Acontecer Cristiano titulado ‘Ex homosexuales salen a las calles para testificar su libertad en Jesús‘ en el que se da cuenta de la celebración de la llamada ‘Freedom March’ (Marcha de la libertad) en la que participan personas que han dejado atrás en sus vidas las prácticas homosexuales, cuando no también los sentimientos y atracciones hacia personas del mismo sexo.

«Ninguno de nosotros se vio obligado a cambiar; Fue una decisión que tomamos para seguir a Jesús y su amor»

En dicha noticia se refiere el testimonio de un hombre, Luis Javier Ruiz, que sobrevivió al ataque de la discoteca LGTBI ‘Pulse’ en Orlando en 2016, que señala: «Siempre dije que no consiste en cambiar a un gay a heterosexual. Se trata de que un pecador sea salvo».

Del mismo modo, se recoge el testimonio de uno de los responsables de esta iniciativa, Edward Byrd: «Creen que no somos felices, creen que no estamos satisfechos cuando, de hecho, estamos viviendo la mejor fase de nuestras vidas. No estamos diciendo que sea fácil, pero la verdadera alegría, la paz y la libertad que tenemos no es nada comparado con lo que había conocido antes».

«La mayoría de nosotros nunca hemos experimentado la terapia de conversión, nuestras experiencias han sido encuentros con el Espíritu Santo que ha cambiado nuestra vida. Ninguno de nosotros se vio obligado a cambiar; Fue una decisión que tomamos para seguir a Jesús y su amor«, explica Byrl.

PIN Parental y charlas afectivo-sexuales

Por su parte, Natalia Ronco, directora del Observatorio Andaluz contra la Lgtbifobia, ha añadido que “no es solo es este apoyo a las terribles terapias de reconversión lo que vemos cuando entramos en las redes sociales de esta parroquia, sino que además hay otras muchas publicaciones a favor del pin parental y en contra de los talleres educativos sobre diversidad sexual que impartimos, acusándonos de querer adoctrinar a los alumnos, hay un permanente ataque hacia nosotros y hacia la necesaria labor que desarrollamos para acabar con la homofobia que aún hay en nuestra sociedad y que vemos claramente en ejemplos como el que nos ocupa”.

Comentarios

Comentarios